IMG_20200427_170548

La crisis social de los vendedores informales debe atenderse con diligencia.

Señor
LIBARDO ASPRILLA LARA
Director General
Instituto para la Economía Social – IPES
Calle 73 No 11 – 66
Ciudad

 

Asunto: La crisis social de los vendedores informales debe atenderse con diligencia.

 

Atento saludo,

En los últimos días me han llegado numerosas denuncias y reclamos de vendedores informales debido a la difícil situación que viven por la pandemia y la cuarentena, la demora en la entrega de ayudas y la calidad de los mercados que unas pocas personas han recibido. El Distrito ha hecho un esfuerzo importante con el programa Bogotá Solidaria En Casa, sin embargo, aún existen muchos inconvenientes en las ayudas prestadas a través del IPES.

Según cifras del 2019, en Colombia el 63% de los colombianos se encuentran en la informalidad y en Bogotá la cifra llega al 42%, luego no son pocos los ciudadanos que subsisten del día a día por cuenta de las nefastas políticas económicas nacionales que han arrojado a los trabajadores al rebusque y que hoy se agudiza por la imposibilidad de salir a buscar su sustento. Esta población se encuentra dentro de la definición de vulnerabilidad, según cifras de una caracterización hecha por el IPES, el 80% de los vendedores viven en estrato 1 y 2; el 70% solo tienen estudios hasta 5 de primaria; y el 99,8% carecen de casa propia.

En una carta dirigida por la bancada del Polo Democrático Alternativo a la alcaldesa Claudia López, le insistimos en la necesidad de revisar los criterios de selección de los beneficiarios del programa Bogotá Solidaria en Casa, debido a la insuficiencia del Sisben para atender una situación crítica como la actual y le propusimos incluir en el programa toda la población vulnerable con la que cuentan los registros del IPES y la UAESP.

Por este medio, también resulta importante que se entreguen explicaciones por las constantes denuncias hechas por vendedores informales por la insuficiencia y el estado de los mercados que se están entregando desde el IPES, pues se han publicado videos de la entrega de comida no apta para el consumo. La entrega de alimentos perecederos genera muchos riesgos, por lo que el IPES debería revisar la opción de entregar mercados solo con no predecederos, como lo ha hecho la Secretaría de Integración Social.

Es importante que la ciudad conozca el número de beneficios monetarios entregados, el número de mercados entregados, el valor de la canasta de cada mercado y el número de vendedores informales incluidos en la base de datos maestra de la Secretaría de Planeación y las proyecciones de entrega de los beneficios.

Le solicito finalmente, me responda de fondo esta carta, los interrogantes presentados y me informe cada una de las actuaciones a desarrollar, todo lo anterior en virtud del artículo 62 del Acuerdo 348 de 2008, en donde el Concejo Distrital o cualquiera de sus miembros, podrá solicitar a las Entidades Distritales, al Personero, al Veedor, al Contralor y al Auditor Fiscal ante la Contraloría, los informes que estime convenientes.

 

Atentamente,

 

MANUEL JOSÉ SARMIENTO
Concejal de Bogotá

Deja un comentario