Peñalosa arremete contra los trabajadores de los hospitales públicos.

Equipo de prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Viernes 22 de julio de 2016


Peñalosa continúa lesionando la salud en Bogotá. El turno ahora es para los médicos y trabajadores de los hospitales públicos.

 

Al caos administrativo que tiene a los hospitales públicos de Bogotá sin insumos para atender a los pacientes, se suma ahora la pretensión del alcalde Peñalosa de desmejorar los salarios de médicos, enfermeros, auxiliares y demás trabajadores de la red pública. La gerencia de la Red del Suroccidente, tiene lista una resolución que insiste en imponerles a los trabajadores formas precarias e ilegales de contratación que empeoran sus condiciones laborales.

La resolución fija una nueva tabla de salarios para especialistas, médicos, enfermeros, auxiliares y personal administrativo vinculado mediante contratos de prestación de servicios. El concejal del Polo recordó que “esta forma de contratación es abiertamente ilegal, pues la legislación señala que los trabajadores de los hospitales públicos que realicen funciones permanentes deben estar vinculados a la planta permanente de personal”. El cabildante agregó que “este tipo de contratos violan derechos fundamentales de los trabajadores como la estabilidad laboral, las prestaciones sociales, el descanso remunerado y el derecho a sindicalizarse”.

Además, la resolución desmejora los ingresos de los contratistas al disminuir el pago de honorarios para algunos de los cargos. Por ejemplo, un médico del antiguo Hospital Santa Clara que tenía una remuneración de 32.100 pesos por cada una las 192 horas del mes que trabajaba, ahora pasará a ganar 24.479  por hora. En la Unidad Prestadora de Occidente de Kennedy, el cargo de Auxiliar de Enfermería que antes devengaba 1’340.000, ahora pasará a ganar 1’200.000.

Ante semejante arremetida, trabajadores de la Red de Suroccidente realizaron una protesta pacífica que fue reprimida por el ESMAD. “Es inaudito que la respuesta del alcalde Peñalosa a los justos reclamos de los trabajadores sea la represión y el bolillo”, afirmó el concejal del Polo.

Sarmiento señaló que este recorte de derechos “hace parte de la pésima reestructuración del sistema de salud  diseñada por Peñalosa y Morales que institucionaliza el cierre de servicios y que descarga la crisis sobre los usuarios y los trabajadores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *