Bogotá, D.C. 8 de marzo de 2016

 

Doctor

CLEMENTE DEL VALLE

Presidente

Financiera de Desarrollo Nacional -FDN-

Dirección

Ciudad

 

Asunto: Criterios de selección de consultoría para estudios del Metro elevado en tramo suroccidental.

 

Respetado doctor:

 

La decisión de construir el metro de Bogotá ha sido pospuesta por diferentes razones en las últimas décadas. Desde 1981 la ciudad ha contratado varios estudios que han definido trazados, requerimientos jurídicos y financieros necesarios para construir y operar la Primera Línea. Estos esfuerzos técnicos han sido sintetizados y perfeccionados en los estudios vigentes, conceptuales y de ingeniería básica avanzada de detalle, contratados por la Secretaría de Movilidad y el IDU en los últimos ocho años con el acompañamiento del Banco Mundial y la validación de expertos de importantes universidades.

Las firmas encargadas de los dos estudios fueron seleccionadas mediante la modalidad de concurso de méritos, conforme a lo dispuesto en la Ley 1150 de 2007 para los contratos de consultoría, y en los dos casos también se contó con el apoyo de especialistas para la estructuración de los términos de referencia.

El alcalde Enrique Peñalosa, desandando lo andado, ha decidido cambiar la concepción y la ingeniería básica, inclusive partiendo en dos fases lo que era la Primera Línea, para hacer inicialmente – según ha afirmado- un segmento elevado por el corredor suroccidental, lo cual, de acuerdo con el Secretario de Movilidad, requiere tres estudios adicionales, a saber: 1) Estudios conceptuales; 2) Ajuste a los diseños del tramo uno; y, 3) Nueva estructuración técnica, legal y financiera. Estimo además que estos servirán de soporte para un nuevo documento CONPES que debería respaldar la parte del gobierno central que cofinancie este nuevo programa.

A diferencia de lo realizado para la contratación de los estudios existentes, las nuevas consultorías podrán ser contratadas por la Financiera de Desarrollo Nacional, entidad que, como se rige por el derecho privado, no está en la obligación de cumplir con los procesos de selección de la contratación pública. Esta característica nueva genera enorme riesgo de que en la escogencia de los consultores se desconozcan los principios básicos de objetividad y transparencia, lo que podría acarrear daños a futuro.

Por lo anterior, le solicito informarme, en mi condición de concejal de Bogotá, los mecanismos mediante los cuales se escogieron o se escogerán a los consultores de los estudios sobrevinientes, previendo la mayor solvencia técnica, la garantía en el cuidado de los recursos y el sendero cierto que permita avanzar en el proyecto del metro para Bogotá aún dentro de estas nuevas e insospechadas circunstancias.

Cordialmente

MANUEL SARMIENTO

Concejal de Bogotá – Polo Democrático Alternativo

One Reply to “”

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será mostrada. Required fields are marked *