Carta de la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud al Concejo de Bogotá sobre la fusión de hospitales en el Distrito Capital

C0OEMqJD

Bogotá, DC, 27 de febrero de 2016

Los y las asistentes al evento “Implicaciones del modelo de salud de Enrique Peñalosa para Bogotá”, convocado por la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud, capítulo Bogotá, queremos expresar a ustedes nuestras consideraciones y exigencias ciudadanas derivadas de este evento y de un largo proceso de discusión y organización en el campo de la salud en los ámbitos local, distrital y nacional.

Consideraciones:

  1. El Proyecto de Acuerdo N° 076 de 2016, “Por el cual se efectúa la reorganización del sector salud de Bogotá, Distrito Capital, se modifica el Acuerdo 257 de 2006 y se expiden otras disposiciones” es una iniciativa que profundiza el modelo de la Ley 100 de 1993 y constituye la continuación de la política de fusión de hospitales que adelantó la primera administración Peñalosa, con la intención de disminuir los costos de funcionamiento más que de facilitar la atención de la población. Es evidente que la mala calidad de la atención depende de la búsqueda de ganancia de las empresas promotoras de salud (EPS) de los dos regímenes y que la crisis de los hospitales se debe más a las deudas de estas empresas que a fallas en su administración.
  1. El Proyecto no exige el pago inmediato de las deudas de las EPS con los 22 Hospitales públicos de Bogotá ni establece mecanismos legales para ello, permitiendo intencionalmente que los mismos sean asfixiados financieramente para facilitar su proceso de privatización.
  2. Las redes de servicios dependen en la actualidad de las EPS de los dos regímenes y no de los mismos hospitales ni de los entes territoriales. Las EPS del Régimen Subsidiado contratan con los hospitales buscando las menores tarifas y las mayores ganancias y, de otra parte, las del Régimen Contributivo no contratan con los hospitales públicos. En estas condiciones, no funcionarán las subredes propuestas ni se justifica la fusión de los hospitales públicos.
  1. La propuesta de fusión de hospitales no sólo retrocede en el esfuerzo de descentralización en la atención de la ciudad sino que, adicionalmente, atenta contra la participación social en salud establecida en el artículo 12 de la Ley Estatutaria en Salud 1751 de 2015, pues además de ser un proyecto elaborado a espaldas de los bogotanos, generará una reducción respecto del número de delegados de los usuarios y pacientes ante las juntas directivas de veintidós 22 representantes a solamente cuatro (4), sin mencionar que los gerentes serán nombrados a voluntad del alcalde Peñalosa durante el proceso de transición.
  1. El proyecto de acuerdo pretende desarrollar en Bogotá la Política de Atención Integral en Salud (PAIS) y el Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS) del gobierno nacional, sin resolver las causas de la crisis del sistema, centradas en la intermediación financiera lucrativa que ejercen las EPS, las cuales se apropian de manera indebida de los recursos públicos de destinación específica para la salud, generando barreras al acceso de los ciudadanos a los servicios y negando o aplazando el pago de las facturas de las instituciones prestadoras.
  1. La red hospitalaria pública es de las comunidades y de la ciudadanía bogotana y no de la Secretaría de Salud o de la Alcaldía Mayor. Por ello, más que fusionar hospitales y eliminar UBAs, UPAs y CAMIs, lo que aumentaría las barreras de acceso a los servicios, es el momento de fortalecer la red pública con más recursos directos, participación y control social y ampliación de la Atención Primaria en Salud en cabeza del Distrito y no de las EPS.

Exigencias ciudadanas:

  1. Retiro inmediato del Proyecto de Acuerdo por parte del Secretario de Salud. En caso de no ser retirado, solicitamos al Concejo el archivo del Proyecto de Acuerdo presentado por el gobierno distrital a esa corporación.
  2. Recuperar el carácter público y descentralizado de la red pública hospitalaria, comenzando por el pago de la deuda acumulada por parte de las EPS con estas instituciones, y con base en la rentabilidad social establecida en el Artículo 24 de la Ley Estatutaria en Salud 1751 de 2015.
  3. Realizar la formalización laboral en todos los hospitales públicos de la red, con base en lo ordenado por las Corte Constitucional sobre el particular.
  4. Fortalecer y ampliar la estrategia de APS con enfoque familiar y comunitario, fortaleciendo puntos de atención de los hospitales públicos y con perspectiva poblacional, sin la intermediación de las EPS.
  5. Al gobierno nacional, le exigimos la realización de un proceso de debate público regional y nacional para la construcción de un nuevo sistema de salud, sin intermediación financiera lucrativa, con administración pública y descentralizada de los recursos para la salud, participativo, intercultural y con redes realmente integradas y colaborativas de servicios de salud, adecuadas a las necesidades de las poblaciones y no al negocio de las EPS.

Como movimiento articulado de organizaciones sociales, comunitarias, asociaciones de usuarios, COPACOS y organizaciones sindicales en defensa del derecho fundamental a la salud, realizaremos movilizaciones pacíficas en defensa de la red pública del Distrito y adherimos a la jornada de paro nacional convocado para el próximo 17 de marzo.

Firman: personas y organizaciones asistentes al evento en mención (listado anexo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *