EQbTo1JWAAMCT0q

Duque no ha respetado la protesta en el Paro Nacional

El asesinato de Dilan Cruz fue un crimen de Estado. El Polo respalda la protesta pública y pacífica. Los gobiernos de Iván Duque y Enrique Peñalosa violaron sistemáticamente este derecho. El ESMAD debe ser desmontado. Nuevo protocolo de la alcaldesa Claudia López es un acierto.

En el Concejo de Bogotá se desarrolló el debate de control político citado por el concejal Manuel Sarmiento y la bancada del Polo Democrático. Con videos, declaraciones y documentos oficiales, se demostró la constante violación del derecho fundamental a la protesta pública y pacífica durante las movilizaciones de finales del año pasado. “El gobierno de Duque y el partido de gobierno adelantaron primero una estrategia de estigmatización desconociendo las razones del Paro Nacional y ligando a los manifestantes con grupos violento, y luego adelantaron una política de represión”, señaló el concejal Sarmiento, quien además recordó que estas prácticas son condenadas por la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Al detallar lo sucedido el 23 de noviembre, el concejal del Polo responsabilizó al presidente Iván Duque y al entonces alcalde, Enrique Peñalosa, por ordenar la represión de la protesta pacífica en la que se encontraba el joven Dilan Cruz. “Es un crimen de Estado, la gente se estaba movilizando de manera pacífica como lo demuestran los llamados de la Personería y la Comisión de Verificación. Sin embargo, la orden fue no permitir el bloqueo de vías ni la llegada de los manifestantes a la Plaza de Bolívar ni al ICETEX, basados en riesgos pasados. Esta visión alarmista, peligrosa y antidemocrática le terminó costando la vida a Dilan Cruz”, señaló Sarmiento. Con pruebas documentales quedó en evidencia el uso alevoso de la escopeta calibre 12 por parte del ESMAD. “Estas armas se deben prohibir, hay estudios internacionales que demuestran sus efectos mortales. En el mundo han fallecido 53 personas víctimas de estas armas, que son un negocio multimillonario, 1.921 resultaron heridas y 294 sufrieron incapacidades permanentes

 Por último, Manuel Sarmiento resaltó la necesidad de desmontar el ESMAD, una fuerza que se ha convertido en un verdadero ejército para reprimir la protesta pública. Adicionalmente, destacó el nuevo protocolo de atención a las movilizaciones realizado por la alcaldesa Claudia López: “Contrario a lo realizado por los anteriores gobiernos, esta administración reconoce que la protesta no es un problema de orden público ni la estigmatiza. Al contrario, considera que es un derecho que debe ser protegido y sus reivindicaciones destacadas”, concluyó el concejal del Polo.

El concejal Manuel Sarmiento anunció la presentación de un proyecto de acuerdo en el Concejo de Bogotá para honrar la vida y memoria de Dilan Cruz.

Deja un comentario