Es inaudito que el gobierno de Peñalosa actúe con tanta desidia frente a las necesidades de la comunidad de Tocaimita

Doctor

JUAN MIGUEL DURAN

Secretario de Gobierno de Bogotá.

Calle 11 # 8 – 17

Bogotá D.C.

Ref.: Es inaudito que el gobierno de Peñalosa actúe con tanta desidia frente a las necesidades de la comunidad de Tocaimita, mientras es diligente para satisfacer los intereses de quienes le financiaron la campaña.

Como se lo manifesté en la sesión del Concejo del pasado 24 de feberero de 2019, es inaudito que el gobierno distrital no haya expedido el plan de acción para el acompañamiento y reasentamiento de cerca de 600 familias que viven en el asentamiento conocido como Tocaimita, localidad de Usme. La administración del alcalde Peñalosa se ha demorado más de 3 años en darle cumplimiento a los dispuesto en el Decreto 227 de 2015 que estableció las medidas que deben adoptarse para garantizarle a esta comunidad el derecho fundamental a la vivienda digna.

Tocamita es un asentamiento de origen informal en el que viven más de 600 familias de escasos recursos, la mayoría de ellas víctimas del desplazamiento forzado y obligadas a acudir al trabajo informal para suplir sus necesidades. Debido a su situación de pobreza, fueron engañados por organizaciones de «tierreros» y construyeron sus viviendas en terrenos que colindan y hacen parte del Parque Entrenubes. Ante esta dramática realidad, en el año 2015 se expidió el Decreto 227 que obligó a distintas entidades distritales a adoptar una serie de políticas para proteger los derechos de esta población vulnerable.

Aunque en el año 2016 se expidió el marco técnico, a la fecha el gobierno distrital no ha adoptado el plan de acción que exige el Decreto 227 y en el que se deben precisar las medidas que se van a implementar para cumplir con el reasentamiento de las más de 600 familias en viviendas dignas. Lo que sí ha hecho este gobierno es atropellar a la comunidad con arbitrariedades como el intento de quitarles el agua, injusticia que afortunadamente fue frenada gracias a un fallo de tutela. Es inaudito que el gobierno distrital actúe con tanta desidia frente a las necesidades de miles de personas pobres, negligencia que contrasta con la rapidez con la que atiende los intereses de grandes negociantes que le financiaron la campaña. Además, es por completo irresponsable que sus despachos no hayan actuado con prontitud cuando se sabe que muchas de las familias en Tocaimita viven zonas de alto riesgo no mitigable, quedando expuestas a un tragedia de grandes proporciones.

Por lo anterior, en ejercicio de mi derecho fundamental de petición, le solicito informarme por qué no se ha expedido el plan de acción en el caso de Tocaimita e informarme las medidas que se van a adoptar para salvaguardar los derechos de esta comunidad.

Cordialmente,

MANUEL JOSÉ SARMIENTO

Concejal de Bogotá


Deja un comentario