Es necesario que se aclare la posición del gobierno distrital sobre la licencia ambiental para la ampliación de la Avenida Boyacá

Señora
NADYA MILENA RANGEL
Secretaria
Secretaria Distrital de Hábitat
nadya.rangel@habitatbogota.gov.co

Asunto: Es necesario que se aclare la posición del gobierno distrital sobre la licencia ambiental para la ampliación de la Avenida Boyacá.

En la sesión de la audiencia pública realizada el 15 de diciembre de 2020, la  Secretaría del momento Adriana Córdoba reconoció que la Avenida Boyacá es una vía rural, por lo que su ampliación requiere del trámite de la respectiva licencia ambiental, y así mismo lo confirmó el Director Jurídico de la CAR al explicar que “el tramo comprendido entre la vía rural El Polo y la avenida Guaymaral es de tipo rural y permite la comunicación entre las veredas y el casco urbano, lo que hace concluir que se trata de una vía de tercer orden o terciaria, denominada por el Decreto 190 de 2004 como principal del subsistema vial rural, cuya función es comunicar los asentamientos humanos entre veredas, con la ciudad y la región; por lo tanto,  y de conformidad con el Decreto 1076 de 2015, el proyecto requiere el trámite y otorgamiento previo de licencia ambiental” .

Sin embargo, en sus declaraciones para la emisora W Radio afirmó que “por solicitud de la Procuradora Ambiental estamos a la espera de una respuesta de la CAR en la que nos confirmen la necesidad del trámite de la licencia para continuar con el desarrollo de la Avenida Boyacá y el proyecto  Lagos de Torca«. En efecto, en los últimos días se conoció una convocatoria de la Procuradora Delegada para Asuntos Ambientales para conformar una mesa que discuta este delicado asunto.

Dadas las dudas que han generado sus declaraciones, en ejercicio de mi derecho de petición, le solicito informarme de manera clara y precisa cuál es la posición del gobierno distrital sobre el trámite de licenciamiento para la ampliación de la Avenida Boyacá. ¿La administración defiende o no la tesis de que se requiere la respectiva licencia ambiental junto con el Diagnóstico de Alternativas?

Por último, debo resaltar la muy desafortunada afirmación que usted hizo sobre esta discusión al afirmar que «pecar por exceso o pecar por defecto para la administración pública es igual”. En las decisiones con impactos ambientales debe primar el principio de precaución, por lo que es necesario cumplir a cabalidad los puntos del compromiso ambiental con responsabilidad política e intergeneracional con la ciudadanía de Bogotá.

Atentamente,

MANUEL JOSÉ SARMIENTO ARGÜELLO

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario