septiembre 21, 2017

El distrito no debe implementar el cambio del taxímetro de manera improvisada

Doctor
JUAN PABLO BOCAREJO
Secretario de despacho
Secretaría Distrital de Movilidad
Calle 13 No 37-35
Ciudad.

 

Ref.:    El distrito no debe implementar el cambio del taxímetro de manera improvisada

Atento saludo:

Se ha conocido la intención del gobierno distrital de sustituir los taxímetros como método de cálculo de la tarifa del servicio de taxis por una aplicación para dispositivos móviles. Los cuestionamientos no se han hecho esperar y, en particular, son muchas las preocupaciones que ha manifestado el gremio taxista por la medida anunciada.

Lo primero que llama la atención es que los taxistas estén preocupados por la medida y que desconozcan los detalles de los costos en que deberán incurrir usuarios y conductores. La medida anunciada generará dramáticos cambios en el servicio de taxis, por lo que requiere de una discusión seria y profunda y no limitarse a una mera presentación. Sin embargo, la medida se adelanta de forma improvisada, inconsulta y antidemocrática. Los taxistas no saben qué se pretende en concreto y la ciudadanía, a la que también le impactará, tampoco tiene la menor idea de cómo cambiará el servicio de taxis.

De lo que se conoce, que es insuficiente, se prevé que la medida será inconveniente. Usted ha dicho que con esta modificación se pretende “acabar el muñeco, la alteración de los taxímetros”. Sin embargo, también se ha conocido que esta modificación estará acompañada de un aumento general en las tarifas, de 7.4% (más que el aumento de la inflación y del salario mínimo), impactando el servicio tanto para usuarios, que deberán destinar cada vez más recursos para transportarse, como para taxistas, que verán disminuida la demanda por sus servicios y también tendrán que asumir cuantiosos costos. Asimismo, se anunció un valor extra por congestión, una especie de tarifa dinámica, que en términos de los taxistas los “pondrá en conflicto con los usuarios”, de igual forma que con el factor de calidad. Finalmente, la medida desconoce que, según información de voceros del gremio de taxistas, cerca del 70% de los servicios se solicitan por teléfono, lo que indica que el cambio anunciado generará afectaciones graves tanto para usuarios como para taxistas.

Se hace urgente que el distrito desista de aplicar esta modificación hasta que no haya verdadera participación del gremio y hasta que los usuarios puedan conocer los detalles de la propuesta. No puede imponerse el método según el cual las propuestas del gobierno distrital se ejecuten a pesar de los cuestionamientos y críticas de la sociedad civil y los principales actores afectados por sus ejecutorias. Finalmente, le solicito que explique todo con detalle los pormenores de la propuesta, cómo funcionará la tarifa dinámica, el factor de calidad, cuál será la aplicación que reemplazará el taxímetro y los costos asociados a esta decisión, entre otros.

Agradezco su atención y pronta respuesta.

Cordialmente,


MANUEL SARMIENTO
C.C. 80.873.444
CONCEJAL DE BOGOTÁ