“Peñalosa y Santos serán culpables de la destrucción de la industria bogotana del calzado y las confecciones”: concejal Manuel Sarmiento

En debate de control político del 27 de abril sobre la crisis de la industria bogotana del calzado y las confecciones, el concejal Manuel Sarmiento demostró cómo las políticas del gobierno nacional y del distrital están arruinando estos importantes sectores de la economía capitalina. “Ambos gobiernos son cómplices del modelo económico neoliberal vigente, que arruina la industria con el libre comercio y el contrabando”, precisó Sarmiento.

Que la producción de textiles, confecciones y calzado en Bogotá esté por debajo del nivel de 2010 tiene que ver, primero, con la caída generalizada de aranceles en el país. “El arancel promedio efectivo a comienzos de los 80s era de 26%, mientras que para 2014 ya alcanzaba un nivel efectivo de 3.4%, situación que coincide con la caída de la participación de la industria de 24% a 11%” señaló Sarmiento. La otra causa de la debacle de este sector es el contrabando, alcahueteado por las autoridades nacionales. “Desde el gobierno de Gaviria nos dijeron que el libre comercio reduciría el contrabando. Cuentos, Gaviria despenalizó este gravísimo crimen, que atenta contra toda la economía nacional, y hoy por hoy el contrabando está disparado”. Tan solo en Bogotá, en materia de confecciones y calzado, suma más de 4 billones de pesos. Cabe recordar las palabras de un ex director de la DIAN, que explica que el contrabando es fruto del clientelismo propio del país:

Son 54 administradores de impuestos y aduanas que ahora se llaman directores. Y cada uno era de un senador o un representante a la Cámara. O la comparten entre varios. En un sitio como Sincelejo, por ejemplo, la ‘mordida’ puede ser de 10.000 millones de pesos mensuales, pero se los tienen que repartir desde el operario que los deja pasar y el supervisor que se hace el de la vista gorda, hasta el director de aduanas local y sus padrinos políticos.

El libre comercio, como una de sus piezas angulares, y el contrabando, como una de las formas de ‘pago’ a la clase política para que apruebe todas sus políticas, hacen parte integral del modelo neoliberal. “El compromiso tanto de Santos como de Peñalosa con el régimen económico vigente prueba que la situación crítica de la industria tenderá, antes que a mejorar, a ser cada vez más dramática. Solo gobiernos distintos, con programas democráticos y en defensa del interés nacional, podrán salvar la industria nacional en general y las confecciones y el calzado en particular”, concluyó Sarmiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *