octubre 17, 2017

Polo Democrático Alternativo votó negativamente el Presupuesto de Peñalosa para el 2017

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Jueves, 8 de diciembre de 2016


“Este es el presupuesto del negocio, socio”. Así resumió el concejal Manuel Sarmiento la propuesta de gastos del alcalde Peñalosa, que para el 2017 prioriza grandes y malos negocios para la ciudad como las APP, las concesiones de Transmilenio y las privatizaciones de las empresas públicas. “En cambio, la Administración Distrital deja sin recursos a la industria, el agro y el pequeño y mediano comercio, que son los buenos negocios que necesita Bogotá”, aseguró el Concejal del Polo.

Sarmiento mostró que, mientras el presupuesto de movilidad crece en términos reales en 32% y aumenta su participación en la totalidad de los gastos del Distrito, los recursos para salud e integración social decrecen en términos reales en 0.5% y 1.4% respectivamente, mientras que los presupuestos para educación, cultura y ambiente pierden participación. De igual forma advirtió sobre los $66.000 millones que la Adminstración Peñalosa se gastará en la estructuración de las privatizaciones del patrimonio público de Bogotá.

Frente a la aprobación del presupuesto, el cabildante de la oposición afirmó que “este es otro ejemplo de la alianza entre el santismo, el uribismo y el vargasllerismo para respaldar las pésimas políticas del alcalde Peñalosa”, y resaltó los aspectos más graves de cada sector:

Desarrollo Económico: No se destinan recursos para el respaldo a la industria manufacturera, el agro y el pequeño y mediano comercio, además de que se reduce en un 22% el presupuesto para darles a los vendedores informales alternativas comerciales.

Movilidad: No se destinan recursos para cumplir las promesas de campaña del alcalde Peñalosa con los pequeños y medianos propietarios del transporte, quienes ya llevan más de 36 meses sin rentas y aguantando literal hambre.

Integración Social: El presupuesto para el programa de comedores comunitarios, bonos y canastas alimenticias se reduce en un 20%, lo que implica que la meta de 2017 tenga 90 beneficiarios menos que la de 2016.

Educación: Se reduce el número de becas para formación posgradual de los docentes de colegios oficiales y, de manera inaudita, el presupuesto de la Universidad Distrital tiene un recorte de $39.000 millones.

Salud: El Alcalde les quita $120.000 millones a los Hospitales para el Plan de Intervenciones Colectivas (promoción y prevención en salud).

Ambiente: No se destinan recursos para cumplir con el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Van der Hammen, desacato a un mandato legal que refleja el desprecio del Alcalde por este activo ambiental.

Cultura: No aparecen recursos para la nueva sede de la Filarmónica y se reduce el presupuesto para las gestión cultural local y para financiar los incentivos y becas a artistas locales.

Secretaría de la Mujer: Se reducen las metas de los programas de atención a las mujeres bogotanas. Por ejemplo, la meta de mujeres vinculadas a las Casas de Igualdad de Oportunidades pasa de 26.000 en 2016 a 11.000 en 2017.

“El Polo Democrático Alternativo no respaldó el presupuesto para el 2017, pues es una prueba más de que el Plan de Desarrollo de Peñalosa será para beneficio exclusivo de una pequeña minoría de grandes negociantes y contrario a los intereses de la mayoría de ciudadanos”, concluyó Sarmiento.