Metro elevado podrá diseñarse y construirse sin interventoría

Metro elevado podrá diseñarse y construirse sin interventoría

Andrés Escobar y el concesionario del metro aprovecharon el Coronavirus y la situación de la economía mundial para modificar el contrato y debilitar los mecanismos de control al proyecto de infraestructura.

 

El Gerente de la Empresa Metro, Andrés Escobar, acordó con el contratista del metro elevado eliminar la obligatoriedad de la interventoría encargada de vigilar la elaboración de los diseños de detalle y la construcción del viaducto, señalando que dicha vigilancia técnica puede reemplazarse por una supervisión a cargo de la misma Empresa Metro.

Así lo señala el otrosí firmado el pasado 9 de marzo que modificó el contrato de concesión: “en cualquier momento la EMB podrá optar por reemplazar la figura del Interventor por la de una supervisión directa a cargo de la EMB o viceversa“. El contrato original señalaba que la interventoría solo se podía reemplazar por una supervisión después de que terminará la construcción del proyecto y se culminará la fase de pruebas, lo que significa que ahora los diseños de detalle y la construcción del metro no serán objeto de una vigilancia técnica e independiente.

El concejal aseguró que este otrosí es abiertamente ilegal pues contraría el artículo 83 de la Ley 1474 de 2011 (Estatuto Anticorrupción), según el cual la interventoría consiste en “el seguimiento técnico que sobre el cumplimiento del contrato realice una persona natural o jurídica contratada para tal fin por la Entidad Estatal”, y que deberá contratarse “cuando el seguimiento del contrato suponga conocimiento especializado en la materia, o cuando la complejidad o la extensión del mismo lo justifiquen”, tal y como sucede con el contrato del metro. También recordó que la misma norma define la supervisión como el seguimiento que la entidad contratante hace sobre el cumplimiento del contrato “cuando no requieren conocimientos especializados”, hecho que corrobora la inviabilidad de que la interventoría sea sustituida por la supervisión de la Empresa Metro.

Esta modificación abre la posibilidad a que la interventoría sea sustituida indefinidamente por un supervisor sin la experticia requerida, y no solo durante 240 días como equivocadamente se ha afirmado. Así lo establece la Cláusula Primera del Otrosí, que faculta a la Empresa Metro para determinar en qué momento y durante qué periodo de la ejecución del contrato operará dicha sustitución.

Además, el contrato original señalaba que la firma del acta de inicio del contrato solo podía hacerse después de la suscripción del contrato de interventoría, condición que debía cumplirse dentro de los 240 días siguientes a la firma del contrato de concesión. Con la modificación, solo se requerirá que la empresa metro notifique al concesionario de la decisión de reemplazar la interventoría por una supervisión directa, notificación que deberá hacerse dentro de los 240 días siguientes a la firma de la concesión.

El documento que modificó el contrato justifica eliminar la obligatoriedad de la interventoría debido al “efecto que el comportamiento reciente de los mercados internacionales puede tener sobre el proceso de selección” de la firma interventora. “Escobar está aprovechando la situación internacional para debilitar los mecanismos de control sobre un proyecto de la envergadura del metro. Está violando la ley, pues la crisis económica no es una excusa para prescindir de la interventoría”, explicó el cabildante del Polo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *