El Polo Democrático votó NO a la valorización de Peñalosa

El concejal Manuel Sarmiento manifestó que el Polo Democrático Alternativo votó negativamente el proyecto de valorización presentado por Enrique Peñalosa, sobre la base de cinco razones:

  • Viola los principios básicos de la tributación: la progresividad y la equidad, además que no respeta la capacidad de pago de los contribuyentes.
  • No cumple con el principio constitucional de certeza del tributo.
  • La valorización se cobra con este tributo, y nuevamente en el impuesto predial.
  • Peñalosa debe mejorar el gasto público, por ejemplo, no gastando 100 mil millones de pesos en publicidad.
  • Incluye obras que no son prioritarias para la ciudad.

Aunque la intención de la administración ha sido presentar este proyecto como equitativo, lo cierto es que es una valorización que impone un nuevo tributo a las clases medias y los pequeños y medianos empresarios, ignorando la crisis económica de estos años, pues el estudio de capacidad de pago con el que justifican esta contribución fue realizado con cifras del 2014. “El estudio de capacidad de pago que presentó la administración es reciclado, desactualizado y no debe ser usado”, afirmó el concejal, quien añadió algunos datos que muestran que la situación ha variado desde 2014 a la fecha. “La tasa de desempleo en Bogotá estaba en 7.5% en el trimestre móvil septiembre-noviembre de 2014, mientras en el mismo periodo de 2018 se ubicó en 10%.”

Por otro lado, la situación de los industriales y comerciantes en Bogotá es delicada, y este tributo golpea a un grupo significativo de este sector. “Aprobar un gravamen como este, en un momento así, es añadir una carga extra en un sector que está en crisis y que obligaría a cerrar sus fabricas.” El PIB capitalino presentó un menor ritmo de actividad frente a años previos, creciendo a un ritmo débil de apenas 2.3% anual, la menor cifra en los últimos 8 años. Sumado a esto, la política de desindustrialización nacional ha impactado fuertemente las empresas industriales de Bogotá, que en el año 2000 representaban cerca del 13% del PIB bogotano, pero para el año 2017 cerró con una participación del 8.4% del PIB, una estrepitosa caída del 35%.

“Hice este ejercicio con un mediano empresario: Al sumar el impuesto predial y valorización, tendrá que pagar 30 MILLONES en 2019. Le tocará cerrar, quedándose sin sustento y dejando a muchos sin empleo. ¿Eso es lo que quiere Enrique Peñalosa?” Afirmó el cabildante, mientras invitaba a los bogotanos a enfrentar este tributo regresivo y exigir su archivo en la plenaria del Concejo de Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *