sitp prov

Se deben atender los justos reclamos de los pequeños transportadores

El Distrito debe establecer medidas de mitigación que impidan su quiebra.

Los pequeños propietarios de buses y busetas se movilizaron esta mañana para reclamar por la falta de atención a las difíciles condiciones que enfrentan producto de la pandemia. Además de que representa el 6% de los viajes de la ciudad, la continuidad del servicio que prestan les permite, principalmente, a los estratos 1, 2 y 3 transportarse. La medida necesaria de operar al 30% y de prolongar algunas de sus rutas debe estar acompañada de compensaciones del Distrito que impidan que caigan en la quiebra, razón por la cual, el pasado 27 de abril envié una comunicación oficial a la Secretaría de Movilidad solicitando una mesa de trabajo con representantes de los pequeños propietarios para analizar la situación y tomar las medidas para amortiguar el impacto económico, comunicación de la que no he recibido respuesta.

El gremio comprende la necesidad de modificar las condiciones en las que se presta el servicio público, pero ante las circunstancias, no pueden ser ellos quienes, solitariamente, asuman la carga de las medidas. Es un pésimo mensaje para la ciudad que se subsidie a los poderosos operadores de Transmilenio mientras conductores y propietarios de buses y busetas de la ciudad comienzan a quedarse sin el sustento mínimo.

Para ajustarse a la situación provocada por la pandemia, los pequeños transportadores de Bogotá han propuesto: (i) Un Plan de bioseguridad que incluya: capacitaciones virtuales a conductores, elementos básicos de protección y desinfección, canales de consulta sobre situaciones de exposición de conductores y pasajeros. (ii) Revisión de los costos operativos del servicio que garanticen que no se preste a pérdida o compensaciones en caso de que se requiera. Es prioritario garantizar los salarios, combustible y elementos de desinfección para la prestación del servicio en condiciones de sanidad. (iii) Exoneración de pagos a fondos compensatorios y liberación de los mismos para solventar la merma de ingresos producto de la crisis.

Por lo anterior, y ante las difíciles condiciones que los llevan a protestar en el marco de las medidas de aislamiento, reitero mi llamado a establecer medidas para mitigar su crisis y garantizar el servicio a la ciudad.

Deja un comentario