mayo 23, 2017

Santos y Peñalosa deben explicar por qué no exigieron nuevos estudios de suelo para el metro elevado

Tras la decisión irresponsable de los gobiernos Santos y Peñalosa de hacer caso omiso las recomendaciones de expertos sobre los nuevos estudios del metro elevado, el concejal Manuel Sarmiento solicitó un explicación detallada sobre los criterios técnicos que orientaron esta decisión. Este es el texto de la carta enviada al Secretario de Movilidad, al Gerente del Metro y al Presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional.

Doctor

CLEMENTE DEL VALLE

Presidente

Financiera de Desarrollo Nacional

 

Doctor

ANDRÉS ESCOBAR URIBE

Gerente

Empresa Metro de Bogotá

 

Doctor

JUAN PABLO BOCAREJO

Secretario de Despacho

Secretaría Distrital de Movilidad

 

Ref.: ¿Por qué se ignoraron las recomendaciones de expertos sobre la necesidad de hacer nuevos estudios para el metro elevado?

Atento saludo.

A pesar de las advertencias de varios expertos sobre la necesidad de hacer nuevos estudios de suelos para el metro elevado, el contrato que los gobiernos nacional y distrital están a punto de adjudicar para la estructuración técnica del proyecto no obliga al consultor a realizarlos en el tramo que va desde el Portal Américas hasta la Avenida Caracas. Es necesario entonces que se le dé una explicación técnica a la ciudad de las razones por las cuales hizo caso omiso a advertencias acordes al Código de Construcciones de Bogotá, el Código de Diseño Sísmico de Puentes, la Normativa Sismorresistente y las normas relacionadas con Gestión del Riesgo de Desastres a nivel Nacional y Distrital.

En enero del año pasado, el entonces Presidente de la Sociedad Colombiana de Geotecnia le envió una carta al IDU en la que señala que, en caso de cambiarse la tipología del metro, de subterráneo a elevado, “será necesaria la ejecución de nuevos estudios de geología y geotecnia, dado que estos no pueden – o deben – transferirse a las ‘nuevas condiciones” (http://bit.ly/1qKnx9u). En agosto se conoció el concepto de algunos integrantes de la Comisión de Geotecnia de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, reiterando la necesidad de hacer nuevos estudios debido a quepara la construcción del metro elevado, se deben hacer perforaciones de hasta 80 metros, mientras que para el metro subterráneo las excavaciones se hicieron a 50 metros de profundidad (http://bit.ly/2d85zbR).

La firma ARUP, aspirante a la adjudicación de la consultoría para la estructuración técnica del proyecto, señaló que “al ser elevado es común que se tengan que hacer perforaciones de suelo en cada columna, es decir, cada 30-40 metros a lo largo de la línea, superiores en número a los distanciamientos de 100 metros en el diseño del consorcio L1”.

Sin dar mayores explicaciones, la Financiera de Desarrollo Nacional y los representantes del Distrito consideraron que los estudios del metro subterráneo sirven para diseñar el viaducto, por lo que el contratista no quedará obligado a hacerlos en el tramo suroccidental.

Conocidos los enormes riesgos que asume la ciudad al no contar con los estudios suficientes para la construcción de un proyecto de la envergadura del metro, solicito una explicación técnica y detallada de las razones que llevaron a ignorar las advertencias de los expertos sobre los requerimientos técnicos en la materia y las normas que la regulan.

Agradezco su atención y pronta respuesta.

Cordialmente,

(ORIGINAL FIRMADA)
MANUEL SARMIENTO

CONCEJAL DE BOGOTÁ

POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO