“Se confirma que Peñalosa usa recursos públicos para meganegocios que le hacen daño a Bogotá”

“Se confirma que Peñalosa usa recursos públicos para meganegocios que le hacen daño a Bogotá”

Intervención del concejal Manuel Sarmiento, 2 de diciembre de 2016.

Un modelo perverso de ciudad. Meganegocios con más impuestos de valorización, más privatizaciones y más tercerización. Salud, Educación, Desarrollo Económico e Integración Social pierden participación en el presupuesto total. Se va a eliminar a 70.000 personas de los programas de Integración Social. Peñalosa le quita 120.000 millones de pesos a los hospitales públicos. No hay recursos para darle cumplimiento al Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Tomás Van Der Hammen. Peñalosa va a terminar embolatando el Metro.

Como ya lo anunció nuestro vocero, el concejal Celio Nieves Herrera, el POLO no va a votar este proyecto de presupuesto presentado por el alcalde Enrique Peñalosa, pues confirma algo que dijimos durante el debate del Plan de Desarrollo: que no es un Plan de Desarrollo sino de subdesarrollo, enmarcado en un modelo muy perverso de ciudad, consistente en utilizar los recursos públicos para apalancar grandes negocios privados que le hacen mucho daño a la ciudad, meganegocios como los de las alianzas público-privadas, la nueva forma de privatización no solo de las vías sino también de los hospitales y el transporte público, o las famosas concesiones de TransMilenio, que tanto le gustan al alcalde, bajo el mentiroso sofisma de que TransMilenio reemplaza al Metro, funesto error en el que está empecinado. Ahí, a regañadientes, Peñalosa anda hablando de la Primera Línea del Metro. Pero les recuerdo que la visión de quien nos presentaron como un gran visionario es que Bogotá, durante los próximos treinta años, solo tenga una línea del metro y el resto esté lleno de troncales de TransMilenio.

El proyecto de presupuesto para el 2017 no respalda los buenos negocios de interés común, sino los meganegocios privados que le hacen daño a la ciudad. Y conste que no me opongo a los negocios privados, pero este es un presupuesto que no respalda la industria, que no respalda el pequeño y mediano comercio, que no respalda a los productores agropecuarios de la ciudad y de los municipios aledaños.

Lo más grave es que estos meganegocios se financian con más impuestos de valorización y con privatizaciones. También se financian maltratando a los trabajadores, porque aquí no hay una política de formalización laboral de los trabajadores del Distrito Capital y seguimos llenos de contratistas. Estos meganegocios se financian también con los ahorros que se gana la Administración Distrital recortando los derechos sociales. Es en resumen la política que se ve reflejada en el proyecto de presupuesto.

Es evidente que aquí a lo que le apunta la administración distrital es a aumentar en términos considerables el presupuesto para movilidad, porque es ahí donde están los meganegocios. El presupuesto para movilidad crece en términos nominales en 32%, mientras que sectores como el de Desarrollo Económico, Educación, Salud e Integración Social crecen en términos reales por debajo del 2%. Todos estos sectores, Salud, Educación, Desarrollo Económico e Integración Social pierden participación en el presupuesto total. Así que no nos vengan a decir que este es un presupuesto social.

Embolatado el Metro

Voy a resaltar algunos aspectos muy graves. En materia de movilidad, se confirma que la decisión del alcalde Peñalosa consiste en echar a la basura los estudios técnicos del Metro subterráneo y promover un metro elevado sin estudios, en dos palabras, embolatar el Metro. Les recuerdo, señores y señoras de la Administración distrital, que, según lo dijo el alcalde en varias entrevistas, cambiar la tipología solamente alargaría el proceso en tres meses, que en tres meses todo estaría listo y que a finales del año 2016, o sea ya, se estaría abriendo la licitación del Metro. ¡Qué gran mentira del alcalde Enrique Peñalosa! Aquí se demuestra que ni siquiera van a sacar el CONPES este año ni a comprometer recursos para el proyecto del Metro. Se demuestra que era cierto lo que advertíamos: Peñalosa va a terminar embolatando el Metro de la ciudad de Bogotá.

También inaceptable que en Integración Social se reduzca en 20% el presupuesto de los bonos y canastas alimentarios y comedores comunitarios, y que la Administración distrital pretenda que el próximo año la meta de personas beneficiarias se reduzca en 90.000 personas. Si se tiene en cuenta el número de personas que al mes de septiembre estaban incluidas en ambos programas, se eliminaría a 70.000 personas. Con despojos de este calibre es como se van a financiar los grandes meganegocios que tanto le gustan al alcalde Peñalosa.

En educación, señora secretaria, las metas de infraestructura no me dejan claro cómo es que usted va a cumplir la meta de una jornada única para el 15% de los estudiantes. En este recinto he denunciado que la tal jornada única del alcalde Peñalosa no es una jornada única de verdad sino un mal remedo, porque no cumple con requisitos mínimos, y menciono solo uno: la alimentación escolar con comida caliente a los estudiantes que estén durante ocho horas en el colegio. La meta, señora secretaria, es llegar el próximo año a 125.000 estudiantes con jornada única, correspondientes al 15% que usted aquí nos ha mencionado, pero el proyecto de presupuesto calcula la alimentación escolar solo para 65.000 estudiantes. Definitivamente, se continúa con los malos remedos.

En Salud, el alcalde les va a quitar 120.000 millones de pesos a los hospitales públicos para financiar el llamado Plan de Intervenciones Colectivas, o sea, salud preventiva y promoción de la salud. Es inaceptable que lo haga mientras se deterioran los índices de salud pública.

En Ambiente, señor secretario, le recuerdo que el Plan de Manejo Ambiental es una norma de obligatorio cumplimiento, pero ustedes ahí, como si nada, porque en este presupuesto no están destinando recursos para ejecutar el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Tomás Van Der Hammen. La ley no es un menú, en el cual yo cumplo unas normas y otras no, según lo dicte mi paladar. Sé que a ustedes no les gusta el Plan de Manejo Ambiental, pero mientras esté vigente y ustedes no lo puedan cambiar, lo tienen que cumplir. En el proyecto de presupuesto no aparece en ninguna parte recursos para darle cumplimiento al Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Tomás Van Der Hammen.

En Cultura, se confirma que se le está haciendo conejo a la nueva sede de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. No aparecen los recursos por ningún lado y se reduce el presupuesto para incentivos y becas a los artistas locales.

Pasa lo mismo en el sector Mujer, y me parece muy grave, señora secretaria. Lamentablemente, usted no se dignó contestar las preguntas que le hice en la sesión anterior. Le pregunté por qué se van a reducir las metas de atención a las mujeres en las Casas de Igualdad de Oportunidades, antes de 26.000 mujeres vinculadas y hoy, de acuerdo con el proyecto de presupuesto, de tan solo 11.000. Me dio las respuestas en términos bastantes generales y no me contestó todas las preguntas que le hice durante las extensas jornadas que tuvimos.

En el sector de hábitat va a haber muchos menos recursos para reasentamientos.

En el IDRD, desaparece el programa de bicicorredores, a pesar de los buenos resultados ya demostrados.

Repito lo del sector  de Desarrollo Económico. Lamentable que en el presupuesto 2017 no haya nada para la industria y nada para los pequeños y medianos comerciantes. Se aduce que se va a capacitar a dos mil tenderos, no sé con qué tipo de capacitación, pero no se los protege frente a la amenaza que pesa sobre ellos por la competencia desleal de las grandes superficies. Y subsisten muchas dudas sobre los mercados campesinos.

Concluyo entonces afirmando que el POLO acertó muy bien al declararse en oposición a Enrique Peñalosa. Como lo demuestra este proyecto de presupuesto, lo que está haciendo el doctor Peñalosa es gerenciando desde la Alcaldía Mayor los meganegocios que tanto daño le han hecho a la ciudad y lo peor, con los recursos de todos los bogotanos. Nosotros, a partir del próximo año, vamos a elevar el nivel de movilización y arrancaremos con un proceso muy importante, como lo es la revocatoria del señor alcalde Enrique Peñalosa.

“Presupuesto de 2017 confirma que con Peñalosa priman los meganegocios contrarios a los derechos ciudadanos”: concejal Manuel Sarmiento

“Presupuesto de 2017 confirma que con Peñalosa priman los meganegocios contrarios a los derechos ciudadanos”: concejal Manuel Sarmiento

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Domingo, 4 de noviembre de 2016


“El Presupuesto que Enrique Peñalosa le presentó al Concejo para ejecutar el próximo año confirma que este es un gobierno que pone el Estado al servicio de meganegocios que le hacen un inmenso daño a los ciudadanos”. Así resumió el concejal Manuel Sarmiento las implicaciones del proyecto de presupuesto que se discute en el Cabildo Distrital. Señaló que en lugar de promover los malos negocios, el Distrito debería estimular la industria, el pequeño y mediano comercio, y la producción agropecuaria, sectores duramente golpeados por el libre comercio.

El Concejal del Polo mostró como buena parte de los recursos públicos se destinarán a apalancar negocios privados como las APP y las concesiones de Transmilenio que, más que mejorar la movilidad de la Ciudad, les garantizarán enormes ganancias a multinacionales y magnates nacionales. Mientras el presupuesto de movilidad crece en términos reales en 32% y pasa a ser el de mayor participación, los de Desarrollo Económico, Salud, Educación e Integración Social crecen menos del 2% y pierden participación en la estructura fiscal.

Sarmiento resaltó los aspectos más graves de cada sector:

Desarrollo Económico: No se destinan recursos suficientes para respaldar la industria, el agro y el pequeños y mediano comercio, además de que se reduce el presupuesto para darles a los vendedores informales alternativas comerciales.

Movilidad: No se destinan recursos para cumplir las promesas de campaña del alcalde Peñalosa con los pequeños y medianos propietarios del transporte.

Integración Social: El presupuesto para el programa de comedores comunitarios, bonos y canastas alimentacias, se reduce en un 20%, lo que implica que la meta de 2017 tenga 90 beneficiarios menos que la de 2016.

Educación: Se insiste en el mal remedo de Jornada Única agravando el hacinamiento y la mala alimentación escolar. Además, se reducen el número de becas para formación posgradual de los docentes de colegios oficiales y, de manera inaudita, el presupuesto de la Universidad Distrital tiene un recorte de $39.000 millones.

Salud: El Alcalde les quita $120.000 millones a los Hospitales para el Plan de Intervenciones Colectivas (promoción y prevención).

Ambiente: No se destinan recursos para cumplir con el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Van der Hammen, desacato a un mandato legal que refleja el desprecio del Alcalde por este activo ambiental.

Cultura: No aparecen recursos para la nueva sede de la Filarmónica y se reduce el presupuesto para el sistema de participación y para financiar los incentivos y becas a artistas locales.

Secretaría de la Mujer: Se reducen las metas de los programas de atención a las mujeres bogotanas. Por ejemplo, la meta de mujeres vinculadas a las Casas de Igualdad de Oportunidades pasa de 26.000 en 2016 a 11.000 en 2017.

“Este es el presupuesto del negocio, socio”, concluyó el concejal Manuel Sarmiento.

Con Peñalosa, presupuesto para la Secretaría de la Mujer sigue siendo insignificante.

Con Peñalosa, presupuesto para la Secretaría de la Mujer sigue siendo insignificante.

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Lunes, 21 de noviembre de 2016


En la presentación del presupuesto para la Secretaría de la Mujer, el concejal Manuel Sarmiento advirtió que el dinero dispuesto en 2017 para esta entidad muestra que en el gobierno Peñalosa el sector continúa marginado de la Administración Distrital. De acuerdo con el proyecto, a la Secretaría de la Mujer le corresponde en el próximo año apenas un 0,22% del total del presupuesto programado para todo el Distrito y solo el 0,48% del total del presupuesto de inversión.

Sarmiento también explicó que, a pesar de que el presupuesto para la Secretaría de la Mujer tendrá un insignificante crecimiento en términos reales del 6%, las metas de varios programas se reducen con respecto a las de 2016. En las Casas de Igualdad de Oportunidades, la meta pasa de 26.000 mujeres vinculadas a este programa en este año a 11.000 en 2017, una reducción del 58%. En las Casas Refugio la meta también se reduce de 1.100 personas atendidas en 2016 a 800 en 2017.

Finalmente el concejal del Polo cuestionó la política laboral de la Secretaría Distrital de la Mujer pues, según Cristina Vélez, se continuará con la política de contratar funcionarias que realizan funciones permanentes mediante una planta temporal, vinculación que viola derechos como la estabilidad laboral. “Es inaudito que la entidad encargada de proteger los derechos de las mujeres, viole los derechos laborales con contratos que no garantizan la estabilidad laboral. Quienes trabajan en la Secretaría, en su mayoría mujeres, cumplen funciones permanentes y misionales, por lo que deben vincularse a la planta permanente como lo exige la Constitución y la Ley” afirmó.

Para ver la intervención del concejal Manuel Sarmiento sobre este tema: http://bit.ly/2fGhDUX