Concejal Manuel Sarmiento solicita a rectores de universidades del centro de Bogotá mostrar los fundamentos técnicos de su respaldo al proyecto de la troncal de Transmilenio sobre la Carrera Séptima

Mediante una carta remitida a los siete rectores de las universidades del centro de Bogotá que han manifestado su respaldo al proyecto de Enrique Peñalosa para construir una troncal de Transmilenio por la Carrera Séptima, , el concejal Manuel Sarmiento les solicitó informar cuáles fueron los fundamentos técnicos en los que se fundamenta su apoyo.

El cabildante insiste en la misiva que la academia debe pronunciarse bajo los más estrictos criterios técnicos, especialmente cuando el Instituto de Desarrollo Urbano ha presentado observaciones al proyecto.

A continuación se agrega el contenido de la carta:

 

Rectores
Universidades del centro
Bogotá D.C.

 

Ref.: La academia debe pronunciarse bajo los más estrictos criterios técnicos respecto a la construcción de la troncal de Transmilenio por la Carrera Séptima

Atento saludo.

En lugar de mostrar los estudios que demuestren la conveniencia de construir una troncal de Transmilenio por la Carrera Séptima, el alcalde Enrique Peñalosa ha apelado a la opinión de los rectores de algunas universidades, entre ellas la suya, como un argumento de autoridad para justificar el proyecto. Sin embargo, más allá de las verdades generales sobre la necesidad de mejorar la movilidad en el corredor oriental de la ciudad, los pronunciamientos difundidos por la administración distrital no contienen un análisis detallado que le dé un sustento técnico a una propuesta que ha sido duramente cuestionada por expertos en diversas materias.

Dado el peso que tienen las opiniones de quienes dirigen importantes centros académicos, es necesario que la opinión pública conozca en detalle las razones que los llevaron a respaldar este proyecto. Sobre todo, cuando la propuesta carece de una evaluación integral de beneficio/costo, estudio imprescindible para definir la viabilidad de una obra según lo señala el Centro de Economía Aplicada del School Business de la Universidad de Kansas, uno de los más consultados para evaluar proyectos de infraestructura.

Para definir los beneficios de esta troncal, la academia debe ir más allá de las obviedades expuestas por el alcalde Peñalosa sobre la necesidad de mejorar la movilidad. Es necesario analizar las distintas alternativas que existen para alcanzar este propósito, teniendo en cuenta que en el mismo corredor se tiene previsto construir la primera línea del metro. Resulta entonces inexplicable que la administración distrital se rehúse a mostrar los estudios de modelación de demanda en un escenario que no incluya la construcción de la troncal por la Carrera Séptima, pero que sí contemple la entrada en funcionamiento de la primera línea del metro.

Por otro lado, además de los $2,4 billones que el gobierno calcula como CAPEX del proyecto, el estudio beneficio/costo debe evaluar y cuantificar, entre otros, los siguientes perjuicios: i) la congestión que generará el proyecto durante su fase de construcción; ii) los daños urbanísticos por la decisión de no ampliar los andenes en el tramo crítico entre las calles 32 y 94, violando las disposiciones del POT y generando un “deterioro de los niveles de servicio peatonales”, como señalan estudios de la Universidad Santo Tomás; iii) el deterioro urbano por la construcción de estaciones de hasta 196 metros de extensión en una avenida angosta como la Carrera Séptima, creando una cicatriz urbana que contraría las ideas básicas de un buen urbanismo; y, iv) la afectación de 75 Bienes de Interés Cultural como el Parque Nacional (al que se le recortarían 4.000 metros cuadrados) y el Museo del Chicó.

Por las anteriores consideraciones, de manera respetuosa le solicito informarme cuál es el estudio de beneficio/costo en el que se fundamenta su opinión sobre la conveniencia de construir una troncal de Transmilenio por la Carrera Séptima, y el ejercicio de modelación de demanda que demuestre que el proyecto va a beneficiar a los estudiantes, profesores y trabajadores de la institución que usted dirige, pues no se entendería que desde la rectoría de una universidad se manifieste el respaldo a este proyecto sin contar con este tipo de estudios.

La respuesta a las solicitudes presentadas serán recibidas en la Cl. 36 #28A-41 Of. 201 y en el correo electrónico concejalmanuelsarmiento@gmail.com

Agradezco su atención y pronta respuesta.

Cordialmente,

MANUEL SARMIENTO
C.C. 80.873.444
CONCEJAL DE BOGOTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *