Los taxistas tienen la razón en su protesta en contra de la ilegalidad: Senador Robledo y concejal Manuel Sarmiento

El paro de taxistas es justo; las autoridades no pueden seguir alcahueteando la ilegalidad de Uber y otras aplicaciones tecnológicas; la congestión vehicular, la contaminación y la inseguridad sí aumentan por estas empresas ilegales de transporte público

El paro adelantado por los taxistas es en contra de la ilegalidad de Uber, Beat, Picap y Didi. Para el senador Jorge Enrique Robledo y el concejal de Bogotá Manuel Sarmiento estas compañías que se presentan como simples aplicaciones tecnológicas cuando son es empresas ilegales de transporte público y siguen actuando gracias a la alcahuetería del gobierno nacional y de la alcaldía de Bogotá, entidades que con su permisividad abonan el camino para más caos vehicular, contaminación e inseguridad en el transporte público de pasajeros.

Crecen el número de estudios que demuestran que si los carros particulares se vuelven taxis aumenta la congestión del tráfico en todas las ciudades. Este año, por ejemplo, la autoridad la Autoridad de Transporte del Condado de San Francisco, ciudad de donde es originaria Uber, y expertos de la Universidad de Kentuky concluyeron que “entre 2010 y 2016 la congestión del tráfico en San Francisco aumentó aproximadamente en un 60 por ciento, y Uber y Lyft son responsables de más de la mitad de ese aumento.” (Ver)

Robledo expresó que Uber y otras empresas ilegales del transporte están actuando de mala fe. Violan el Código Penal cuando suplantan a las autoridades públicas de transporte, gastan miles de millones de pesos en publicidad engañosa, mueven su plata por el sistema financiero y aparecen como empresarios ejemplares cuando no lo son.

El concejal Sarmiento señaló que “el gobierno Peñalosa ha sido negligente en combatir la ilegalidad y se ha empecinado en imponer cargas que los terminan haciendo menos competitivos frente a los ilegales. El ejemplo son las tabletas que encarecen el servicio hasta en un 25 por ciento y no resuelven de fondo ninguno de los problemas del taxismo.”

Los dos voceros del Polo Democrático reiteraron su llamado a Duque y a Peñalosa a que dejen de ser complacientes con la ilegalidad de Uber y otras aplicaciones, y atiendan los justos reclamos de empresarios, propietarios y conductores de taxis. Si se quiere de verdad mejorar el transporte público de taxi, como tanto se repitió durante la última campaña presidencial, hay que combatir a las multinacionales de la ilegalidad en el transporte público.

Bogotá, 10 de julio de 2019

Oficina de Prensa

Senador Jorge Enrique Robledo y concejal Manuel Sarmiento

Deja un comentario