El Polo será oposición en el Concejo de Bogotá y exigirá respeto y garantías democráticas dentro y fuera del recinto del Cabildo Distrital: Manuel Sarmiento

El Polo será oposición en el Concejo de Bogotá y exigirá respeto y garantías democráticas dentro y fuera del recinto del Cabildo Distrital: Manuel Sarmiento

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | viernes, 1 de enero de 2016

El 2016 inicia con un concejal elegido por importantes sectores sociales y fuerzas democráticas de Bogotá. Defender el interés general de la ciudadanía, como eje principal de su trabajo, y el Ideario de Unidad del Polo, guiarán la actividad de Manuel Sarmiento en el Cabildo Distrital.

Luego de una campaña con gran acogida en Bogotá y con el apoyo de grupos juveniles, trabajadores, líderes barriales, comerciantes y empresarios,  el respaldo decidido del Senador Jorge Enrique Robledo, el Representante a la Cámara Germán Navas Talero y de importantes dirigentes del Polo Democrático Alternativo, Manuel Sarmiento se posesionó como concejal de Bogotá.

En su intervención, el concejal Sarmiento señaló que su curul en el Concejo “estará al servicio de los derechos de la ciudadanía bogotana y de sus justas reivindicaciones”. Sarmiento agregó que el 2016 debe ser “un año donde prime el interés general de la gran mayoría de bogotanos, agobiados por un modelo de ciudad en el cual el interés particular está prevaleciendo”.

El concejal del Polo resaltó que su actividad estará guiada por los lineamientos del Comité Ejecutivo Distrital del partido, que anunció: “declararse en oposición al programa del gobierno de Enrique Peñalosa”. El cabildante afirmó que el programa de Peñalosa es contrario al Ideario de Unidad del Polo, especialmente en lo que tiene que ver con la política de privatizaciones que privilegian el interés de agentes privados a costa de los derechos ciudadanos.

Manuel Sarmiento manifestó que el Polo será una oposición seria y respetuosa en el Concejo de Bogotá, y exigirá respeto y garantías democráticas, dentro y fuera del recinto del Cabildo Distrital.

Lo invitamos a visitar la página web www.manuelsarmiento.com y seguir nuestras redes sociales para estar al día con las noticias y pronunciamientos de #LaNuevaGeneraciónPolista.

Carta abierta del concejal electo por el Polo Democrático, MANUEL SARMIENTO, al magisterio de Bogotá

Carta abierta del concejal electo por el Polo Democrático, MANUEL SARMIENTO, al magisterio de Bogotá

Bogotá, noviembre 18 de 2015

Maestros y maestras de Bogotá:

Con la contribución de casi 14 mil votantes, obtuve la curul en el Concejo de Bogotá. Conté para ese propósito con el apoyo de las compañeras, directivas de la ADE, María Antonieta Cano y Alba Marina Sierra, quienes dirigieron nuestra campaña en el magisterio del Distrito. Agradezco su consciente y valioso acompañamiento al respaldar con su voto mi compromiso con la defensa de la educación pública, los derechos de los educadores, la soberanía nacional y la democracia.

En consecuencia, durante los próximos cuatro años en el Concejo, haré todos los esfuerzos para que en Bogotá se dé un salto en la educación pública que debe contener – como mínimo- los siguientes aspectos:

1. Avanzar en lo público: Significa acabar con las distintas modalidades de privatización, echar para atrás las concesiones educativas, iniciadas por Peñalosa en su primer gobierno, y que Petro prorrogó, y suprimir los “convenios” y bancos de oferentes. Así mismo, contenderé por preservar el incremento del presupuesto para educación y por elevar las transferencias que la Nación debe entregar a municipios y departamentos.

2. Avanzar en la gratuidad: Propugnar por la entrega de textos escolares y uniformes para todos los niños del sector público, como elemento adicional en dirección de la plena gratuidad.

3. Avanzar en calidad- Jornada única de verdad: Implica que se debe desterrar la jornada extendida -hoy rebautizada como jornada completa- un fallido experimento propuesto por Petro y acogido por Santos, con implicaciones tan graves como el alargamiento de la jornada sin contraprestación salarial y la tercerización laboral para los nuevos docentes.

4. Avanzar en equidad. Velar por la implementación del preescolar de tres años, como medida trascendental por la equidad en la educación de los niños y niñas del sector público. Debe estar integrado a la educación formal y en las mejores condiciones pedagógicas y de infraestructura

5. Avanzar en lo laboral. Oposición a la vinculación del magisterio, en cualquiera de los niveles educativos y jornadas, mediante la tercerización, hacer cumplir a cabalidad las leyes que rigen la profesión. Respeto a las organizaciones sindicales de los educadores.

Con Manuel Sarmiento, los maestros y maestras y la comunidad educativa de Bogotá tendrán un vocero de sus reivindicaciones y demandas en el Concejo, seré como Jorge Robledo y Germán Navas en el Congreso, con el firme compromiso de acompañar las luchas que se libren para mantener las garantías que aún amparan a los docentes antiguos, ayudar a los nuevos a reconquistar las que les hayan sido arrebatadas en estos veinte años de pesadilla neoliberal y elevar la educación pública a los niveles por los que han luchado por décadas todos los colombianos que queremos un Colombia digna, democrática y soberana.

Continua la masacre laboral en Codensa y Emgesa

Continua la masacre laboral en Codensa y Emgesa

Colegas, las empresas mencionadas siguen su abuso incluso violando las leyes laborales Colombianas, al parecer nada les importa, pues dirán como siempre, no les pasara nada en lo absoluto y si algo sucede, cuentan con el recurso económico para pagar lo que requieran.

Porque decimos, lo anterior, pues han disfrazado de planes de retiro voluntario, unos despidos masivos con el objeto de no tener que pedir permiso alguno al Ministerio del trabajo, esto como indicamos viola nuestras leyes.

Ahora, nos han despedido un ingeniero, quien además tiene “Fuero Circunstancial”, por pertenecer a un Sindicato, que está en negociación, buscando con ello, causar terror en las demás personas señaladas y a las que les han dicho los jefes, que su puesto de trabajo no existe y es mejor que se acoja al absurdo plan que ser despedido mañana con solo la indemnización de ley e incluso, a las personas que acaban de despedir, llamarlas a decirles que le cambian el despido por el plan que se le había ofrecido, transformando el despido en una salida acordada y borran con ello su delito. También esta acción se configura, como un ataque al derecho Constitucional de libre asociación, pues no solo afecta al empleado, sino debilitan a los sindicatos y les impiden a los mismos, ejercer la defensa de sus afiliados.

Colegas, no se asusten, no entreguen sus puestos de trabajo, adelantaremos las respectivas acciones legales en contra de estas empresas y su ilegal accionar.

Atte.

La Junta Directiva

Poeta Santiago Espinosa vota Manuel Sarmiento Concejo Polo 3

Poeta Santiago Espinosa vota Manuel Sarmiento Concejo Polo 3

Más allá de lo que puede pensarse sobre las elecciones a la alcaldía,  hay que tomarse muy en serio las elecciones al concejo y a las juntas locales. Muchos candidatos son muy interesantes. En mi caso voy a votar por María Angélica Prada, para edil de Chapinero,  y por Manuel Sarmiento, al Concejo, dos jóvenes abogados que a pesar de su juventud -o quizás gracias a ella- me recuerdan que sí hay personas dispuestas a asumir la política con una vocación de servicio, sin perder la alegría ni la decencia, como un arte que trata de cambiar las circunstancias.

Platón hablaba de políticos que se disputan el timón de la nave, con regalos y mandrágoras, con distintos artilugios. De otros que miran más allá del horizonte para tratar de orientar el barco, trabajan como pueden para que las voces de la tripulación se escuchen y hagan eco. Creo que los dos, Manuel y María Angélica, preparados en las mejores universidades del país, hijos del movimiento estudiantil, estarían entre los segundos. Los dos entienden que la política, aunque esto suena tan paradójico como ingenuo, pasa por la defensa de los derechos particulares de las personas, rostros de mujeres y de hombres en situaciones tan específicas como diversas, y que no siempre han sido atendidos por el poder político.

Manuel Sarmiento no sólo estuvo detrás de los debates de Jorge Robledo, con quien trabajó en su oficina del Senado durante seis años. Gracias a sus aportes en las demandas de inconstitucionalidad logró tumbarse la denominada “Ley Lleras” y la “Ley de baldíos”, dos retos para la democracia y la paz tanto por el acceso de los usuarios a las redes, que la “Ley Lleras” limitaba para dárselos a las empresas, como por el acceso a la tierra, que la “Ley de Baldíos” quería trasferir a los grandes propietarios. Yo lo conocí en el año 2003, cuando se vivían en las universidades unos debates muy intensos sobre los Tratados de Libre Comercio y las reformas de Uribe. “Anacrónicos”, “inconscientes”,  lo llamaban sus detractores. Hoy es cuando podemos decir que aquellos “anacrónicos” tenían en buena parte la razón. Manuel encontró en el trabajo político su manera de quedarse, al tiempo en que muchos se marchaban del país.

A María Angélica, profesora de La Universidad de los Andes, heredera de las banderas de Rodolfo Arango y de Carlos Gaviria Díaz, la conocí en las tertulias de La 69 Cultural. En estos pocos encuentros pude confirmar el entusiasmo con el que muchos profesores y estudiantes se refieren a ella. Es una profesora tan capaz en lo jurídico como sensible frente a las humanidades, una mujer comprometida con el papel de la cultura y de las artes en la construcción de otro tipo de sociedades, más imaginativas y democráticas que las nuestras.

Aurelio Arturo hablaba de los “países de Colombia”, el reto también pasa por pensar en las ciudades de la ciudad.  Los estudiantes y los usuarios, los habitantes de los barrios donde han trabajado, el 90% al que no favorece el Modelo Económico y Social, hablamos de rostros de personas y no de cifras, han encontrado en ellos dos defensores entusiastas de sus derechos, abiertos al diálogo pero sin renunciar a los principios que los convocan. Por estas y otras razones, reitero, votaré por Manuel para el Concejo y por María Angélica para edil de Chapinero.

Santiago Espinosa

 

La peor decisión técnica de la historia de Bogotá

La peor decisión técnica de la historia de Bogotá

Jorge Enrique Robledo

Las grandes ciudades son organismos complejísimos, pues deben albergar a millones de personas y múltiples servicios y sistemas. Sobre cómo organizarlas hay posiciones ideológicas y políticas, pero, se supone, todos ellas deben fundamentarse en bases técnicas. Y seguramente sea la movilidad el aspecto más difícil de lograr que opere bien, porque las personas y los vehículos aumentan sin cesar, en tanto las vías no pueden hacerlo en igual proporción. El Pico y Placa ilustra lo mal que se va al respecto, pues esta “solución” resulta ser hasta cómica: “les queda prohibido usar el vehículo que les costó una millonada”.

De ahí que todas las ciudades del mundo reglamenten el rodamiento de los vehículos sobre las vías, controles que incluso son anteriores a los automotores (Código del Tránsito de la Arriería en Manizales: http://bit.ly/1QlcBWP) y que en ninguna se acepte la teoría absurda de que cada uno pueda hacer con su vehículo lo que le dé la gana. Son las normas las que establecen el sentido de las vías, la prelación en las esquinas, dónde estacionar, qué puede y qué no el servicio público y el particular, las rutas de los buses, el costo de los pasajes, en fin, todo, so pena de caer en el caos.

Como una necesidad de mover multitudes de pasajeros aparecieron los metros, una solución tecnológica insustituible para ese fin. Porque le crea otro piso a la ciudad y elimina las intersecciones a nivel. Su capacidad de carga y velocidad no la puede alcanzar ningún otro medio y es inigualable su rapidez de cargue y descargue de los pasajeros en las estaciones. Claro que deben complementarlo ‘trasmilenios’, buses, taxis, carros particulares, bicicletas y caminar, con cada uno jugando el papel que le corresponde.

Aunque en Bogotá van décadas hablando del metro, hoy es una de las cuatro ciudades de su tamaño en el mundo que no posee uno. Y no lo posee porque, en 1999, a pesar de contar con la financiación del gobierno nacional, al alcalde Peñalosa no se le antojó hacerlo y lo reemplazó por el Trasmilenio, contraviniendo, además, los numerosos estudios que habían demostrado que la primera línea del metro debía ser por la Avenida Caracas. Peñalosa no solo cometió el profundo error de no construir el metro y de hacer campaña en su contra, sino que se tiró la mejor ruta –la de la Caracas– para construirlo, en la que constituye la peor decisión técnica de la historia de Bogotá, porque le provocará un grave daño por décadas o para siempre a la movilidad de la ciudad.

En otro país, la decisión de cambiar un metro por buses y dejar la primera línea del metro sin su ruta natural habría tumbado al alcalde. Pero como en Colombia estamos, a Peñalosa lo elevaron a la categoría de genio y tampoco le cobraron las grandes pérdidas de las losas del Trasmilenio ni que su director del IDU terminara en la cárcel. Tal desproporción de los formadores neoliberales de opinión seguramente se explica porque, eso sí, Peñalosa les dio un gran impulso a la Colombia de los monopolios y las privatizaciones, pues con el Trasmilenio se cambiaron miles de propietarios de buses por dieciséis familias, a las que les montaron un negocio subsidiado que mueve 4.3 billones de pesos al año y da utilidades altísimas, al tiempo que los pasajeros van como sardinas en lata y pagan uno de los pasajes más caros de América Latina. No debe sorprender, por tanto, que la candidatura de Peñalosa a la Alcaldía fuera avalada por Germán Vargas Lleras, quien quiere avanzar en su objetivo de adquirir la Casa de Nariño, sumándole el presupuesto distrital al nacional que ya controla (http://bit.ly/1FzGvkz).

Coletilla. El debate sobre cómo mejorar el servicio de taxis –mejoría que comparto debe buscarse– no permite saltarse las complejidades técnicas. Unos ejemplos. Si las carreras solo se pueden contratar y pagar con celulares de alta gama con plan de datos y con tarjetas de crédito, muchísimos perderían el derecho a usar un taxi (!!!). La competencia en extremo desleal de Uber X puede arruinar a los taxis amarillos, y en el proceso se deteriorará en grado sumo la calidad del servicio. Una vez Uber elimine a los taxis legales, ¿por qué no aumentaría a lo que se le antoje el costo de las carreras y el cobro ya bien alto que les hace a sus choferes? ¿Qué le pasaría a la movilidad de Bogotá si por Uber le ingresan varias decenas de miles de carros más? Constituye un absurdo pugnar por una buena movilidad y, a la par, defender que una trasnacional pueda violar todas las normas sobre transporte que aconsejan la técnica y las necesidades sociales e imponer la ley de la selva en las ciudades colombianas. (Las muchas pruebas de la ilegalidad de Uber: http://bit.ly/1LDAxqM).

Bogotá, 9 de octubre de 2015.

¡No más tercerización!. El grave caso en Bogotá.

¡No más tercerización!. El grave caso en Bogotá.

Manuel Sarmiento
Candidato al Concejo Polo 3
@mjsarmientoa

En Bogotá la intermediación laboral, que consiste en enganchar trabajadores a través de terceros, está disparada. En la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB, ya hay 4 trabajadores tercerizados por cada trabajador directo. Tiene una filial llamada Colvatel que los contrata e incluso –como lo denuncia Sintratelefonos- los cuarteriza. Es decir, ETB ha llegado al punto de contratar a Colvatel para que le haga mantenimiento a sus redes y, a su vez, Colvatel contrata otra empresa más, de empleos temporales, que termina suministrandole la mano de obra. Estos trabajadores ganan apenas algo más que el mínimo y trabajan cerca de 10 horas diarias sin que se les remuneren las horas extras.

Insólitamente, la tercerización ha llegado hasta al magisterio distrital, pues los docentes del programa 40 x 40 no están vinculados a la planta de la Secretaría de Educación sino que son contratados a través de terceros, como la Orquesta Filamónica o por Compensar. En Codensa, la gran mayoría de operarios y empleados también están vinculados mediante contratistas que no les respetan sus derechos. Empresas privadas como Claro, General Motors, Telefónica, Coca Cola y Bavaria, aplican la misma práctica atropellando la ley laboral e impidiendo la organización sindical regular.

El 64% de los funcionarios del Distrito, más de 30 mil personas, están vinculados mediante Órdenes de Prestación de Servicios (OPS), sin estabilidad laboral ni derechos mínimos como prestaciones sociales, primas y vacaciones remuneradas. En los hospitales públicos, obedeciendo en muchos de ellos a los dictados del Ministerio de Hacienda a los que fueron sometidos, el 80% son contratatistas, contratados mediante OPS y empresas de servicios temporales. Este tipo de contratación es ilegal y facilita la politiquería, pues los trabajadores quedan expuestos a todo tipo de presiones y “fidelidades” para que sus contratos sean renovados, en algunos casos por dos o tres meses como se denució en Canal Capital.

El libre comercio no solo consiste en inundar el país con las importaciones de productos agrícolas e industriales extranjeros que quiebran las empresas, generando desempleo, informalidad, pobreza y atraso. El recorte de derechos laborales, la persecución sindical y el abaratamiento de la mano de obra, con la consecuente privación para el  ejercicio de la negociación colectiva y la huelga, también hacen parte de esa apertura que está destruyendo el país desde hace 25 años. Viene aparejada con la perversa  tercerización convertida en principal instrumento para abaratar la mano de obra y violar los códigos del trabajo. 

La tercerización se puede derrotar si los trabajadores se unen y luchan. Por ejemplo, el sindicato del Acueducto, Sintraemsdes, obligó a la administración a asumir de manera directa las funciones zonales de mantenimiento, facturación y lectura que Peñalosa y Mockus les entregaron a empresas privadas, incluida una de los Nule. Y, aunque la EAB ha violado la convención colectiva para que los trabajadores reintegados por esta via aún no puedan tener todos los beneficios convencionales, la contratación directa es un avance y Sintraemsdes continúa luchando para hacerla efectiva.

El derecho a sindicalizarse y demás reivindicaciones fundamentales es de la esencia de la democracia y por eso debe lucharse contra la tercerización. Para ello, los trabajadores deben organizarse y movilizarse, pero también han de participar políticamente. Santos y Pardo; Vargas Lleras y Peñalosa; Uribe y Pacho Santos han demostrado su posición a favor de la intermediación laboral, han sido sus promotores. El próximo 25 de octubre los trabajadores deberán tener esto presente para votar en consciencia, respaldando a la candidata del PDA, Clara López, y a los candidatos al Concejo que han mostrado en la práctica la consecuencia en la defensa del trabajo y en la vigencia plena de los derechos y convenios laborales.

Octubre 5 de 2015

Pobreza multidimensional y pobreza monetaria en Colombia

Pobreza multidimensional y pobreza monetaria en Colombia

Santos y Petro, ambos, en días recientes, dijeron que han “sacado”, respectivamente, a 3,8 millones y a 500.000 personas de la pobreza multidimensional. Aun suponiendo que los segundos estén incluidos entre los primeros, y que Santos además prometió “reducir 1,5 millones de personas en todas sus dimensiones”, muchos colombianos se preguntarán ¿qué es esto de la pobreza multidimensional?

Desde 2011, Colombia decidió acoger el sistema OPHI, Oxford Human and Development Initiative, distinto al tradicional, de la pobreza medida por ingreso monetario. El índice central del OPHI es conocido como de Pobreza Multidimensional y, con algunas variaciones, podría asimilarse al de Calidad de Vida, ICV, e incluso al de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI)

Dicho sistema de medición contempla diez indicadores, repartidos entre tres dimensiones, cada una de ellas con participación del 33 % en la evaluación integral: educación, salud y estándar de vida. Con relación a la primera, se miden los años de escolaridad y la cobertura de matrícula; con respecto a la salud, se calcula con base en la mortalidad infantil y la nutrición y, en cuanto a la tercera, relacionada con el hábitat, se tienen en cuenta la electricidad, el saneamiento básico, el combustible para cocinar, el tipo de piso y la dotación de la vivienda. Se considera un pobre “multidimensional” a la persona que carezca del 33 % o más de tales estándares; si está en los rangos entre el 20 % y el 33 %, se tiene como “vulnerable a la pobreza” y si está privado en estas áreas en más del 50 %, se tiene como “pobreza severa”.

Al porcentaje de personas que carecen de más del 33 % de los estándares se le llama incidencia y al porcentaje en que dicho conjunto de individuos carece en las tres áreas nombradas se le denomina intensidad. El índice IPM es la multiplicación de estos dos porcentajes. La variable cuantitativa más relevante es la incidencia. En el 2010, el IMP para Colombia era del 5,4 % y para Bogotá, del 0,7 %. (Véase OPHI Country Briefing June 2015: Colombia). El Dane hizo una medición “ajustada” para el 2014, cuatro años después del primer IPM. Para el país y para la capital, en efecto, la reducción fue como los dos mandatarios anunciaron.

Sin embargo, según el propio Dane, otra cosa pasa cuando se habla de pobreza monetaria, mucho más ligada al desempeño del gobierno de turno, más derivada de las políticas económicas adelantadas en cada mandato. Bajo esa óptica, el porcentaje de la población pobre crece tanto para Bogotá como para Colombia, y, lo más grave, es todavía más notorio en números absolutos. Mientras que en el país los pobres “multidimensionales” son 10,336 millones, los pobres por ingreso monetario son 13,2 millones, tres millones más, y, en la capital, cuando en la primera medición se cuentan 418.000 personas, en pobreza monetaria están casi el doble.

El ‘golpe de opinión’ de Santos y Petro no para ahí. Es obvio que en el caso de la pobreza multidimensional se trata de acumulados que la sociedad, y ella a través del Estado, ha logrado. No es entonces fruto exclusivo de su ‘gestión’. En gracia de discusión, el mérito podría radicar en no haber cambiado la tendencia de reducción así haya tenido un menor ritmo, sobre todo en Bogotá, donde, en cuanto a la pobreza monetaria extrema, sí aumentó con respecto al 2013, e igual sucedió con la desigualdad, comparada con el 2012, al crecer el respectivo coeficiente de Gini, de 0,497 a 0,502. Este, dicho sea de paso, en el dominio nacional, está estancado en 0,539 desde hace tres años. No habla bien de los gobiernos asaltar a la opinión con astucias técnicas para recibir palmas de la galería.

En un debate al respecto me preguntó un economista joven con ánimo retador: “¿Qué prefieres: ser pobre en Colombia o en Cuba?”. La respuesta es que en ninguno de los dos, pero es claro que en nuestro caso, aspirando a ingresar a la Ocde, la premisa fundamental está en que las carencias en áreas básicas deberían superarse y el factor determinante habrá de ser el ingreso. Creo que en Cuba, donde en educación y sanidad están por encima de nosotros, también lo deberá ser y se informa, según noticias, que las reformas actuales ya apuntan hacia allá, algo que –por lo visto– no parecieran estar pensando los gobiernos de por acá.


Aurelio Suárez Montoya

Unidad en defensa de ETB

Unidad en defensa de ETB

*Foto tomada de Confidencial Colombia

Manuel Sarmiento

27 de agosto del 2015

@mjsarmientoa

El escándalo que desató el Exgerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad en relación con el convenio para el funcionamiento de la línea 123 refleja uno de los muchos problemas de ETB. El exfuncionario reveló que la Alcaldía Mayor ha presionado la prórroga de un convenio en el que no se sustentan pagos por cerca de $30.000 millones. Y no es cierto que los recursos se queden en la empresa pública, pues ETB subcontrata compañías privadas que se ganan una parte de la tajada.

Pero esta no es la única irregularidad. En noviembre de 2013 ETB vendió su participación en Colombia Móvil (Tigo) por $240 millones de dólares, suma inferior al valor real de las acciones. De acuerdo con la Contraloría de Bogotá, la banca de inversión BNP Paribas valoró la participación de ETB en $283 millones de dólares, lo que significa que la empresa bogotana perdió $43 millones de dólares en este negocio, más de $80 mil millones.

También son conocidas las denuncias sobre las multimillonarias primas de éxito que los directivos de ETB han recibido por su “gestión”. Sin embargo, los resultados operacionales de la empresa están lejos de ser exitosos. Las utilidades operacionales cayeron de $266.000 millones en 2011 a $104.000 millones en 2014, mientras que en el mismo período los ingresos operacionales disminuyeron en $59.000 millones. Entre 2011 y 2014 la participación de la empresa en el mercado de internet fijo pasó del 17% al 11% y perdió cerca de 300 mil usuarios de telefonía fija.

¿Por qué entonces los titulares de prensa han registrado utilidades “históricas” de ETB? El Presidente de la compañía ha acudido a una serie de astucias para engañar a la opinión. En 2012 incluyó como ingresos la deuda de Claro por $153.000 millones, recursos que aún no han ingresado a la empresa pero que sí sirvieron para inflar las utilidades netas, irregularidad que la Superfinanciera debería investigar. Las utilidades de 2014 tampoco se deben a la buena gestión de Kattan, sino a los ingresos extraordinarios por la venta de la participación en Colombia Móvil, venta que se hizo a menos precio.

El directivo también se ‘autoelogia’ por los resultados del proyecto N-Play, que consiste en prestar los servicios de internet, televisión y telefonía mediante redes de fibra óptica. Sin embargo, no se han cumplido las metas de conexión. A diciembre de 2014 ETB debía tener 153.000 conectados hogares a fibra, pero solo se conectaron 18.000. Este año debería terminar con 308.000 hogares conectados y a marzo solo tenía 31.000. Lo más grave es que la empresa ha invertido $350.000 millones en este proyecto y solo le han ingresado $6.200 millones.

Por último, son inaceptables las políticas de persecución sindical y tercerización laboral con las que se han violado los derechos de los trabajadores. Con la venia del alcalde Petro, la administración de la empresa demandó a los dirigentes de Sintrateléfonos por protestar contra los atropellos laborales y despidió al Fiscal del sindicato después de que denunció las primas de “éxito” de los directivos de la empresa. La tecerización laboral ha aumentado a niveles dramáticos, llegando a la cifra de cuatro tercerizados por cada directo, lo que explica que los trabajadores ganen salarios de hambre y no puedan ejercer su derecho a sindicalizarse.

La gestión de esta administración ha puesto en peligro el patrimonio público de los bogotanos. Multinacionales como AT&T quieren apropiarse de una empresa que los ciudadanos han construido durante más de un siglo, objetivo que gana terreno con los malos resultados de esta administración. Para evitar que esto suceda, debe promoverse la unidad de trabajadores, académicos y de la ciudadanía en general para cambiarle el rumbo a ETB y evitar su privatización. Desde el Concejo se debe elevar el nivel de conciencia, organización y movilización para defender el patrimonio público de Bogotá.

 

Los conductores de Transmilenio y del SITP tienen la razón

Los conductores de Transmilenio y del SITP tienen la razón

Manuel Sarmiento | @mjsarmientoa | Bogotá, 29 de Julio de 2015

El modelo Transmilenio – SITP no solo lesiona a usuarios y pequeños transportadores, también viola los derechos de los trabajadores. El oligopolio que se adueñuó del transporte público de Bogotá se han inventado una maraña de astucias para desconocer las normas laborales que regulan la jornada de trabajo y los descuentos a los salarios, a lo que se suma la terrible persecución sindical.

El Decreto 1393 de 1970 señala que “las empresas de transporte y por razones de seguridad pública, no podrán fijar a los conductores jornadas de trabajo diario superiores a 10 horas”. El artículo 2º de la Ley 105 de 1993 precisa que esta jornada “comprende el tiempo durante el cual el conductor está en servicio de la empresa o patrono, bien sea sobre el timón o la ruta, o, simplemente, a disposición de una o del otro”.

Para burlarse de estas normas, los operadores privados de Transmilenio y el SITP acuden a una práctica conocida como ‘tabla partida’, que consiste en dividir las jornadas laborales en varios turnos. Por ejemplo, los conductores deben cumplir un  primer turno de 6:00 am a 10:00 am y, luego, deben trabajar de 2:00 pm a 6:00 pm. Los operadores alegan que la jornada es apenas de 8 horas, sin embargo, es de doce, porque entre las 10 am y las 2 pm (tiempo de ‘descanso’), los conductores deben esperar en los patios en condiciones tan inaceptables que incluso existen quejas porque las instalaciones no cuentan con baños.

Con esta práctica los operadores privados evaden el pago de horas extras, ponen en riesgo la vida de los usuarios debido al cansancio de los conductores y violan las normas sobre jornada laboral.

Las doce familias también están violando el artículo 113 del Código Sustantivo del Trabajo que les prohíbe imponer multas por equivocaciones de los trabajadores y descontarlas del salario. Para transgredir esta prohibición, los operadores pagan un salario básico y reconocen una bonificación que solo se hace efectiva cuando las mismas compañías consideran que el trabajador no ha cometido errores. Los conductores están perdiendo toda o parte de esta bonificación debido a que las empresas los sancionan por cometer faltas como violar una norma de tránsito.

Esta práctica es ilegal porque la ley solo permite multas por faltar al trabajo, lo que excluye las sanciones por equivocaciones o errores. Pero además, viola el derecho fundamental al debido proceso porque los trabajadores ni siquiera tienen la oportunidad de conocer las pruebas para defenderse.

El modelo Transmilenio es un buen ejemplo de que en Bogotá prevalece el interés particular sobre el general. En este caso, el interés de un oligopolio sobre el de usuarios, pequeños transportadores y trabajadores. Los conductores tienen la razón y debemos respaldarlos.