EKeMHv6WsAk3PDu

En discusión del Plan Distrital de Desarrollo, el concejal Sarmiento hace propuestas en materia de Desarrollo Económico y Cultura

La industria manufacturera debe definirse como un sector estratégico. Las ventas informales son resultado del modelo económico, el enfoque de atención debe ser integral. En cultura, el Plan de Desarrollo debe ajustarse al acuerdo firmado en campaña. La economía naranja no puede ser el eje central de la política cultural.

En aras de concretar y profundizar un nuevo contrato social y ambiental, el concejal Manuel Sarmiento intervino durante la sesión del sábado 9 de mayo y exhortó a la Administración Distrital a desarrollar una serie de ajustes en el Plan de Desarrollo. “Si bien la política económica está determinada por decisiones nacionales, la Alcaldía puede jugar un papel clave. Es necesario declarar como sector estratégico a la industria manufacturera, única capaz de jalonar el crecimiento económico y el empleo en la ciudad”. Además, el cabildante explicó las causas económicas de la informalidad y propuso adelantar un cambio sustancial en el tratamiento a las ventas informales dentro del Plan, abandonando el enfoque de las anteriores administraciones que lo veían como un problema de seguridad e ilegalidad.

En el mismo sentido, abordó la problemática por la que atraviesan las Mipymes, incluso, desde antes de la pandemia mundial. Por tal motivo, propuso ampliar el margen de intervención y no reducir la atención exclusivamente a ofrecer créditos. “La producción bogotana está muy golpeada, al borde de la desaparición. Por eso, invito a la alcaldesa Claudia López a incluir en el Plan de Desarrollo las siguientes propuestas: 1) programas de compras públicas a la industria local. 2) mejoras en las tarifas industriales de energía eléctrica. 3) planes para disminuir la carga tributaria y 4) estrategias para enfrentar el contrabando.”, aseveró Sarmiento.

En materia de Cultura, el concejal del Polo invitó a que la propuesta presentada tenga en cuenta el Acuerdo Cultural firmado por la alcaldesa en campaña y a incluir las sugerencias de los artistas y trabajadores de la cultura. “Se debe tener en cuenta la participación de quienes integran el sector, y presentar un rompimiento claro con la política de centrar todo en la economía naranja, comenzando por el gran negocio inmobiliario que viene de la administración pasada en el Bronx”.

Deja un comentario