julio 27, 2017

Graves irregularidades en Transmilenio en beneficio de los operadores privados

Transmilenio les ha pagado a los operadores del SITP por un servicio que no han prestado. Peñalosa les redujo el arrendamiento de buses del distrito. Operadores no han dado información sobre sus costos.

Un informe de auditoría de la Contraloría de Bogotá reveló que el Distrito les pagó a los operadores privados del SITP por un servicio que nunca prestaron. Transmilenio debe pagarles a los operadores por los buses que se encuentren en operación, pero la Contraloría señala que entre 28 de abril de 2014 y 27 de diciembre de 2015 a la empresa SUMA se le pagó por 7.355 buses que no operaron y que por tanto no podían ser objeto de remuneración. “Se establece una diferencia de $10.586.333.066, valor que se configura como posible detrimento patrimonial, toda vez que se pagó un mayor valor por un servicio no prestado por el operador o concesionario”, señala el informe.

Este mismo informe señala que el gobierno de Peñalosa decidió rebajarle a Tranzit, operador del SITP en Usme, el canon de arrendamiento de 63 buses que revirtieron a favor del Distrito. De acuerdo con el órgano de control, esta decisión no tuvo justificación técnica alguna e hizo que Transmilenio dejará de percibir recursos que “ascienden a un valor de $473.336.538, que se configura en un posible detrimento patrimonial”. Los buses arrendados hacen parte de los 412 vehículos que revertieron a favor de Transmilenio luego que se terminaran los contratos de concesión con varios operadores de las rutas alimentadores. De esos 412 vehículos, 328 se encuentran en patios y “a la intemperie, lo que genera un deterioro progresivo de estos bienes poniendo en riesgo los recursos públicos”.

Por otra parte, resulta inaudito que el contrato que busca determinar el costo real de la operación del SITP ya tenga tres suspensiones por falta de información. Esta consultoría, firmada en diciembre, debía concluir en abril, pero a la fecha no ha habido avance alguno. De acuerdo con Transmilenio y el contratista ni los operadores ni los proveedores han entregado la información necesaria. “¿Por qué los operadores y proveedores del SITP no facilitan la información? ¿Algo que ocultar? ¿Remuneraciones excesivas e injustificadas?”, cuestionó el concejal Sarmiento.

“Estas graves denuncias sobre la gestión de Transmilenio coinciden con la demostrada incapacidad de la administración Peñalosa en resolver la problemática de movilidad actual de la ciudad, administración que ya lleva un año y medio y ha incumplido rotundamente su promesa de que en tan solo un mes podía arreglarla”, concluyó el cabildante.