Metro de Bogotá: ¿Un nuevo REFICAR?

Metro de Bogotá: ¿Un nuevo REFICAR?

Después de haber incumplido por lo menos en siete ocasiones las fechas anunciadas para abrir el proceso de selección del constructor, el pasado 24 de julio Peñalosa anunció que el 6 de agosto se abriría por fin la licitación (https://bit.ly/2wyhbPA). Sin embargo, después de que se denunciara que el proyecto no contaba con los estudios suficientes, ese mismo día el alcalde afirmó que “a más tardar en diciembre debe[á] abrirse la licitación” (https://bit.ly/2C1Zii9). Andrés Escobar, gerente del proyecto, no se quedó atrás y en una misma entrevista fue capaz de decir que la licitación sí se había abierto, para enseguida confesar que “no la hemos abierto” (https://bit.ly/2okq5ws).

Esto no es todo. En la Silla Vacía (https://bit.ly/2okq5ws) al “aclarar” por qué había anunciado la apertura de licitación sin los estudios que exige la ley, el gerente Escobar pretextó que “los estudios de factibilidad quedaron concluidos en septiembre del año pasado”, pero que “los 23 entregables apenas van a estar listos en estos días” (https://bit.ly/2wuGLG1). Sus confusas  declaraciones incluyeron reconocer que tanto él como el alcalde Peñalosa no sabían que antes de acudir a la banca internacional debían contar con el respaldo del gobierno nacional.

La verdad verdadera es que los estudios de factibilidad no se han terminado ni tampoco  se ha entregado ni aprobado la estructuración financiera del proyecto, un elemento fundamental para definir su viabilidad. No obstante, Santos y Peñalosa, pasando por encima de la legislación colombiana, decidieron que el proceso de selección del contratista se regiría por las normas “más flexibles” del BID que, absurdamente y en la lógica del gran capital internacional, franquean el proceso sin contar con todos los estudios, disparate que en Reficar llevó a sobrecostos por $4.000 millones de dólares, y que les cae como anillo al dedo no solo por su reconocida adicción al capital extranjero sino porque les sirve de engaño frente al documentado retraso del Metro mediocre y costoso en que ambos se embarcaron.

Los lineamientos licitatorios del BID –los mismos que se usaron para implementar el fallido SITP– abren las puertas a la corrupción al autorizar el ocultamiento de la información utilizada para escoger al contratista e impiden conocer las evaluaciones de las ofertas que presenten las compañías interesadas en quedarse con el megacontrato de $4.300 millones de dólares, violando principios fundamentales como la transparencia y la publicidad. Como si  fuera poco, Peñalosa, aplicando el mismo patrón que empotró en Bogotá desde 1998 –el Modelo Transmilenio–,  al consorcio que resulte beneficiario con la construcción también se le dará la operación y explotación durante 20 años.

Ese “Pos ya sabes, yo como digo una cosa digo otra”, que en esta comedia chapulinesca han representado Peñalosa y Escobar concluyó por dejar en manos de instituciones extranjeras las decisiones estratégicas del pésimo Metro que Santos, Peñalosa y Duque legarán a Bogotá, un infortunio que sus ocho millones de habitantes no se merecen. ¿Quién podrá defenderlos?

Manuel Sarmiento

Concejal de Bogotá – Polo Democrático Alternativo

3 de septiembre de 2018

Santos y Peñalosa abren licitación tramposa del metro de Bogotá

Santos y Peñalosa abren licitación tramposa del metro de Bogotá

Los concejales Manuel Sarmiento, Celio Nieves y el senador Robledo denuncian afán politiquero de Santos y Peñalosa

El concejal Manuel Sarmiento, en rueda de prensa citada junto al senador Jorge Enrique Robledo y al concejal Celio Nieves, se manifestó sobre la licitación que abrirán el Presidente Santos y el alcalde Peñalosa en la tarde de hoy. “Es un acto politiquero y desesperado. Para saltarse los requisitos legales, decidieron que la licitación se regirá por las reglas del BID, normas que son mucho más flexibles que las colombianas y que permiten el absurdo de abrir una licitación sin estudios. Hoy no se sabe si el proyecto es viable, pero de forma irresponsable van a iniciar el proceso”.

El cabildante del Polo enumeró las graves consecuencias de este proceso licitatorio bajo las normas del BID: 1) Permiten abrir la licitación sin estudios; 2) Permiten que la información del proceso se le oculte al público; 3) En caso de controversias someterán al país a tribunales internacionales; 4) Imponen el modelo Transmilenio de la privatización para la operación del metro; y 5) Les dan a los banqueros un poder de veto en todo el proceso.

En la presentación, el concejal del Polo recordó que las experiencias del país con las normas del BID no han sido buenas. “Fue el BID el que dio concepto de confiabilidad de los estudios de Hidroituango y lo hizo conforme a los mismos procedimientos de selección y contratación que pretenden imponer con el metro. Además, participó en la estructuración del MIO de Cali y en la implementación del SITP, proyectos que resultaron desastrosos”, señaló Sarmiento.

Sobre el futuro del proyecto con el nuevo gobierno nacional, el concejal sarmiento enfatizó: “No tengo esperanzas en que el gobierno de Duque tenga una posición responsable sobre el metro de Bogotá. Los partidos que lo respaldan le han alcahueteado todo a Peñalosa y el nuevo presidente Duque ha sido empleado del BID y de otros organismos multilaterales de crédito por más de 10 años”.

Sin estudios completos y con expropiaciones a la brava es como Peñalosa pretende imponer el Transmilenio por la carrera séptima

Sin estudios completos y con expropiaciones a la brava es como Peñalosa pretende imponer el Transmilenio por la carrera séptima

El concejal Manuel Sarmiento realizó debate de control político al proyecto de troncal de Transmilenio por la Carrera Séptima, demostrando que esta propuesta, además de destruir un corredor emblemático de la ciudad y generar daños urbanos irreparables, ha estado plagado de demoras e incumplimientos en los estudios de diseños.

El cabildante del Polo reveló que la firma Ingetec no ha entregado los estudios de la troncal en los tiempos acordados en el contrato ni con la calidad requerida para la obra, lo que ha significado retrasos de 5 meses en la entrega de productos definitivos, agregando que “la consultoría ha incumplido reiteradamente con los tiempos del contrato y 4 prórrogas después la Ciudad no ha visto siquiera la apertura de ningún proceso sancionatorio. Tras cuatro prórrogas de contrato, hoy solamente se encuentran aprobados 4 de los 14 productos de la consultoría.”

Sarmiento denunció que la falta de solidez técnica del proyecto de troncal se traducirá sin duda en sobrecostos para todas y todos los bogotanos, y en irregularidades tan graves como la omisión de las normas urbanísticas sobre el ancho mínimo de las aceras, que debe ser de 3.5 metros. El concejal anunció que de no cumplirse con esta exigencia, el proyecto sería demandado por ilegal.

Finalmente, reiteró sus críticas a esta propuesta y calificó como una irresponsabilidad que Peñalosa y sus mayorías en el Concejo hayan aprobado un cupo de endeudamiento para una troncal cuyos estudios definitivos aún no existen. Además, rechazó que el gobierno distrital presione a los vecinos que van a ser expropiados. “Los estudios de la séptima siguen embolatados y a pesar de ello Peñalosa muestra el proyecto como una realidad. Rechazo que el Distrito gaste millones en publicidad falsa, mostrando diseños que no corresponden con la realidad, mientras bajan los avalúos catastrales para expropiar a la brava y por debajo del valor real de los predios (https://goo.gl/6tPcQ4), todo para imponer un proyecto que destruirá la vía más emblemática de Bogotá, llenándola de estaciones de la longitud de la torre Colpatria, y de buses con emisiones de diésel cancerígeno” manifestó el cabildante del Polo.

Vea la intervención del concejal Sarmiento en el siguiente enlace https://goo.gl/A2dGWL

Estudios de factibilidad del metro elevado no han sido aprobados

Estudios de factibilidad del metro elevado no han sido aprobados

Peñalosa hace reuniones con posibles constructores sin ni siquiera contar con los estudios finales de factibilidad.

El Gerente de la Empresa Metro tuvo que reconocerle al concejal Manuel Sarmiento que los estudios de factibilidad del metro elevado aún no se han terminado, pues la inmensa mayoría de los productos contratados con Systra no cuentan con la aprobración definitiva (Ver). “A pesar de ni siquiera contar con los estudios de factibilidad, Peñalosa se ha reunido en Londres y Bogotá con empresas interesadas en la construcción del proyecto, por lo que está vendiendo una obra de infraestructura que en realidad no es más que humo. La razón por la que la ciudad no conoce detalles certeros del metrico elevado es que la empresa Metro ha reconocido que los documentos técnicos están aún en construcción y que los datos no son definitivos”, cuestionó Sarmiento.

De acuerdo con la información entregada por la Empresa Metro, de los 27 productos que deben hacer parte de la estructuración técnica contratada con Systra, 19 no han sido aprobados por la interventoría, 3 han fueron aprobados con observaciones finales, 4 siguen en elaboración y solo 1 de ellos cuenta con todas las aprobaciones. El concejal del Polo recordó que el alcalde Peñalosa ha pupitreado con sus bancadas en el Concejo unas vigencias futuras y un cupo de endeudamiento de un metrico mediocre cuyo costo de construcción, operación y mantenimiento ni siquiera se conoce, dado que ni la interventoría ni la Financiera de Desarrollo Nacional han aprobado los documentos de la consultora.

Respecto a los componentes legal y financiero de la licitación, el concejal Sarmiento denunció que la Alcaldía haya anunciado que las obras y operación iban a ser concesionadas (https://goo.gl/dc2b18) sin que exista una versión definitiva del modelo financiero y análisis de riesgos del proyecto. “Si los modelos financieros han sufrido continuas modificaciones como indica la Empresa Metro, no se entiende qué es lo que le están mostrando a los inversionistas en los eventos promocionales que tanto publicita la alcaldía. Peñalosa está vendiendo humo dentro y fuera de Bogotá”, concluyó el cabildante

Peñalosa vuelve a incumplir su promesa sobre licitación del metro

Peñalosa vuelve a incumplir su promesa sobre licitación del metro

La licitación no se va a abrir este año.

El concejal Manuel Sarmiento advirtió que una vez más el alcalde Peñalosa no va a cumplir su promesa sobre la apertura de la licitación del metro. “Este año no se va a iniciar el proceso de contratación porque el metrico elevado no cuenta con los estudios que la ley exige, lo que demuestra la irresponsabilidad de Santos y la mayoría peñalosista del Concejo al aprobar un proyecto que no cuenta con sustentos técnicos”.

En julio de este año el alcalde prometió que “en el segundo semestre de 2017 se abrirá la licitación para la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá” (http://bit.ly/2zTNGIk). Sin embargo, el mandatario no va a cumplir con su promesa según lo reconoció el mes pasado Andrés Escobar, el gerente de la Empresa Metro: “Después de eso arrancamos a preparar los pliegos de licitación para poder abrir a principios del año entrante” (http://bit.ly/2h40RSW).

Este incumplimiento del alcalde se suma a sus muchas promesas incumplidas sobre la apertura de la licitación. En enero del año pasado, Peñalosa afirmó que “la licitación se abriría antes de que termine el 2016” (goo.gl/J2QOKY) y en abril dijo que “la licitación para la construcción de la primera línea del metro de la capital colombiana “sigue en curso y se hará en el primer semestre de 2017” (http://bit.ly/2jF8Zbz).

Las falsas promesas del alcalde demuestran el nivel de improvisación y engaño con el que ha procedido en un proyecto tan complejo como el metro, afirmó el concejal Sarmiento.

Para construir el metrico por la Caracas, primero se debe construir el adefesio del Transmilenio por la Séptima

Para construir el metrico por la Caracas, primero se debe construir el adefesio del Transmilenio por la Séptima

Esta semana el Secretario de Movilidad reconoció en un foro que para construir el metro elevado por la Caracas primero se debe construir la troncal de Transmilenio por la carrera Séptima. Sin embargo, en el mismo evento el funcionario reculó y dijo que “el avance de la construcción del Metro no depende del desarrollo de la carrera Séptima”, como lo reseñó Caracol Radio (http://bit.ly/2kbV7rs).

La verdad es que antes de construir el metrico elevado por la Caracas, es necesario tener listo el Transmilenio por la séptima para poder darles a los usuarios de la Caracas una alternativa de transporte. Así lo señala el estudio elaborado por Systra y contratado a dedo por Santos y Peñalosa:

“La primera fase entre el patio-taller y Avenida Caracas-Calle 26 puede adelantarse mientras se construye la troncal de Transmilenio Carrera Séptima hasta la Calle 72 (Calle 76 con cola de maniobra de retorno) pues afectan cuencas de movilidad separadas. Cuando entre en operación la troncal de la Carrera Séptima y pase a conformar una sola troncal continua con la de la Carrera Décima (…) será el momento oportuno para comenzar la Fase 2 del metro, es decir la construcción del viaducto y la reconfiguración de la Avenida Caracas entre la Calle 26 y la Calle 76” (pág. 46, http://bit.ly/2zGGPSE).

“El doctor Bocarejo tuvo un lapsus de honestidad y admitió que el Transmilenio por la Séptima es necesario para construir el metrico elevado que quiere imponernos el alcalde Peñalosa. Esto hace que el proyecto sea más demorado y supremamente costoso, porque esta aberración urbana por la Carrera Séptima hace parte de los costos estructurales del metrico”, afirmó el concejal Sarmiento.

“Las vigencias futuras de Peñalosa son para un metrico elevado caro, feo y malo”: concejal Manuel Sarmiento

“Las vigencias futuras de Peñalosa son para un metrico elevado caro, feo y malo”: concejal Manuel Sarmiento

Como una chambonada calificó el concejal Manuel Sarmiento la propuesta del alcalde Peñalosa de vigencias futuras para el metro elevado. “El Polo defiende que en Bogotá se construya una primera línea que sea el inicio de una red que convierta al metro en la columna vertebral de la movilidad y que mejore el entorno urbano, todo lo contrario a lo que pretende Peñalosa con una línea elevada costosa y que sirve de alimentador de Transmilenio”, afirmó el cabildante.

Sarmiento señaló que el metro elevado propuesto por el alcalde es tan costoso como el subterráneo. Systra actualizó los costos del metro subterráneo hasta la calle 100 en 15,3 billones de pesos a precios de diciembre de 2016 (VER). Al tener una longitud comercial de 24,5 kilómetros, es decir, la distancia entre la primera estación en el Portal Américas y la última en la calle 100, el costo por kilómetro del subterráneo es de $626.000 millones. Por su parte, según Systra (goo.gl/1EgEQq), los costos del metro elevado a precios de enero de 2017 son de 12,09 billones para una longitud comercial de 19,6 km., lo que da un costo por kilómetro de $620.205 millones, casi igual que el subterráneo pero con apenas 15 estaciones, mientras que la otra propuesta se diseñó con 22. Y si se incluyen los predios que se deben adquirir para hacer los edificios comerciales contiguos a las estaciones ($359.000 millones) que no quedaron incluidos en el Conpes pero que hacen parte de los costos del elevado, su costo por kilómetro es de $638.000 millones, más caro que el del subterráneo.

“Al metro elevado hay que sumarle los costos de Transmilenio por la séptima ($2,4 billones), pues el estudio de systra señala que esta troncal se necesita para atender buena parte de los usuarios de la Caracas cuando el viaducto se construya por encima de esta troncal”, explicó el concejal del Polo.

Además de caro, el metro elevado generará daños urbanos irreparables, pues Peñalosa pretende construirlo en avenidas estrechas con alta densidad, lo que contraría los principios más elementales de un buen urbanismo. Systra le dio a esta propuesta la peor calificación en los componentes relacionados con el impacto urbano, lo que evidencia los daños irreparables de esta propuesta.

Por último, Sarmiento afirmó que las vigencias futuras son para un metro malo, un verdadero alimentador de Transmilenio. La propuesta en viaducto tendría menor capacidad que el subterráneo -72.000 PHS VS 80.000 PSH-; menor demanda (663.000 viajes diarios en 2030 VS 750.000); menos estaciones (15 VS 22); y, una longitud comercial inferior (19,5 km VS 24,5 km). Esta propuesta se enmarca en la pésima idea de que Transmilenio siga siendo la columna vertebral de la movilidad. A pesar de que los estudios recomiendan que Bogotá planee una red con varias línea de metro, incluido uno que dirigió el actual secretario Juan Pablo Bocarejo (https://goo.gl/okCHtc y https://goo.gl/otGs4H), Peñalosa quiere imponerle a la ciudad la idea de que en el año 2050 -¡dentro de 30 años!- la Capital tenga una línea mediocre de 27 km cercada por 248 kilómetros de troncales de buses, todo con fundamento en la mentira que Transmilenio hace lo mismo que el metro pero es más barato.

Peñalosa se empeña en imponer un metrico mediocre que causará daños irreparables a Bogotá: concejal Manuel Sarmiento

Peñalosa se empeña en imponer un metrico mediocre que causará daños irreparables a Bogotá: concejal Manuel Sarmiento

El concejal del Polo invitó al Cabildo Distrital a votar conforme al interés y derecho la ciudadanía a un transporte digno.

El concejal Manuel Sarmiento calificó el proyecto de acuerdo de vigencias futuras para el metro elevado como un error irreparable y llamó al Concejo de mayorías peñalosistas a darle a Bogotá el metro que necesita. “El metro elevado que el alcalde Enrique Peñalosa pretende imponer es un proyecto mediocre que hará estragos irremediables para profundizar el modelo de movilidad a la medida de los negociantes de Transmilenio”.

“Construir un viaducto de las características que propone la administración en pleno centro de la ciudad y en una avenida estrecha como la Caracas contradice el más elemental sentido común y cualquier consideración básica de un buen urbanismo”,  afirmó Sarmiento, aduciendo que está ampliamente demostrado en la literatura especializada que los metros elevados en zonas consolidadas generan un “efecto de barrera” que oscurece el entorno, genera percepción de inseguridad y deteriora de manera grave e irreversible los entornos urbanos.

El metrico de Peñalosa se inscribe en una visión de movilidad que pretende ahogar a 2050 30 km de metro entre 248 km de troncales de Transmilenio, destruyendo el tejido urbano, y también para las finanzas del Distrito, pues tal como lo confirma el estudio de costo-beneficio realizado por Deolitte, cada kilómetro de metro elevado cuesta 34.000 millones de pesos más que el del subterráneo.

Para el cabildante del Polo, el Conpes 3900 fue aprobado sin estudios de estructuración técnica, legal y financiera completos, y no puede ser tomado en ningún momento como un aval técnico que dé fe de que se construirá un metro viable y conveniente. “Con el argumento de autoridad de un Conpes aprobado se cometieron atrocidades como el otrosí de la vía Ocaña-Gamarra en favor de la corrupta Odebrecht y el billonario desfalco a Reficar. Que Santos y Peñalosa no engañen a la ciudadanía bogotana con ese pobre argumento.”

 

Estudio confirma que metro elevado es más costoso que el metro subterráneo: concejal Manuel Sarmiento

Estudio confirma que metro elevado es más costoso que el metro subterráneo: concejal Manuel Sarmiento

Tras conocer el estudio presentado por la firma Deloitte sobre los costos y beneficios del metro de Bogotá (http://bit.ly/2gdGHlZ), el concejal Manuel Sarmiento reiteró que el metro elevado es más costoso que el subterráneo.

Cada kilómetro de metro elevado cuesta 34 mil millones de pesos más que el del subterráneo. Así lo señala el estudio de Deloitte, que calcula los costos del elevado en 12,54 billones de pesos a precios de diciembre de 2016 (tabla 1), lo que da un costo por kilómetro de 524.718 millones para una línea de 23,9 kilómetros. La misma consultoría actualizó los costos del metro subterráneo en 14,2 billones a precios de 2016 (tabla 2), teniendo como resultado un costo por kilómetro de 489.834 millones de pesos para una línea de 29 kilómetros.

El estudio de Deloitte también revela que los costos de operación del metro elevado son superiores a los del subterráneo. Entre 2023 y 2052 la operación del metro elevado costaría 5,5 billones de pesos (tabla 3), mientras que en el mismo periodo los costos del subterráneo serían de 4,7 billones (tabla 4).

“Esta nueva evidencia confirma el absurdo que es la construcción de un metro elevado diseñado para funcionar como alimentador de Transmilenio. No solo resulta peor en términos urbanísticos y de movilidad para la ciudad, sino que además es más costosa su construcción y operación. Es inaudito que el presidente Juan Manuel Santos y el alcalde Enrique Peñalosa insistan en negar esta evidencia para seguir llenando la capital del país de buses rojos”, concluyó Sarmiento.

 

 

Los estudios del Metro Elevado deben publicarse de inmediato.

Los estudios del Metro Elevado deben publicarse de inmediato.

El concejal Manuel Sarmiento, junto a cabildantes y congresistas de diferentes bancadas radicaron una comunicación al Presidente de la República Juan Manuel Santos y al alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, solicitando que se publique la totalidad de los estudios de factibilidad que respaldan el documento Conpes 3900.

El siguiente es el texto de la carta:

 

Doctor

JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN

Presidente de la República

Carrera 8 No.7-26

Ciudad

 

Doctor

ENRIQUE PEÑALOSA LONDOÑO

Alcalde Mayor de Bogotá D.C.

Carrera 8 No. 10-65

Ciudad

 

Asunto: Los estudios del Metro Elevado deben publicarse de inmediato.

Atento saludo,

Vemos con agrado que la Nación asuma decisiones sobre Bogotá. Sin embargo, preocupa que se haya expedido el Conpes de declaratoria de importancia estratégica de la Primera Línea del Metro de Bogotá sin que las autoridades de Hacienda, Movilidad y Planeación hayan validado técnicamente los requisitos exigidos por los Conpes 3677 de 2010 y 3882 de 2017 ni publicado los estudios con los detalles técnicos, legales y financieros del proyecto.

A pesar de las reiteradas solicitudes hechas tanto a la Nación como al Distrito, a la fecha no se tiene claridad sobre el alcance, la validez técnica y la robustez de los documentos que soportaron una decisión tan compleja como la tomada por el Consejo de Ministros el pasado 25 de septiembre.

La publicación de la totalidad de los productos de estructuración técnica, legal y financiera de la Primera Línea de Metro de Bogotá constituye un acto mínimo de transparencia, honestidad y responsabilidad con la ciudadanía. Adicionalmente, estos resultan fundamentales para que el Concejo de Bogotá tramite el Proyecto de Acuerdo para la expedición de vigencias futuras, contrapartida del Distrito en la financiación del Metro de Bogotá.

Sería una inmensa irresponsabilidad que el proyecto de infraestructura más importante de las últimas décadas sea aprobado sin que se permita una amplia discusión ciudadana sobre sus alcances y la certeza de su viabilidad.

Por lo anterior, en nuestra calidad de congresistas y concejales, solicitamos la publicación inmediata de todos los productos realizados, entregados y aprobados en el marco de las consultorías contratadas para la estructuración técnica, legal y financiera de la Primera Línea de Metro de Bogotá, así como la validación técnica de los mismos por parte de las entidades competentes del Gobierno Nacional.

 

Agradecemos su atención y pronta respuesta.

 

Concejal Manuel Sarmiento

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Concejal Celio Nieves Herrera

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Concejal Álvaro Argote Muñoz

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Senador Jorge Enrique Robledo

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Concejala Gloria Stella Díaz

 

 MIRA
 

Concejal Jairo Cardozo

 

 MIRA
 

Concejala Xinia Navarro

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Representante Angélica Lozano

 

 Alianza Verde
 

Representante Carlos Eduardo Guevara

 

 MIRA
 

Representante Germán Navas Talero

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Representante Alirio Uribe

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Representante Inti Asprilla

 

 Alianza Verde
 

Representante Ángela María Robledo

 

 Alianza Verde
 

Representante Clara Rojas

 

 Partido Liberal

 

 

Carta original y firmada:

Carta: estudios del metro elevado deben publicarse de inmediato