“El Plan de Peñalosa eleva el Modelo Transmilenio a la n potencia, es la primacía de los grandes negocios privados sobre los derechos ciudadanos fundamentales”: Manuel Sarmiento

El cabildante del Polo Democrático Alternativo, Manuel Sarmiento, afirmó que “el Plan de Desarrollo confirma que el modelo de ciudad al que nos lleva Peñalosa es uno en el que priman los grandes negocios privados, por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos”. “Es lo que yo he llamado, desde la pasada campaña electoral, el ‘Modelo Transmilenio’, que no es otra cosa que, como lo hizo Peñalosa en su anterior administración, poner el aparato estatal del Distrito al servicio de los grandes cacaos y esta vez contará con Juan Manuel Santos para tan inicuo propósito”, aseveró Sarmiento.

Se plantean, entre otras, como fuentes de dinero del Plan, el despojo del patrimonio público en la ETB y en empresas del Distrito para conseguir $6,5 billones y cuya enajenación fue autorizada violando leyes como la 226 y la de Participación Ciudadana y forzando el reglamento interno del Concejo por parte de la coalición mayoritaria santista y uribista. “Además, el Presidente Castellanos de la ETB no entregó ni aclaró la información relevante sobre la empresa que los concejales le pedimos y la que suministró, como la de los dividendos entregados al Distrito, es contradictoria con la entregada por la Secretaria de  Hacienda”, agregó Sarmiento. Como si fuera poco, además vendrá endeudamiento, cuyo servicio de deuda crecerá en cuatro años el 72%,  y más de $5 billones en nuevos impuestos que serán cargados principalmente a las clases de ingresos medios y bajos, “serán casi  $800 mil pesos más de impuestos para cada habitante, un verdadero abuso y todo para meterle el mayor monto a Transmilenio”, dijo el concejal polista.

En efecto, más de 26 billones de pesos del Plan, una tercera parte, están destinados a grandes negocios como Asociaciones Público Privadas y Transmilenio. “Mientras el presupuesto para movilidad crecerá 149%, el destinado a educación, por ejemplo, caerá  1.2%, un retroceso social que impedirá la implantación del preescolar de 3 años y una auténtica jornada única, no un remedo”, denunció Manuel Sarmiento.

“Una de las mayores mentiras de Peñalosa para  justificar las privatizaciones es que el dinero proveniente está dirigido a financiar colegios: sólo será el 3%, mientras el 56% irá a financiar Transmilenio, ese gran negocio de 10 grupos empresariales y familiares. El Plan confirma lo mal que le irá a Bogotá en este cuatrienio, vienen tiempos difíciles para la ciudadanía y para la Hacienda Distrital y de gloria para los cacaos, la base de Peñalosa”, concluyó Sarmiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *