Declaración del concejal Manuel Sarmiento acerca de los despidos en la Empresa de Acueducto de Bogotá

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Miércoles, 23 de marzo de 2016


 

El 18 de marzo fueron despedidos, mediante cartas firmadas por la gerente Eva María Uribe, ocho funcionarios que tenían contrato a término indefinido y con antigüedad promedio de 15 años, de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá. Estos despidos se suman a otros cinco que fueron suspendidos en los primeros meses del año y están dentro de los más de cien que se han anunciado.

Es bien sabida la posición del Alcalde Enrique Peñalosa sobre las empresas públicas de Bogotá, quien en un acto de fanatismo privatizador, en la instalación del Concejo de Bogotá, afirmó que “las empresas de acueducto en Francia todas son privadas”, desconociendo que en los 15 últimos años, al contrario, se registran 94 casos de desprivatización, de reversión a empresa pública, de los servicios de acueducto y saneamiento básico que se habían  hecho en ese país (bit.ly/1R5GkXL). En el mismo sentido reclamó que el Acueducto debería dar billones de pesos de ganancia.

A los 13 despidos sin justa causa del Acueducto de Bogotá, se suman cerca de 40 trabajadores echados en la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá – ETB, según lo ha denunciado SintraTeléfonos, todo lo cual prueba que la desestabilización del ambiente laboral es el primer paso en su estrategia de desguazar el patrimonio público histórico de Bogotá. Es el inicio de una ofensiva anunciada.

Como Concejal del Polo Democrático Alternativo, me opongo y rechazo las acciones de Enrique Peñalosa y de su administración para gestar una masacre laboral en la EAB y demás entidades del Distrito, expreso mi solidaridad con los trabajadores y el sindicato de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado –Sintraemsdes Bogotá e invoco a la ciudadanía a expresarse en ese mismo sentido.  De continuar estos arbitrarios procedimientos, en la misma línea como ha perseguido a vendedores ambulantes, a usuarios del transporte, a taxistas y descalificado a los ambientalistas, se irá consolidando un amplio movimiento de resistencia civil y ciudadana para confrontarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *