Peñalosa les ha entregado $46.000 millones de pesos a universidades privadas

75 de cada 100 pesos de los programas del Distrito similares a “Ser Pilo Paga” han terminado en instituciones privadas. Mientras tanto, la Universidad Distrital se cae a pedazos.

 A través del programa denominado ‘Alianza Bogotá Educadora’, entre 2016 y 2017 el alcalde Peñalosa les ha trasladado  $46.664 millones de pesos a instituciones de educación superior de carácter privado. Los recursos se han girado a través de distintas líneas de créditos condonables similares a las de ‘Ser Pilo Paga’, siendo las universidades privadas las principales beneficiarias, pues se han quedado con el 75% de los recursos asignados.

El concejal Manuel Sarmiento, quien obtuvo la información de la Secretaría de Educación, calificó como un absurdo que Peñalosa les entregue más de $40.000 millones de pesos a instituciones privadas mientras la Universidad Distrital padece de una grave crisis financiera. El cabildante recordó que en 2018 el déficit de funcionamiento de la institución pública es de $20.000 millones de pesos y que su déficit de infraestructura es de 116.000 metros cuadrados, el equivalente a 16 estadios El Campín.

Para Sarmiento, resulta inaceptable que en 2016 y 2017 el presupuesto por estudiante de la Universidad Distrital (incluyendo costo operativo más pensiones)  fue de un poco más de nueve millones de pesos, mientras a las 41 instituciones privadas que participaron en la línea “mérito académico para universidades” se les haya transferido 46 millones por alumno en el mismo periodo. “La administración Peñalosa pagó por estudiante casi cinco veces más de lo que le gira a la Universidad Distrital. Es escandaloso que recursos públicos terminan en los bolsillos de las universidades privadas mientras la universidad pública se encuentra en crisis” señalo el concejal Sarmiento.

“Los recursos públicos deben destinarse al fortalecimiento de la educación pública, no a endeudar a las familias con créditos condonables del ICETEX. Es un absurdo que Peñalosa, siguiendo el mal ejemplo de Santos y Duque, no atienda las necesidades financieras de la Universidad Distrital y en cambio se gaste más de $40.000 millones subsidiando a las instituciones privadas”, afirmó Sarmiento. Los estudiantes y profesores tienen la razón cuando dicen que el problema principal de las universidades públicas son los malos gobiernos que desprecian la educación de calidad y se dedican a desfinanciar las instituciones estatales, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *