Barrio Tocaimita le gana batalla jurídica a Peñalosa

Cerca de mes y medio estuvo el barrio Tocaimita, de la localidad de Usme, sin agua. El Acueducto y la administración de Enrique Peñalosa decidieron, en un primero momento, recortar la presión del agua que surte a cientos de familias, para después suspender definitivamente el suministro, obligando a la comunidad a desplazarse por varios kilómetros en busca del recurso hídrico para satisfacer sus necesidades básicas. Las familias que componen este barrio son población vulnerable, desplazados por la violencia, madres cabeza de familia, niños y adultos mayores.

Después de varias reuniones, y acompañados por el equipo jurídico del concejal del Polo Democrático, Manuel Sarmiento, la comunidad presentó una tutela solicitando el restablecimiento del líquido vital. El Juzgado 51 Civil Municipal de Bogotá le dio la razón a la comunidad y ordenó al Acueducto el restablecimiento del suministro del agua potable. “Lo que le hizo Enrique Peñalosa a esta comunidad al cortarle el agua por más de un mes fue un crimen. La comunidad se organizó y la justicia les dio la razón, pero fueron muchos los sufrimientos por los que tuvieron atravesar”, señaló el concejal.

Por último, la comunidad anunció que continuarán exigiendo su derecho a una vivienda digna, además de señalar que se encuentran en estado de alerta ante la posibilidad de que la administración distrital ordene el desalojo del barrio en cualquier momento. Ante esta situación, el concejal de oposición señalo: “Como ya es conocido, el alcalde Peñalosa, en una actitud antidemocrática, desaloja ciudadanos de sus viviendas sin garantizar alternativas de vivienda digna en iguales o mejores condiciones, como ordena la ley. La comunidad de Tocaimita seguirá contando con mi respaldo irrestricto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *