agosto 21, 2017

“Peñalosa disminuye el presupuesto de alimentación escolar”: concejal Manuel Sarmiento

Durante un debate en el Concejo de Bogotá sobre alimentación escolar, el concejal Manuel Sarmiento cuestionó la política que viene adelantando en esta materia el alcalde Enrique Peñalosa y la Secretaria de Educación. “Mientras la política de alimentación escolar siga priorizando los refrigerios y no la comida caliente, Peñalosa no podrá decir que se está avanzando en jornada única y tampoco se mejorará la calidad de la educación en la ciudad”, afirmó el concejal Manuel Sarmiento.

La adecuada alimentación escolar, de acuerdo con varios estudios, mejora la salud de los estudiantes, la capacidad de aprendizaje y el desempeño académico y disminuye los niveles de deserción. Un estudio de Sebastián Pérez, economista de la Universidad de los Andes, demostró que entre 2007 y 2012 los estudiantes que recibieron comida caliente presentaron mejoras en materia de rendimiento académico y permanencia, mientras que los que se alimentaron con refrigerios no. Es decir, la adecuada alimentación escolar consiste en  comida caliente y no en refrigerios escolares.

El concejal Manuel Sarmiento presentó la evolución de los estudiantes beneficiados con comida caliente entre 2013 y 2016. “Las cifras demuestran que en los últimos años el número de estudiantes que reciben comida caliente ha disminuido”, y agregó que, “al revisar el presupuesto de alimentación escolar para este cuatrienio, que presenta una disminución del 10% en términos reales entre 2016 y 2020, se prueba que Peñalosa tampoco está interesado en garantizar adecuada alimentación en los colegios”.

Evolución estudiantes beneficiados con comida caliente 2013 – 2016 en Bogotá

Año Total Estudiantes beneficiados con comida caliente % de estudiantes beneficiados con comida caliente
2013 702.654 134.253 19,1%
2014 712.318 134.793 18,9%
2015 717.791 129.497 18%
2016 (AGO) 738.727 122.584 16,6%

Fuente: SED (SEPT.2016)

Por último, el concejal Sarmiento afirmó que la política de alimentación escolar da la razón a la ADE, el sindicato de maestros, que vienen denunciando el mal remedo de jornada única que está adelantando la administración distrital. Recordó que una verdadera jornada única debe cumplir ciertos requisitos, entre ellos ofrecerles comida caliente a los estudiantes. El año pasado, de 34 colegios de Bogotá en “jornada única”, solo 17 garantizan comida caliente a sus estudiantes, un típico ejemplo del mal remedo de jornada única. “Es inaceptable que Peñalosa destine importantes recursos para apalancar los grandes negocios, como las concesiones de Transmilenio, pero no asigne presupuesto suficiente a la adecuada alimentación escolar de los niños y jóvenes bogotanos”, concluyó el concejal.