Peñalosa ha sacado a más de 60.000 personas de los programas de alimentación y nutrición

Peñalosa ha sacado a más de 60.000 personas de los programas de alimentación y nutrición

Cifras de la Secretaría de Integración Social muestran una drástica reducción de las personas con acceso a Comedores Comunitarios y programas de Complementación Alimentaria.
Con fundamento en la información entregada por la Secretaría de Integración Social, el concejal Manuel Sarmiento reveló una drástica reducción del número de personas atendidas mediante programas de alimentación y nutrición. En el año 2016, 134.817 personas accedieron a estos programas, cifra que se redujo a 72.770 en 2019, lo que significa que en la administración de Peñalosa 62.047 de bogotanos fueron excluidos de los programas de alimentación, una reducción del 46%.
El Distrito atiende a poblaciones vulnerables y en situación de inseguridad alimentaria a través de dos programas. El primero es el de “Comedores Comunitarios”, cuyo número de beneficiarios pasó de 73.720 en 2016 a 40.830 en 2019. El segundo se denomina “Complementación Alimentaria”, que pasó de atender  61.097 personas en 2016 a 31.940 en 2019.
El concejal Manuel Sarmiento resaltó que la reducción del número de beneficiarios de los programas de alimentación contrasta con el aumento de la pobreza medida por ingresos. “Esta exclusión de más de 60.000 personas no se explica por un mejoramiento de las condiciones de vida de la gente y de sus ingresos. La pobreza monetaria, medida por el nivel de ingresos, pasó de 10,4% en 2015 a 12,4% en 2018, lo que significa que en los últimos tres años 200.000 personas han caído a la pobreza en Bogotá. Por su parte, la pobreza extrema aumentó del 2% al 2,5%, lo que agrava la drástica reducción de los beneficiarios de los programas de alimentación”, explicó el cabildante.
“Estos recortes muestran el talante del alcalde Peñalosa, su política de utilizar el poder en beneficio de unos pocos. Mientras reduce los programas que en algo mejoran la nutrición de poblaciones vulnerables, concentra sus esfuerzos y los recursos públicos en dejar amarrados meganegocios que solo le sirven a una minoría como la privatización del transporte público. Esta lógica plutocrática no solo ha aumentado la pobreza, también a agravado la desigualdad y concentrado aún más la riqueza”, concluyó el cabildante al recordar que el índice de Gini en la ciudad pasó de 0,498 en 2016 a 0,504 en 2018.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será mostrada. Required fields are marked *