El ‘metrico’ de Peñalosa: un alimentador más de Transmilenio.

El ‘metrico’ de Peñalosa: un alimentador más de Transmilenio.

Manuel Sarmiento

Concejal de Bogotá – Polo Democrático Alternativo

@mjsarmientoa

Después de exponer por todo el planeta, bien remunerado por el ITDP y por organizaciones cercanas a Volvo (http://bit.ly/1St0pnf), que los sistemas tipo Transmilenio son mejores que los metros porque hacen lo mismo pero son más baratos, Enrique Peñalosa quiere pasar ante la opinión pública con un simulado fervor en torno a la construcción del metro de Bogotá.

Además de mostrar maquetas digitales de un metro elevado que no tiene estudios, el Alcalde está presentando la creación de la Empresa Metro como una prueba de que el proyecto “avanza con paso firme”. Sin embargo, los hechos ponen en evidencia que Peñalosa está planeando un nuevo asalto a la ciudad con un ‘metrico’ que, en el mejor de los casos, funcionaría como un alimentador más de Transmilenio, como los verdes, anaranjados o vinotintos.

El metro elevado no tiene estudios, pero Andrés Escobar, gerente del proyecto, asegura que van “a utilizar los estudios de suelo” del metro subterráneo, por lo que la licitación se podría abrir en el primer trimestre del 2017. Esto, además de ser una falacia, es una irresponsabilidad, pues para el metro elevado, como lo señala la Sociedad Colombiana de Geotecnia (http://bit.ly/1qKnx9u),  “será necesaria la ejecución de nuevos estudios de geología y geotecnia”. El ingeniero Mario Torres, expresidente de esta entidad, considera que “se debe caracterizar con mucha rigurosidad todo el terreno por el que debe pasar el metro, lo cual, en la consultoría tradicional, requeriría bastante tiempo”. A pesar de esto, Peñalosa insiste en falsear la realidad afirmando que “los estudios van a quedar listos en pocos meses”.

A tales astucias deben sumarse los conocidos daños urbanos que generan los metros elevados, los que incluso puede volverlos más costosos, como lo señala una investigación del Instituto Tecnológico de Bombay. El gerente del proyecto, Andrés Escobar, en la misma línea de embaucar a los bogotanos, dice que esta será la excepción porque para él un metro elevado “significa tocar sultílmente la tierra” y porque la línea va a ser “alta y esbelta”, como en Vancouver. A pesar de tal esfuerzo poético de Escobar, es conocido por todo el orbe que las estructuras elevadas deterioran el entorno y generan problemas de inseguridad, inclusive cuando se hacen “metricos” como este que se piensa para Bogotá.

La concepción del ‘metrico’ tiene un propósito: volverlo un alimentador más de Transmilenio. Al observarse el nuevo mapa de transporte-movilidad propuesto para Bogotá, el Nirvana de Peñalosa, es evidente que busca reducir la primera línea a la mínima expresión posible y, a contramano,  construir un Transmilenio pesado por la Carrera Séptima, una super-troncal por la Caracas, copar la Boyacá, taponando una eventual segunda línea como ya hizo con la primera, y, en síntesis, como lo ha sentenciado: “Transmilenio  por todos lados” y “buses para los próximos cien años”.  Su verdadera política es la toma de Bogotá por Transmilenio.

Ya habrá tiempo y espacio para hablar, por ejemplo, de la faraónica obra que sería lo de la Séptima (esa sí no le parece costosa) y de sus demás iniciativas en torno a los buses, acompañadas de una perorata anti-trenes a los que ha llegado hasta calificar como “agentes cancerígenos” urbanos. Ese fanatismo no encuentra otra explicación que su estrechísima cercanía con organizaciones financiadas por Volvo, como WRI, dedicadas a promover por el orbe los sistemas tipo Transmilenio como sustitutos de los metros, y con la cual ya firmó un convenio de asesoría para la “sostenibilidad” de la Capital.

Urge que la ciudadanía de Bogotá se unifique en la defensa del mejor metro, que se rechace el ‘metrico’ con el cual Peñalosa hundiría a futuro a la ciudad en un caos infernal, que no pueda repetir la lesión que le infligió en su primer mandato en la Caracas, que se develen sus ocultas  intenciones de sabotear ese justísimo deseo histórico de la ciudad.

Carta de la Sociedad Colombiana de Geotecnia a la directora del IDU

Carta de la Sociedad Colombiana de Geotecnia a la directora del IDU

Bogotá D.C., Enero 21 de 2016

Doctora

YANETH ROCÍO MANTILLA BARÓN

Directora General

INSTITUTO DE DESARROLLO URBANO

Respetada Sra. Directora del IDU,

Para la Sociedad Colombiana de Geotecnia-SCG, entidad gremial de carácter técnico-científico que agremia a los geotecnistas del país y promueve el desarrollo de las mejores prácticas geotécnicas, así como la divulgación y el conocimiento geotécnico en las diversas regiones del país, mediante los congresos y seminarios colombianos de geotecnia que desde hace más de 30 años organizamos cada dos años, además de nuestro órgano oficial de divulgación, el Boletín Colombiano de Geotecnia-BCG, es un gusto saludarla y ponernos a disposición de la Entidad que Usted representa, en esta nueva administración del Distrito Capital.

Conocedores como los que más de las implicaciones que cualquier proyecto de ingeniería civil tiene en relación con el subsuelo sobre o dentro del cual éste se desarrolle, y a su vez contando con profesionales de las mayores calidades e idoneidad en estos temas, a lo largo y ancho del país, pero particularmente en la ciudad de Bogotá, queremos plantear le una serie de inquietudes que  nos  inquietan respecto de eventuales cambios  que se  implementarían al  proyecto de  la Primera Línea para el Metro de Bogotá-PLMB, proyecto por demás de la mayor trascendencia para la ciudad y el país, en el cual la ingeniería no puede darse el lujo de equivocarse, como lamentablemente ha ocurrido en diversas ocasiones y proyectos similares realizados en la Capital.

En nuestra calidad de Sociedad Correspondiente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros-SCI, Órgano Consultivo del Gobierno Nacional, en los temas de su competencia, quisiéramos reunirnos con Usted para comentarle de primera mano nuestras inquietudes generales sobre este mega proyecto y las implicaciones que una u otra alternativa pueden llegar a tener en el futuro, dado el comportamiento altamente complejo esperado de nuestros materiales del subsuelo, por donde discurre el alineamiento propuesto para esta PLMB. Igualmente estamos en capacidad de poner a disposición del IDU y el Gobierno Distrital, toda nuestra voluntad para revisar con detalle los diseños  de  ingeniería  básica  avanzada  con  los  que  se  cuenta  actualmente  o  cualquier  otro esquema de ingeniería, no solo mediante nuestros expertos sino con el concurso del recién creado INSTITUTO   COLOMBIANO   DE   ENSAYOS   E   INVESTIGACIONES   GEOTÉCNICAS-ICEIG, entidad adscrita como brazo técnico de la Sociedad Colombiana de Geotecnia, tal como lo hicimos en múltiples espacios y ocasiones en los que la administración distrital anterior nos invitó, y cuya relación institucional dio buenos frutos por la incorporación en los estudios del proyecto PLMB de varias de las recomendaciones que en su momento tuvimos oportunidad de realizar.

Le informamos que desde el año 2011 realizamos un Seminario Internacional sobre Túneles en Ambientes  Urbanos (se adjunta la revista BCG No.  16, que contiene  una  selección de  los principales trabajos presentados en dicho evento); posteriormente participamos en diversas reuniones técnicas, en forma conjunta con varias asociaciones de profesionales de la ingeniería (SCI, Asociación Colombiana de Túneles y Obras Subterráneas-ACTOS, Asociación de Ingeniería Sísmica-AIS, etc.) en las que tuvimos oportunidad de intercambiar criterios y hacer aportes muy positivos para el proyecto; en el año 2014 se llevó a cabo un Foro sobre la PLMB, en el marco del XIV Congreso Colombiano de Geotecnia realizado en el mes de octubre en la ciudad de Bogotá, en donde el IDU presentó los avances de los estudios y hubo de parte de todos los participantes una retroalimentación importante cuya memoria está disponible y, finalmente, en mayo del año 2015, en el marco del Congreso Nacional de Ingeniería de la SCI, se llevó a cabo nuevamente un Foro sobre el proyecto Metro para Bogotá, con participación de la Academia, los Gremios y laInstitucionalidad, en cabeza del IDU y representantes del Consejo Distrital de la época.

Si finalmente se toma la decisión de modificar el alineamiento o el nivel de la PLMB, debemos aclarar que por la naturaleza del subsuelo y los efectos que tendrá el proyecto, será necesaria la ejecución de nuevos estudios de geología y geotecnia, dado que estos no se pueden – o deben – transferirse a las “nuevas condiciones”, lo cual constituiría de entrada un “pecado” que en el pasado le ha costado mucho a la ciudad y al país. Nuestra institucionalidad imparcial, experta y prestigiada en los contextos local, nacional y regional, queda a su disposición para apoyar de la mejor manera a la institucionalidad que Usted representa y aportar propositivamente al logro de los fines misionales que mutuamente perseguimos.

Quedamos atentos a cualquier inquietud o mejor aún a la reunión solicitada mediante la prese nte misiva. Con consideraciones de respeto, reciba un cordial saludo.

Atentamente,

g

ING. DR. MARIO CAMILO TORRES SUÁREZ

Presidente

SOCIEDAD COLOMBIANA DE GEOTECNIA

c.c. Archivo Junta Directiva-SCG

Adjuntamos: BCG No. 16 de marzo de 2013 – ISSN 1692-7680

Inadmisibles y ficticios son los argumentos de Peñalosa para rechazar el impedimento del Secretario de Planeación: Manuel Sarmiento

Inadmisibles y ficticios son los argumentos de Peñalosa para rechazar el impedimento del Secretario de Planeación: Manuel Sarmiento

Aunque el Secretario de Planeación, Andrés Ortiz, es propietario de un predio en la Reserva Thomas Van der Hammen, el alcalde Peñalosa no aceptó el impedimento que presentó el funcionario para participar en los asuntos relacionados con la urbanización de este sector de la ciudad. El mandatario argumentó que “actualmente la Secretaría de Planeación no adelanta actuaciones administrativas frente a estudios y decisiones con relación a la expansión de Bogotá hacia dicha zona”.

El concejal Manuel Sarmiento reiteró que el Secretario de la Planeación si está impedido y afirmó que los argumentos del Alcalde son inadmisibles, en primer lugar, porque el artículo 11 de la Ley 1437 de 2011 señala con toda claridad que “la figura del impedimento no requiere que se haya iniciado una actuación administrativa, pues se aplica de manera general para los asuntos de competencia de un funcionario en los que tenga un conflicto de intereses”. Sarmiento puso como ejemplo el caso del vicepresidente German Vargas Lleras, a quien se le aceptó estar impedido, siendo ministro de Vivienda para participar en asuntos relacionados con las empresas de propiedad de personas con las que tiene una relación de amistad aún antes de que se hubieran iniciado actuaciones administrativas concretas (http://bit.ly/23Fiv01).

En segundo término, añadió Sarmiento, la Secretaría de Planeación sí ha adelantado actuaciones administrativas en relación con la propuesta del alcalde Peñalosa de urbanizar la Reserva Thomas Van der Hammen, recordando que así lo ha afirmado hasta el propio Secretario de Planeación. Reiteró que, de acuerdo con el diario El Espectador del 25 de febrero, “Andrés Ortiz aseguró que los funcionarios de su entidad se encuentran bastante atareados por estos días, con el fin de precisar la propuesta que pasarán a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y al Ministerio de Ambiente”, afirmando que “estamos trabajando con seriedad y muy fuertemente” (http://bit.ly/1TY6qwJ).

“Las declaraciones del doctor Ortiz dejan en evidencia que los argumentos del Alcalde son ficticios”, afirmó el concejal del Polo. “No hay duda”, concluyó, “que el funcionario está incurso en un conflicto de intereses porque la propuesta de Enrique Peñalosa valorizaría las propiedades de la Reserva debido a que implica un cambio de uso que mejora el aprovechamiento de los predios y su rentabilidad”.

Por presunto conflicto de interés, Navas Talero presenta queja disciplinaria contra Enrique Peñalosa

Por presunto conflicto de interés, Navas Talero presenta queja disciplinaria contra Enrique Peñalosa

Foto tomada de El Nuevo Siglo

El Representante solicitó a la Procuraduría investigar relaciones del Alcalde con empresas internacionales del sector transporte.

Bogotá, D.C. Abril 12 de 2016

El pasado 4 de abril el investigador Carlos Carrillo publicó en su blog Al Garete un artículo titulado “Las puertas giratorias de Peñalosa”; en él, Carrillo despliega una serie de documentos que vinculan al alcalde Enrique Peñalosa con las fundaciones ITDP (Institute for Transportation and Development Policy), EMBARQ y “WRI-EMBARQ,, con quien [el Alcalde] acaba de firmar un memorando de entendimiento que deja buena parte del futuro de la movilidad de Bogotá, en manos de otra fundación patrocinada por Volvo y defensora de construir transmilenios en lugar de metros.”

Para el representante a la Cámara por Bogotá, Germán Navas Talero, las relaciones del Alcalde con estas organizaciones relativas al sector transporte conducen a pensar que Enrique Peñalosa puede estar incurriendo en conflicto de interés, más si se tiene en cuenta que esas instituciones han venido promocionando sistemas de transporte (tipo Transmilenio), con el agravante que estas a su vez tienen relación con la empresa Volvo.

Por lo anterior, Navas Talero envió esta mañana una queja al procurador general de la Nación, Alejandro Ordoñez Maldonado, en la cual le solicita adelantar las investigaciones pertinentes y “establecer las responsabilidades a que haya lugar”.

Finalmente el Congresista afirmó que está “decidido a defender a Bogotá ante los oscuros intereses del Alcalde. Intereses que, al parecer, van más allá de lo que compete al sector transporte”.

Consulte Al Garete de Carlos Carrillo
https://algarete.com.co/2016/04/04/las-puertas-giratorias-de-penalosa/

 

Peñalosa primero debe renegociar los leoninos contratos de Transmilenio, en lugar de subir los pasajes: concejal Manuel Sarmiento

Peñalosa primero debe renegociar los leoninos contratos de Transmilenio, en lugar de subir los pasajes: concejal Manuel Sarmiento

Foto tomada de Revista Pasacalles

Equipo de Prensa |Concejal Manuel Sarmiento – Polo Democrático Alternativo | Bogotá | 20 de enero de 2016


A raíz del decreto de la administración de Enrique Peñalosa, que alza los pasajes de Transmilenio y el SITP en $200, el concejal Manuel Sarmiento, del Polo, señaló que primero se deberían renegociar los leoninos contratos con los operadores privados y revisar las aberrantes prebendas introducidas en ellos, las que les garantizan una rentabilidad exagerada y que ha llevado al sistema al colapso financiero.

Se ha obligado al Distrito a transferir de los impuestos de los bogotanos, tan sólo por la operación de las troncales, cerca de $700 mil millones entre 2012 y 2015.  A contramano, el Distrito tan solo percibe $5 de cada $100 que ingresan a Transmilenio, teniendo que asumir, entre otros, la gestión de la operación, el costo del mantenimiento de las vías, de las comunicaciones, de la seguridad y de las instalaciones de parqueo de los buses.

Como resultado de tan descarado desequilibrio contractual, entre 2003 y 2014, la rentabilidad sobre el  patrimonio de las empresas operadoras ha sido del 15%, casi el doble de la rentabilidad promedio de las 200 firmas más grandes del país en 2014, que fue del 7,65%, y por encima de la del transporte urbano de Estados Unidos, que es del 10%.

Estos leoninos contratos fueron diseñados por Enrique Peñalosa en su primera administración e, insólitamente, prorrogados por Gustavo Petro, quien, para colmo de males, les extendió la vida útil a los buses articulados por tres años más, con lo cual no es exagerado decir que, por esta vía, los usuarios les hemos pagado -por lo menos dos veces- los buses a sus dueños. Al final, esta privatización en 15 años, por todos los trucos introducidos en la fórmula tarifaria, significó hasta 2015, una elevación de los pasajes del 35%  por encima de la inflación causada.

Manuel Sarmiento, al rechazar enfáticamente esta alza del 11% para Transmilenio y del 13% para el SITP, el doble del IPC de 2015, insistió en que Peñalosa hizo primar los intereses de los grupos empresariales privados sobre los de los usuarios y los del Distrito, recordó que a finales de 2011 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó en primera instancia modificar los contratos, sentencia que está siendo revisada por el Consejo de Estado, y advirtió que con el alza de los pasajes se agrava aún más la carestía que sufren los bogotanos como consecuencia del estallido de la economía en el segundo gobierno de Santos.