Sin estudios completos y con expropiaciones a la brava es como Peñalosa pretende imponer el Transmilenio por la carrera séptima

El concejal Manuel Sarmiento realizó debate de control político al proyecto de troncal de Transmilenio por la Carrera Séptima, demostrando que esta propuesta, además de destruir un corredor emblemático de la ciudad y generar daños urbanos irreparables, ha estado plagado de demoras e incumplimientos en los estudios de diseños.

El cabildante del Polo reveló que la firma Ingetec no ha entregado los estudios de la troncal en los tiempos acordados en el contrato ni con la calidad requerida para la obra, lo que ha significado retrasos de 5 meses en la entrega de productos definitivos, agregando que “la consultoría ha incumplido reiteradamente con los tiempos del contrato y 4 prórrogas después la Ciudad no ha visto siquiera la apertura de ningún proceso sancionatorio. Tras cuatro prórrogas de contrato, hoy solamente se encuentran aprobados 4 de los 14 productos de la consultoría.”

Sarmiento denunció que la falta de solidez técnica del proyecto de troncal se traducirá sin duda en sobrecostos para todas y todos los bogotanos, y en irregularidades tan graves como la omisión de las normas urbanísticas sobre el ancho mínimo de las aceras, que debe ser de 3.5 metros. El concejal anunció que de no cumplirse con esta exigencia, el proyecto sería demandado por ilegal.

Finalmente, reiteró sus críticas a esta propuesta y calificó como una irresponsabilidad que Peñalosa y sus mayorías en el Concejo hayan aprobado un cupo de endeudamiento para una troncal cuyos estudios definitivos aún no existen. Además, rechazó que el gobierno distrital presione a los vecinos que van a ser expropiados. “Los estudios de la séptima siguen embolatados y a pesar de ello Peñalosa muestra el proyecto como una realidad. Rechazo que el Distrito gaste millones en publicidad falsa, mostrando diseños que no corresponden con la realidad, mientras bajan los avalúos catastrales para expropiar a la brava y por debajo del valor real de los predios (https://goo.gl/6tPcQ4), todo para imponer un proyecto que destruirá la vía más emblemática de Bogotá, llenándola de estaciones de la longitud de la torre Colpatria, y de buses con emisiones de diésel cancerígeno” manifestó el cabildante del Polo.

Vea la intervención del concejal Sarmiento en el siguiente enlace https://goo.gl/A2dGWL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *