Se siguen destapando las mentiras de Peñalosa sobre el metro elevado.

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Domingo, 20 de noviembre


Luego de conocerse el informe de Systra sobre el metro, el concejal Manuel Sarmiento denunció que el alcalde Peñalosa ha mentido de manera reiterada sobre las supuestas bondades de una línea elevada. “En temas tan importantes como el cronograma y los costos del proyecto, el Alcalde ha faltado gravemente a la verdad para seguir ‘embolatando’ el proyecto más importante para Bogotá”, afirmó el cabildante del Polo.

De acuerdo con la Revista Semana, en enero de este año Peñalosa afirmó que la decisión de cambiar el metro subterráneo por el elevado no demoraría la apertura de la licitación para contratar su construcción. Dijo que solo se tomarían tres meses para ajustar los estudios y que “la licitación se abriría antes de que termine el 2016” (goo.gl/J2QOKY). Hoy el Gobierno Distrital reconoce que la licitación estará lista hasta finales de 2017 (goo.gl/6Fsc9v), un año después de la fecha prometida por el mandatario, y que puede alargarse debido a que se deben contratar estudios adicionales por un valor de $23.000 millones.

Respecto a los costos, en noviembre del año pasado, el portal La Silla Vacía informó que “según las cuentas de Peñalosa, un kilómetro de metro elevado cuesta 50 millones de dólares” (goo.gl/Kg5031). Sin embargo, el estudio de Systra calcula que el costo por kilómetro de la línea elevada será de 130 millones de dólares, más del doble de lo afirmado por el Alcalde. Además, los cálculos de Systra no tienen en cuenta variables tan importantes como los costos de operación, mantenimiento y reemplazo de los equipos y la infraestructura, así como tampoco calcula los mayores costos por el tiempo de los viajes, la comodidad de los usuarios y los costos de mitigación de los impactos urbanísticos y ambientales de las obras y la operación del viaducto, como lo explica el ingeniero Rafael Fonseca (https://goo.gl/479pdI).

El informe de Systra reconoce que el metro elevado degradará gravemente el entorno urbano de Bogotá, pues la opción elegida tuvo pésimas calificaciones respecto al efecto urbano-paisajístico, el impacto visual de las estaciones y la interferencia con redes matrices de servicios públicos, además de su vulnerabilidad por los elevados niveles de riesgo sísmico a los que está expuesto. “No es cierto que el metro elevado sea la mejor opción para Bogotá, así lo demuestran las evidentes mentiras en las que ha incurrido el alcalde Peñalosa”, concluyó el concejal Sarmiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *