Los CAPS de Peñalosa no atienden urgencias de alta complejidad y no son 24 horas

Los CAPS de Peñalosa no atienden urgencias de alta complejidad y no son 24 horas

Intervención del concejal Manuel Sarmiento, Concejo de Bogotá, 26 de agosto de 2016.

Mienten el alcalde Peñalosa y el secretario Morales. El hacinamiento, en vez de disminuir, ha aumentado. Se va a reemplazar infraestructura de salud que atiende urgencias de alta complejidad las 24 horas del día por infraestructura en salud que solo atiende urgencias de baja complejidad y solo de siete de la mañana a nueve de la noche.

Que la salud en Bogotá está en crisis desde hace varios años es un hecho de todos conocido, pero lo que están haciendo el alcalde Peñalosa y el secretario Morales es algo que yo pensé que era imposible: la están empeorando. Y la están empeorando con decisiones sobre las que advertimos en su momento. Denunciamos que fusionar hospitales era una reforma sin estudios técnicos que apuntaba a continuar con la política de la pasada administración de cerrar servicios de salud.

Quiero entonces mencionar rápidamente dos o tres temas. En primer lugar, usted está diciendo mentiras, secretario Morales, en su desespero por tratar de justificar sus medidas, y eso es muy grave. Usted afirmó que en los primeros seis meses del año se había reducido en 30% el hacinamiento en algunos hospitales públicos y yo mostré aquí con cifras que no era cierto. Envié un derecho de petición del que hace poco llegó respuesta con su firma, secretario Morales, y en ella admite que en enero el hacinamiento en urgencias en los hospitales públicos era del 132% y que en julio aumentó al 163%. ¡Cómo es posible entonces que salga el alcalde Peñalosa por todos los medios de comunicación a cacarear una reducción mentirosa del hacinamiento de las salas de urgencias de los hospitales públicos! Los debates deben ser sobre certezas, pero ya se volvió costumbre de esta Administración mentir para justificar sus despropósitos y engañar a la ciudadanía.

Como ya lo dijeron otros concejales, continúa el caos de esta reforma improvisada. Fui al Hospital la Victoria la semana pasada y el sistema ni siquiera funcionaba. Se ufanaba usted, secretario de Salud, de que la fusión iba a ser muy buena porque los hospitales de una misma subred iban a manejar el mismo sistema. Y resulta que el día que fui, no funcionaba y los médicos ni siquiera podían formular los medicamentos.

Y lo último, los Centros de Atención Prioritaria en Salud, CAPS. Hace unas dos semanas, un boletín anunció que a partir del 1 de septiembre se iban a abrir diez nuevos CAPS, presentándolo como si fuera infraestructura nueva de salud. Resulta que tampoco es cierto. En el derecho de petición que me respondió usted, secretario Morales, queda clarísimamente demostrado que la mayor parte de esos nuevos CAPS van a reemplazar las UBAS, UPAS y CAMIS. Entonces no los muestren como infraestructura nueva, porque lo que realmente van a hacer es remplazar infraestructura ya existente, y con un agravante, el recorte en los servicios de urgencias de alta complejidad.

Los CAPS que, según ustedes, van a reemplazar 11 Centros de Atención Médica Inmediata (CAMI), no funcionan las 24 horas, como sí lo hacen los CAMIS. En los servicios de urgencias de los CAPS solo se atienden urgencias de triaje 4 y 5, y los CAMIS por norma deben atender triaje 1, 2, 3, 4 y 5. Lo que ustedes entonces están planteando es en realidad reemplazar infraestructura de salud que atiende urgencias de alta complejidad las 24 horas del día por infraestructura en salud que solo atiende urgencias de baja complejidad y solo de siete de la mañana a nueve de la noche. Un paso atrás y un pésimo cambio.

Se confirma lo que ya advertí. La reforma apunta a cerrar y recortar servicios de salud. El 1 de septiembre se arranca con 3 CAMIS que van a ser sustituidos por CAPS, y esto es inaceptable. Por ejemplo, a las personas que son atendidas en el CAMI del barrio Trinidad Galán les va tocar irse al Hospital de Kennedy, lo que aumentará las barreras de acceso.

Concluyo diciéndoles, no engañen a la ciudadanía, no muestren cifras falsas de hacinamiento y no presenten estos CAPS como si fuera nueva infraestructura. Digan la verdad, aunque les dé urticaria. Van a reemplazar infraestructura ya existente, recortando servicios de urgencias de alta complejidad. Muy grave e inaceptable que la política del alcalde Peñalosa sea para empeorar la grave crisis que enfrenta el Sistema de Salud en Bogotá desde hace varios años.

 

 

 

 

Peñalosa y Morales continúan engañando descaradamente a los bogotanos con la salud.

Peñalosa y Morales continúan engañando descaradamente a los bogotanos con la salud.

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Miércoles, 14 de septiembre de 2016


El Alcalde falta gravemente a la verdad en materia de salud. Los 40 Centros de Atención Prioritaria en Salud (CAPS) no serán nuevas infraestructuras y se recortarán servicios de urgencias de alta complejidad.

El concejal Manuel Sarmiento denunció que la administración de Enrique Peñalosa falta gravemente a la verdad al presentar la construcción de 40 CAPS como infraestructura de salud adicional a la que ya existe en la ciudad. “Repudio el estilo mentiroso del alcalde Peñalosa y del Secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales quienes se empeñan en incurrir en falsedades al presentar los CAPS como una infraestructura nueva del sector salud”, afirmó el Concejal del Polo.

“De acuerdo con una respuesta que me envió la Secretaría de Salud (Ver respuesta al DP), la mayoría de los CAPS reemplazarán Unidades Primarias de Atención (UPA) y Centros de Atención Médica Inmediata (CAMI) que ya existen, por lo que no es cierto que los CAPS sean nueva infraestructura para el sector salud”, resaltó el cabildante.

Sarmiento afirmó también que, con estas medidas, la administración recortará servicios de urgencias en la ciudad. “Los CAPS que van a sustituir a los CAMI no prestarán servicios para todos los tipos de urgencias, de alta y de baja complejidad (Triage 1, 2, 3, 4 y 5), que sí son prestados por los CAMI, por lo que este reemplazo implica un recorte de los servicios de urgencias de alta complejidad”, explicó. Cambiar los CAMI por CAPS agravará la crisis de la salud en Bogotá, lo que evidencia que el de Peñalosa es un modelo de muerte y enfermedad.

El concejal Sarmiento respaldó las movilizaciones promovidas por la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud en rechazo a las pésimas políticas del alcalde Peñalosa. “Es importante que trabajadores y pacientes nos unamos en defensa de nuestro derecho a la salud”, concluyó, y reiteró su invitación a la ciudadanía al debate de control político que se realizará el próximo lunes 19 de septiembre en el Concejo de Bogotá.