Castellanos y Peñalosa le mienten a la ciudadanía y denigran a la ETB para justificar su privatización

Intervención del concejal Manuel Sarmiento, del Polo Democrático Alternativo, en el debate sobre el Plan de Desarrollo, Concejo de Bogotá, recinto Los Comuneros,

18 de mayo de 2016.

Contra lo que afirma Castellanos, el internet de ETB, más veloz que el de Carlos Slim. No es cierto que ETB se haya quedado rezagada: la empresa distrital ya está hoy en el negocio de datos, el futuro de las telecomunicaciones. En los últimos cinco años, ETB le ha entregado a la ciudad más de $500.000 millones, traídos a valor presente. La red de fibra óptica de ETB es más moderna que la de Slim, que la de Telefónica y que la de Millicom. ETB ofrece más Megas de internet y más canales de TV que Slim y a menos precio. Las pérdidas que alega Castellanos son contables y no reales. Al denigrar a ETB en público, lo que se está propiciando es una privatización a menos precio, y yo lo considero un verdadero acto de corrupción. Castellanos debe ser investigado por la Contraloría por marchitar desde adentro la empresa como una especie de quintacolumnista.

La primera mentira es que ETB solo presta servicios de telefonía básica y de larga distancia. ¡Falso! Presta servicio de internet de altísima velocidad, más veloz que el de Telefónica y el de Claro. Claro, la multinacional de Carlos Slim, solo presta hasta 100 megas. ¿Saben ustedes a cuánto alcanza el internet de ETB? 150 megas, 50 megas más que Claro. ¡Y nos dicen que ETB está rezagada! Además, ETB presta servicios de Televisión Digital Interactiva, servicios de Telefonía Móvil 4G, y, algo muy importante, servicios de almacenamiento masivo en la nube a través de su datacenter, el más moderno de Colombia. El negocio de los datos es el futuro de las telecomunicaciones.

De la manera más enfática repudio entonces que el doctor Castellanos salga por los medios a decir que “ETB es como unos zapatos viejos”. ¡Háganme el favor los términos en que se refiere a la empresa que él mismo preside! Si usted hubiera llegado a decir eso en JP Morgan, o en cualquier otra de las empresas donde ha trabajado, doctor Castellanos, al otro día le habría tocado renunciar, como le tocó a la doctora Beatriz Arbeláez cuando afirmó, cuando era Secretaria de Hacienda, que era mejor tener la plata de ETB en un CDT. Por lo visto, esta Administración va de exabrupto en exabrupto.

La segunda mentira es que ETB no es rentable. Usted mismo, doctor Castellanos, nos dijo aquí que no eran ciertas las cifras que habíamos dado sobre los dividendos que ETB le entregaba a la ciudad. Mediante un derecho de petición le hice la misma pregunta a la Secretaria de Hacienda, ahí sentada al lado suyo, y ella me dio año por año los dividendos de ETB —ahora le paso copia—. Pues bien, si usted trae todos esos dividendos a valor presente entre 1998 y el año 2015, encuentra que ETB le ha entregado a la ciudad 2.5 billones de pesos, y repito, ahora le paso la prueba escrita para que deje usted de decir mentiras en este recinto.  En los últimos cinco años, ETB le ha entregado a la ciudad más de $500.000 millones, traídos a valor presente. Sí es entonces una empresa rentable para el Distrito, pues le ha entregado recursos valiosos para financiar todo lo que se debe financiar. A la Universidad Distrital, entre el año 2003 y el 2015, le ha entregado $90.000 millones de pesos, y esos recursos probablemente van a aumentar, como lo voy a explicar más adelante, por el enorme potencial con que cuenta la ETB.

La tercera mentira es que ETB está rezagada. Miren, concejales, como todo el mundo repite como loros que la ETB no se ha modernizado, me permití traer aquí las redes de cobre que ustedes pueden ver, esas grandes, y las redes de fibra, cada una con 18 hilitos, que también entrego al doctor Castellanos para que por fin las conozca. Un hilito de estos reemplaza diez paquetes de estos otros (redes de cobre). Y por estas redes de fibra óptica viajan las telecomunicaciones a la velocidad de la luz. ¡Y nos dicen que la ETB está rezagada! La red de fibra óptica de la ETB es más moderna que la red de fibra óptica de Claro, que la de Telefónica, que la de Millicom, pero el doctor Castellanos se para aquí a decirnos que esas otras son mejores, y qué miedo con ellas, cómo les vamos a poder competir, nosotros, tan poquita cosa. Pues sépalo de una vez, doctor Castellanos, las redes de la ETB son más modernas que las que tienen ellos. Y de paso le hago una pregunta, a usted que viene del mundo del capital financiero internacional: ¿Si el señor Carlos Slim es tan eficiente, por qué no ha invertido en fibra óptica, por qué no le ha dado al país la fibra óptica que necesita para desarrollarse, por qué nos quiere seguir hundiendo en el atraso?

La cuarta mentira: que ETB no es competitiva. Comparemos tarifas y veamos. En estrato tres, el paquete Triple Play de Carlos Slim ofrece 10 Megas de internet, 97 canales de televisión y telefonía ilimitada por una suma de $119.900. ETB ofrece más del doble, 25 Megas, 103 canales y telefonía ilimitada, por un valor de $118.300, mil pesos más barato. Cojan ustedes el paquete más caro para estrato seis y atérrense: Claro, del señor Slim, 100 Megas, 145 canales y telefonía ilimitada por $777.000. ETB, 150 Megas, 50 más de las que ofrece Slim, 178 canales y telefonía ilimitada por $307.000, la mitad de lo que ofrece el señor Carlos Slim. Y los medios nos machacan los oídos repitiéndonos que la ETB no es competitiva, que no puede ganar en el mercado contra Carlos Slim y los demás. No, que no se digan más mentiras para poder privatizar a la ETB.

Se me acercó ahora el asesor de un concejal, una persona ilustrada, que conoce del tema, y me dice, oiga, yo en mi casa estoy pagando Directv y UNE inalámbrico por $220.000. Nos metimos los dos a internet, a la página de ETB, y le mostré: mire, en estrato cinco, con 40 Megas ¿sabe cuánto podría estar pagando? Apenas $170.000, y con 40 Megas, casi ocho veces más de lo que le está ofreciendo UNE. Y nos dicen que la empresa no puede competir con las multinacionales y nos echan el cuento de las economías de escala. ¿Recuerdan ustedes, los más antiguos en el Concejo, lo que dijo Peñalosa en 1998? Que por las economías de escala, los monstruos nos iban a acabar. ¿Y qué pasó? Que hoy, 15 años después, la ETB sigue ahí, a pesar de las malas administraciones. Cómo será de fuerte ETB que con unas tan malas administraciones no se ha dejado derrotar por estas grandes multinacionales, a las que el Estado colombiano les da toda clase de gabelas.

La quinta mentira: que ETB no es un buen activo para la ciudad. Miren, esto es terrible, porque nos quieren meter el mismo cuento de Santos con Isagen, eso de que cambiemos un activo por otro activo más rentable. Por lo que ya les dije, por su red moderna y por sus tarifas competitivas, el potencial de ETB es enorme. Y no lo digo yo ni lo dice el POLO. Según la Universidad EAFIT, el retorno sobre la inversión va a ser del 18%, un retorno que usted y el alcalde Peñalosa pretenden entregar a las grandes multinacionales y quitárselo a la ciudad. No, con ese potencial vamos a disponer de los recursos necesarios para financiar lo que necesitamos en Bogotá.

La Contraloría Distrital reitera en un reciente informe que ETB no solo es muy competitiva y cuenta con enormes ventajas frente a los demás operadores, sino que le recomienda a la Admistración vender bien los servicios de ETB y hacer que la gente los conozca en lugar de denigrar de la empresa con frases despectivas como esa de los zapatos viejos. ¿Sabe usted lo que yo hubiera hecho en su caso, en la entrevista a La República? Le habría dicho a la ciudadanía, compremos ETB, porque ETB le crea inmensos recursos a la ciudad y porque ofrece un servicio mucho más barato y un servicio de mejor calidad.

La sexta mentira: ETB está perdiendo plata. En febrero de este año, el doctor Castellanos conoció el informe de Fitch Ratings —dice él que lo conoció, pero alguien le tuvo que pasar información a Fitch Ratings—, y ahí mismo corrió a todos los medios de comunicación, no le faltó uno solo, a pregonar a voz en cuello que la ETB había perdido $37.000 millones. Lo veía uno como alegrándose de que la empresa hubiera perdido tanta plata. No cabía en sí del entusiasmo. Y le pregunto, doctor Castellanos: si el presidente de Claro hubiera sufrido pérdidas de esa magnitud y saliera por los medios a vociferarlo en la forma en que usted lo hizo, ¿no cree usted que al otro día lo habría echado Carlos Slim de una patada?

Bueno, entonces les voy a explicar aquí de manera técnica a que se deben esas pérdidas, doctora María Victoria. Es que aquí el doctor Castellanos omite una información muy importante. Si ustedes ven los estados de resultados de ETB del año 2015, van a ver ahí una parte que dice “Depreciaciones, amortizaciones y provisiones”, y son $600.000 millones que se le cargan a esto. ¿Qué es una depreciación? Yo tengo un carro y poco a poco se me va desvalorizando. Pero las empresas lo que hacen, con fundamento en las normas NIIF, es una desvalorización acelerada. La tabla de $600.000 millones que les meten a los gastos obviamente va a producir esas pérdidas. ¿Pero saben qué es lo peor? Que cuando uno hace esa depreciación, la ley le exige que vaya haciendo unas apropiaciones para ir generando una reserva e ir guardando la plata durante unos años. O sea que si se privatiza la ETB, esa plata que generó las pérdidas —pérdidas contables y no reales— se la va a quedar una de esas grandes multinacionales que compren ETB. Usted lo dijo, doctor Castellanos, el EBIDTA es positivo, 403.000 millones, no negativo, o sea, no tiene pérdidas operacionales. El flujo de caja también es positivo, pero también aquí el doctor Castellanos sale a vociferar para demeritar a ETB: miren cómo ha disminuido el flujo de caja de un billón a $600.000 millones. ¡Pues obvio! Si la empresa está en una época de inversiones, obvio que va a bajar la rentabilidad. Lo mismo le pasó a ISAGEN con las hidroeléctricas que estaba construyendo.

La séptima mentira. Esa sí es la peor, y ojo con esto, colegas. Aduce el doctor Castellanos que se tienen que hacer inmensas inversiones para poder conectar los hogares a fibra óptica. Ahí le vi la cifra y la copié. Arguye que un billón de pesos para conectar 610.000 hogares a la fibra óptica. Miré bien la presentación que está en la página de ETB y espero que no la vaya a borrar, doctor Castellanos, según la cual ETB tiene 610.000 hogares conectables. Bien, lo voy a explicar en unos pocos minutos. ETB tiene por fibra óptica 1,2 millones de hogares pasados, pero para que se vuelvan conectables hay que instalar unos equipos llamados NAPS. De esos 1.2 millones de hogares pasados, hay 610.000 a los que ya se les instalaron los equipos y que ya se podría conectar, simplemente desarrollando una política comercial. Y nos aduce usted, doctor Castellanos, que hay que invertir un billón de pesos si esos hogares ya están conectables, por favor explíquenos eso. Yo aquí quiero resaltar, concejal María Victoria, que aquí usted no se puede venir a parar con una presentación sin mostrar los estudios técnicos que soporten lo que usted está diciendo. Puede ser que algunos confíen en usted, pero quiero decirle que yo no confío ni un milímetro en las proyecciones que usted nos está dando, al menos hasta que nos muestre la metodología con las que las hizo.

Y resulta que la ETB guarda en sus bodegas 16.000 NAPS, los equipos que se necesitan para volver los hogares pasados en hogares conectables, e instalarlos no vale mucha plata, porque los equipos ya están comprados y se están pudriendo en las bodegas de la ETB. Doctor Castellanos, ordene que se instalen los equipos y así aumentar la cobertura para poder llegar a muchos más hogares. Muy grave que usted deje pudrir esos equipos. Insto a la Contraloría, que sé que está haciendo un seguimiento, a ir Suppla y averiguar qué pasa con esos equipos. Y lo afirmo también de la manera más enérgica: el doctor Castellanos debe ser investigado por la Contraloría por marchitar desde adentro la empresa.

La octava mentira: cambiar un activo por otro activo. Nos dicen ustedes entonces, vendamos la ETB para hacer TransMilenio. Aquí hicimos un debate junto con el doctor Flórez y el doctor Emel Rojas, y demostramos que TransMilenio lo único que muestra son pérdidas para la ciudad, $700.000 millones cada año. Y a pesar de ello, nos arguye la Administración que ese flujo de caja permanente llamado ETB, con un retorno de 18% que puede aumentar en los próximos años, debe cambiarse por un proyecto que da pérdidas. Y encima nos arguyen que es cambiar un activo no rentable por otro que sí es rentable. ¡Mentiras, puras mentiras! ¡Puras falsedades para justificar la privatización!

Pero además, a mí me parece absurdo que la Administración nos presente un alegato ideológico como si fuera un análisis  técnico, al mostrarnos con colores vistosos lo que según ella pasaría con el mercado de las telecomunicaciones si se privatiza ETB. Hace mucho tiempo las personas del POLO y quienes estamos en algunos sectores de la izquierda advertimos que la privatización no era buena y que si el monopolio público se cambiaba por un oligopolio privado, el daño al país sería muy grave. La gente que estaba a favor de la privatización nos reviró diciendo, eso que ustedes plantean es una cuestión ideológica. Yo le pregunto entonces, doctor Castellanos, ¿a usted le parece bien cómo está hoy el mercado de las telecomunicaciones después de 25 años de privatizaciones? Hace poco el ex senador del Partido Conservador, Juan Mario Laserna, lamentablemente fallecido, y el senador Jorge Robledo, lideraron un debate en el Senado sobre lo dañino que era el oligopolio privado de las telecomunicaciones, y lo hicieron con cifras técnicas. Una de ellas, Fedesarrollo calculó que al año, los colombianos perdemos ocho billones de pesos en bienestar por el control que detenta Carlos Slim en la telefonía móvil. ¿Por qué? Porque las tarifas son supremamente caras y el servicio es pésimo. Slim nos está hundiendo en el atraso. Mientras que en Europa la mitad de las conexiones a internet tienen una velocidad superior a 10 megas, en Colombia solo un 2% de las conexiones la supera. ¿Le parece a usted, doctor Lizcano, que ese es un muy buen resultado de las privatizaciones?

La ONU lo ha dicho, la OCDE lo ha dicho, lean los informe de la OCDE sobre el sector de las telecomunicaciones, si quiere se los envío, doctor Castellanos. La OCDE reconoce que no  tenemos buena cobertura en redes fijas, que el servicio es supremamente malo, que las empresas no están invirtiendo porque el oligopolio del señor Carlos Slim, los españoles de Telefónica y los señores de Millicom se adueñó del mercado y abusa a su capricho de los usuarios y abusa del país para enriquecerse, porque lo único que le interesa es enriquecerse.

Novena mentira: Los Estados se salieron de las empresas de las telecomunicaciones. Aquí lo dijo el doctor Aurelio Suárez, pero yo les voy a hacer una pregunta: ¿ustedes saben cuál es el país de Latinoamérica con el mejor servicio de internet y con el internet más barato? Se llama Uruguay y ¿saben qué empresa presta servicios de telecomunicaciones en Uruguay? Una empresa ciento por ciento pública que presta servicios más baratos y de mejor calidad que Telefónica, que Claro y que el resto de las multinacionales.

Vender ETB hoy, en resumen, es como vender la finca antes de que salga la cosecha. Las calificadoras de riesgo de las que tanto ha hablado aquí el doctor Castellanos, Fitch Ratings, y todos los analistas de bolsa dicen que sí, que la empresa enfrenta problemas administrativos, pero añaden que con una buena política comercial puede salir adelante y fortalecerse por la enorme potencialidad con que cuenta.

Faltan a la verdad el Doctor Peñalosa y el Doctor Castellanos cuando se empeñan en repetir que la empresa no es buena y que es como un par de zapatos viejos. Al denigrarla en público y con tanta insistencia, lo que están propiciando es una privatización a menos precio, y yo lo considero un verdadero acto de corrupción.

El doctor Castellanos también está violando la ley y ya tengo redactada la queja disciplinaria para radicarla mañana a primera hora. Se la voy a hacer llegar al Procurador para que lo investigue a usted por marchitar la empresa y por no contestarme a mí los derechos de petición. Como concejal le pido respeto por los cuestionarios que yo le he enviado y que usted se niega a contestar con el mismo argumento de Kattan, que la empresa se rige por el Derecho Privado y que no es sujeto de control político. Además, con su forma de denigrar a la empresa, está propiciando un detrimento patrimonial. ETB puede fortalecerse y competir con las grandes multinacionales de las telecomunicaciones.

La última verdad y en eso sí quiero llamar la atención de los concejales. Ese artículo de la privatización de la ETB y otros que hay en el Plan de Desarrollo son ilegales. El doctor Emel Rojas ahora más tarde va a hacer una exposición muy detallada y yo les ruego que pongan atención. Lo que sucede es que la Ley 226 estipula que para iniciar el proceso de enajenación, proceso que se iniciaría con esta aprobación en este Concejo, se requieren los estudios de factibilidad y de valor de la Banca de Inversión de la empresa, y usted dijo aquí como cuatro o cinco veces que no tenemos los estudios, que apenas el Concejo apruebe vamos a contratar los estudios. Pues no, es al revés. Primero nos traen los estudios y luego sí arranca el proceso de enajenación. No intenten que este Concejo incurra en el error.

Estoy de acuerdo con lo que planteó el concejal Rubén Torrado, el presidente de la Comisión de Hacienda, en una carta que todos aplaudimos. Le dijo al Alcalde Peñalosa “que esto era ilegal porque no se estaba Tramitando en la Comisión competente”.

Vuelvo a llamarles la atención sobre un mico en el Plan de Desarrollo e insto a los concejales de las distintas bancadas a que no caigamos en engaños, a que pensemos bien qué es lo que va a pasar con esta votación, a que analicemos que ETB es una empresa estratégica para el futuro de la ciudad. Imagínese, doctor Hosman Martinez, las sinergias que puede haber entre la ETB y la Universidad Distrital para desarrollar ciencia y conocimiento y tecnología. No pensemos como países subdesarrollados. Pongámonos a a la altura de los desarrollados.

Y termino con una frase que resume la mala intervención del doctor Castellanos. Él dijo: “Privatizar es una forma de proteger el patrimonio público”. ¡Qué tal! Exabruptos, como ese de que la Reserva Van Der Hammen es un potrero, o que TransMilenio hace lo mismo que un Metro. Van a pasar a la historia con esa clase de exabruptos.

Invito finalmente a los ciudadanos que nos ven por internet y a los que están afuera: vamos a luchar, vamos a movilizarnos pacíficamente. Y llamo a la coherencia al Partido Liberal. Rafael Pardo, cuando era candidato a la Alcaldía, planteó que no iba a privatizar la ETB. También al Centro Democrático. Francisco Santos, cuando era candidato a la Alcaldía dijo que la iba a fortalecer. Bueno, yo llamo a esa coherencia, a los ciudadanos a que luchemos y volvamos a derrotar a Enrique Peñalosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *