Prohibición del parrillero fracasó como estrategia para reducir la inseguridad en Bogotá

Con fundamento en cifras publicadas por la DIJIN – Policía Nacional, el concejal Manuel Sarmiento calificó como un fracaso la medida impuesta por el alcalde Peñalosa para prohibir el pasajero en moto en un polígono que afecta amplias zonas de ocho localidades de Bogotá. De acuerdo con la información suministrada por la Policía, durante los 5 meses meses que lleva la medida, en comparación con los cinco meses anteriores, los hurtos a personas aumentaron en todas las localidades afectadas: Candelaria (24%), Santa Fe (24%), Puente Aranda (20%), Barrios Unidos (17%), Chapinero (13%), San Cristóbal (13%), Teusaquillo (8%) y Mártires (4%).

“Ante el fracaso de la medida, el alcalde Peñalosa debería derogarla. Sin embargo, ya está acomodando las cifras para presentarla como un éxito”, afirmó Sarmiento. Puso como ejemplo las declaraciones del Secretario de Gobierno en las que afirma que en la zona de la restricción los hurtos cometidos por conductores y pasajeros de motos se redujeron en 30%. “Es obvio que si se prohíbe el parrillero, los delitos cometidos bajo esta modalidad van a disminuir. El análisis debe hacerse sobre la totalidad de los hurtos, que según las cifras oficiales han aumentado desde que se implementó la restricción”, explicó el concejal del Polo.

En su momento, el concejal Sarmiento rechazó la medida al advertir que la prohibición no reduciría de manera sustancial los hurtos, pues pretendía enfrentar una modalidad de delito que  apenas representó el 4.4% de la totalidad de hurtos en 2016 y el 4,9% en 2017. Además, se tomó de forma improvisada sin ningún estudio serio que sustentara la medida, afectando a cientos de miles de motociclistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *