La política de reasentamientos de Peñalosa pone en riesgo a miles de familias bogotanas

“La política de reasentamiento de este y los anteriores gobiernos amenaza la vida de miles de familias bogotanas que residen en zonas de alto riesgo”, afirmó el concejal Manuel Sarmiento en el debate que la bancada del Polo realizó en el Concejo el pasado 10 de mayo.

El alcalde Peñalosa le ha dado continuidad a la política implementada desde hace más de 10 años y cuyos resultados resaltan por su mediocridad. Según cifras de la Caja de Vivienda Popular, entre 2005 y 2015 11.154 familias fueron catalogadas en alto riesgo no mitigable, de las cuales solo se reasentaron 3.967, apenas el 35.6%. Con Peñalosa, las metas de reasentamiento tampoco se han cumplido, pues desde la vigencia del Plan de Desarrollo la Caja de Vivienda Popular debió reasentar a 1.436 familias y la administración distrital solo reasentó a 565.

De acuerdo con el concejal Sarmiento, los resultados mediocres se deben fundamentalmente a que las alternativas que la Alcaldía les ofrece a las familias en alto riesgo no les garantiza una vivienda digna, por lo que las personas prefieren quedar expuestas a fenómenos naturales como inundaciones, avalanchas y deslizamientos. Además, el IDIGER no cumple con su deber de concientizar a las familias del peligro al que están expuestas y, para rematar, se están entregando licencias a grandes constructoras en zonas aledañas a las declaradas en alto riesgo no mitigable.

Durante el debate, el concejal del Polo rechazó de manera enérgica lo que calificó como con la que procedió la Secretaría de Hábitat cuando afirmó que el gobierno no tiene en cuenta el costo de las obras para definir si un riesgo es mitigable o no. “La Secretaria tergiversa la información para ocultar que la política de reasentamiento se fundamenta en definir si es más barato reubicar a las familias o hacer las obras de mitigación. Actúa con mala fe manifiesta”, afirmó el cabildante.

“El gobierno no piensa en los sectores más vulnerables que requieren vivienda digna y segura, sino en los intereses financieros de grandes constructoras. Este problema no puede seguir siendo tratado de esta forma porque se está poniendo en riesgo la vida de miles de bogotanos” concluyó el concejal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *