Peñalosa construirá colegio sobre parque de Ciudadela Cafam para favorecer a dueños del  SITP y financiadores de su campaña: Manuel Sarmiento

Peñalosa construirá colegio sobre parque de Ciudadela Cafam para favorecer a dueños del SITP y financiadores de su campaña: Manuel Sarmiento

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Viernes, 4 de noviembre de 2016


Con el inicio de la construcción de un colegio en el parque de Ciudadela Cafam, el alcalde Enrique Peñalosa continúa violando los derechos de los bogotanos para favorecer el negocio de Transmilenio y del SITP.

El concejal Manuel Sarmiento denunció que en el despropósito del alcalde Peñalosa de desmantelar el parque de Ciudadela Cafam para construir a la fuerza y en contra de los intereses de los residentes el colegio “Cafam Puerta del Sol”, se evidencia un favorecimiento a los negociantes de Transmilenio y SITP y a aportantes de su campaña. “Acorde a la solicitud de la comunidad, el colegio podría construirse en los lotes de la carrera 118, pero el Alcalde insiste en hacerlo sobre el parque porque estos terrenos pretenden ser destinados a parqueaderos del SITP”, explicó el cabildante.

De igual forma Sarmiento llamó la atención sobre el nombre de José Luis Aponte Gómez, representante legal de la constructora Inversiones G&R S.A.S, firma a la que la pasada Administración le adjudicó el proyecto de construcción sobre el parque. Aponte aportó 5 millones de pesos para la campaña a la alcaldía de Enrique Peñalosa y ahora ejecuta un contrato por un valor que supera los 8 mil millones de pesos, cuyo objeto es realizar los estudios de viabilidad del proyecto y la construcción del mismo.

“Es inadmisible que para asegurarle el negocio a las familias dueñas del Transmilenio y del SITP y a los financistas de su campaña, Peñalosa atropelle en sus derechos fundamentales y colectivos a una comunidad compuesta por más de 9 mil habitantes de la localidad de Suba arrasando con su único lugar de recreación y violando su derecho a la participación y al debido proceso. Respaldo su movilización civil y democrática e invito a que perseveren en ella para reversar la política de los negocios a costa de derechos que promueve esta administración”, puntualizó el concejal del Polo.

Peñalosa acaba con 15.000 cupos para niños de prejardín: Manuel Sarmiento

Peñalosa acaba con 15.000 cupos para niños de prejardín: Manuel Sarmiento

Equipo de prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Miércoles, 7 de septiembre de 2016


La Asociación Distrital de Educadores –ADE- denunció que mediante la Resolución 1293 de 2016 la Secretaría de Educación Distrital suprimió el grado de prejardín en los colegios públicos de Bogotá. La norma establece que la matrícula de preescolar en 2017 sólo será para los grados de jardín y transición, excluyendo así la posibilidad de que se abran cupos en el primer grado de preescolar.

La decisión elimina 15.000 cupos para niños de 3 años que hoy son atendidos en el grado de prejardín y que ahora pasarán a distintos programas de cuidado que no corresponden con un proyecto pedagógico de educación formal, agravando un factor determinante de la aberrante desigualdad que agobia a Bogotá. “El prejardín, como primer grado de preescolar, es fundamental para el desarrollo biológico y cognitivo de la primera infancia, por lo que la decisión de Peñalosa es un verdadero descaro”, afirmó el concejal Manuel Sarmiento.

El cabildante calificó como regresiva dicha medida que además provocaría el despido de los docentes que regularmente atienden este grado. “Peñalosa engaña a los bogotanos cuando afirma que su prioridad son los niños, mientras elimina 15.000 cupos en prejardín y le abre camino a la privatización de este nivel educativo, recortando cada vez más el acceso a la educación en la etapa más importante del desarrollo y el crecimiento de una persona”, concluyó Sarmiento.

“La jornada única de Peñalosa es la misma perra con distinta guasca, una burla a la calidad educativa”: Manuel Sarmiento.

“La jornada única de Peñalosa es la misma perra con distinta guasca, una burla a la calidad educativa”: Manuel Sarmiento.

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Jueves, 28 de julio de 2016


El concejal del Polo señaló que la Administración Distrital está engañando a la ciudadanía queriendo hacer pasar por una auténtica y verdadera jornada única para los colegios públicos de la capital, la mal denominada “jornada completa” muy similar a la fracasada  “40×40” de la pasada administración. “Carece de la incorporación de asignaturas que hagan parte de los planes de estudio en el tiempo de escolaridad de 8 horas, no tienen para las horas adicionales los docentes vinculados con plenas garantías laborales y contractuales ni está brindando una alimentación  que contemple la comida caliente y refrigerios saludables y balanceados”.

“No se puede aceptar que dentro de las actividades extracurriculares –para completar el tiempo escolar- se incluyan cursos como “montar en patineta” y afines.  “En muchos casos se ha denunciado el insoportable hacinamiento dentro y fuera de los salones de clase al coincidir ‘dos jornadas únicas’  como pasó en el Colegio Tomás Carrasquilla de Barrios Unidos, donde estudiantes, padres de familia y profesores denunciaron que la Secretaría de Educación intentó imponerla de ese modo a 1200 estudiantes, en una infraestructura con capacidad para solo 800”, advirtió Manuel Sarmiento.

Finalmente, el concejal Sarmiento, luego de recordar que en los próximos cuatro años bajará el presupuesto para la educación respecto al cuatrienio anterior, manifiesta que “las actuaciones del alcalde Peñalosa y de su gabinete no revelan el interés por elevar la calidad de la educación ni por disminuir los niveles de desigualdad en Bogotá, otra  prueba es que plantea la construcción de solo 30 nuevos colegios, 15 de los cuales se entregarán en concesión, cuando se conoce que son 92 los colegios para satisfacer las necesidades de 246.929 estudiantes del Distrito que deberían integrarse a una genuina jornada única, es otra burla más a ese justo anhelo de la comunidad educativa bogotana”.

Para ver el video de la intervención del concejal Manuel Sarmiento sobre este tema, siga este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=Pgqu4J5zU_g 

Carta abierta del concejal electo por el Polo Democrático, MANUEL SARMIENTO, al magisterio de Bogotá

Carta abierta del concejal electo por el Polo Democrático, MANUEL SARMIENTO, al magisterio de Bogotá

Bogotá, noviembre 18 de 2015

Maestros y maestras de Bogotá:

Con la contribución de casi 14 mil votantes, obtuve la curul en el Concejo de Bogotá. Conté para ese propósito con el apoyo de las compañeras, directivas de la ADE, María Antonieta Cano y Alba Marina Sierra, quienes dirigieron nuestra campaña en el magisterio del Distrito. Agradezco su consciente y valioso acompañamiento al respaldar con su voto mi compromiso con la defensa de la educación pública, los derechos de los educadores, la soberanía nacional y la democracia.

En consecuencia, durante los próximos cuatro años en el Concejo, haré todos los esfuerzos para que en Bogotá se dé un salto en la educación pública que debe contener – como mínimo- los siguientes aspectos:

1. Avanzar en lo público: Significa acabar con las distintas modalidades de privatización, echar para atrás las concesiones educativas, iniciadas por Peñalosa en su primer gobierno, y que Petro prorrogó, y suprimir los “convenios” y bancos de oferentes. Así mismo, contenderé por preservar el incremento del presupuesto para educación y por elevar las transferencias que la Nación debe entregar a municipios y departamentos.

2. Avanzar en la gratuidad: Propugnar por la entrega de textos escolares y uniformes para todos los niños del sector público, como elemento adicional en dirección de la plena gratuidad.

3. Avanzar en calidad- Jornada única de verdad: Implica que se debe desterrar la jornada extendida -hoy rebautizada como jornada completa- un fallido experimento propuesto por Petro y acogido por Santos, con implicaciones tan graves como el alargamiento de la jornada sin contraprestación salarial y la tercerización laboral para los nuevos docentes.

4. Avanzar en equidad. Velar por la implementación del preescolar de tres años, como medida trascendental por la equidad en la educación de los niños y niñas del sector público. Debe estar integrado a la educación formal y en las mejores condiciones pedagógicas y de infraestructura

5. Avanzar en lo laboral. Oposición a la vinculación del magisterio, en cualquiera de los niveles educativos y jornadas, mediante la tercerización, hacer cumplir a cabalidad las leyes que rigen la profesión. Respeto a las organizaciones sindicales de los educadores.

Con Manuel Sarmiento, los maestros y maestras y la comunidad educativa de Bogotá tendrán un vocero de sus reivindicaciones y demandas en el Concejo, seré como Jorge Robledo y Germán Navas en el Congreso, con el firme compromiso de acompañar las luchas que se libren para mantener las garantías que aún amparan a los docentes antiguos, ayudar a los nuevos a reconquistar las que les hayan sido arrebatadas en estos veinte años de pesadilla neoliberal y elevar la educación pública a los niveles por los que han luchado por décadas todos los colombianos que queremos un Colombia digna, democrática y soberana.

Icetex: usura para hacer demagogia

Icetex: usura para hacer demagogia

Manuel José Sarmiento

Ex-Representante Estudiantil (2008)

Universidad Externado de Colombia

 

Con la imposición del neoliberalismo, el capital financiero ha quedado en libertad para hacer de los derechos esenciales, simples y vulgares mercancías. Uno de los sectores que ha estado en la mira de los monopolios es la educación, considerada por los neoliberales como una fuente de enormes riquezas sin importar las nefastas consecuencias que deben ser soportadas por las masas populares, en este caso, los estudiantes. Son dos los objetivos de las trasnacionales en materia educativa: garantizar una formación que se adecúe a sus intereses lucrativos e impulsar la privatización para abrir nuevas fuentes de ganancias.

En Colombia, la complicidad y sumisión que caracterizan al Gobierno de Uribe Vélez, le han permitido al capital financiero abrirse espacios a través de la “Revolución Educativa”. En los últimos seis años se ha profundizado el proceso de privatización de la educación, hecho que se manifiesta en políticas verdaderamente retardatarias como lo son el recorte de las transferencias, la concurrencia en el pasivo pensional de las universidades públicas y la imposición del modelo de formación por competencias. En la educación superior, la privatización se impone a través de una de las figuras preferidas por el Gobierno: el autofinanciamiento. Esta política implica que el funcionamiento de las Universidades Públicas dependerá de los recursos que la universidad obtenga en razón de matrículas y venta de servicios, más no del presupuesto proveniente de la Nación, Departamentos y Distritos. La autofinanciación se evidencia claramente si se analiza lo que ha sucedido con las matrículas en la Universidad del Atlántico, las cuales han aumentado en un 330%[1], hecho que quedó demostrado en la sentencia de la Corte Constitucional No. T-234 de 2008 en la que se examinó un caso en el que la matrícula de una estudiante de Licenciatura de Idiomas Extranjeros de la Universidad del Atlántico pasó de $92.840 a $433.700.

El desmonte de la financiación estatal ha obligado a gran parte de los jóvenes a acudir a las instituciones privadas para acceder a la educación superior. Según cifras del Diario Portafolio (11 de Junio de 2007), en el 2006 el 49% de los estudiantes que ingresaron a la universidad se matricularon en instituciones privadas. Las características propias de la educación privada llevan de manera inexorable a que las matrículas para acceder a ella sean bastante elevadas, debiendo los estudiantes y sus familias asumir enormes cargas económicas. A esto se debe sumar el aumento de matrículas de las Instituciones Oficiales, circunstancias que han hecho que un gran número de colombianos deba necesariamente acudir a créditos financieros para acceder a la educación superior, sometiendo este derecho al otorgamiento de esta clase de créditos. El Estado entonces se desprende de su deber de garantizar una educación pública y gratuita, sustituyendo el subsidio a la oferta por instrumentos de carácter financiero. La prevalencia de los créditos financieros sobre la financiación estatal a la oferta es una directriz del Banco Mundial, hecho que fue expresado por Axel van Trotsenburg, Director del Banco Mundial para Colombia y México, en los siguientes términos: “En ausencia de oportunidades de financiación muchos estudiantes talentosos de bajos ingresos no podrían matricularse en la enseñanza superior. El carácter rotativo de los préstamos a estudiantes hace que la utilización de este mecanismo basado en la demanda sea fiscalmente más atractiva para el Gobierno y los estudiantes por igual.”[2] Es por ello que para los estudiantes de Universidades Públicas y Privadas estos préstamos cobran una enorme importancia, debido a que de su funcionamiento práctico dependerá si son verdaderos medios para acceder a la educación superior o una herramienta lucrativa que constituye otro obstáculo para los colombianos que quieren estudiar en una universidad.

Este escrito tiene por objeto analizar los créditos que el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior –ICETEX- ofrece, especialmente el crédito acces de largo plazo, sin desconocer que las instituciones financieras de carácter privado también ofrecen estos tipos de créditos en circunstancias aún más graves que aquellas en que se encuentran los deudores de la Entidad Pública.

El modelo de crédito acces es financiado por el siempre presente Banco Mundial a través de un préstamo de 300 millones de dólares. Dado el papel de agente del capital financiero y de los monopolios extranjeros que ostenta esta entidad, las finalidades de este préstamo serán las de garantizar que la educación que se ofrezca en Colombia corresponda a los intereses de las trasnacionales y abrir un nuevo nicho para asegurar una alta tasa de ganancia.

Respecto de la intención de adecuar el aparato educativo a los intereses de los monopolios, el comunicado de prensa ya citado señala que “el ICETEX ha puesto especial énfasis en aquellos estudiantes que se matriculan en programas post-secundarios de educación técnica y tecnológica, dada la importancia de las capacidades y conocimientos que estos graduados traen al mercado de trabajo.” Esta afirmación guarda plena concordancia con lo expresado por Jeff Immelt, presidente de General Electric, en entrevista al El Tiempo del 12 de febrero de 2008: “No-sé-cuántas personas han sido entrenadas por el Sena en los últimos 24 meses. Eso es bueno para nosotros, porque cuando vamos a un país queremos contratar ese tipo de personas y nos gusta saber que abundan”. No es una mera coincidencia que a las trasnacionales les interese una educación meramente técnica y que el ICETEX, siguiendo las orientaciones del Banco Mundial, le de prioridad  a los estudiantes que se matriculen en Instituciones Técnicas y Tecnológicas. No se quiere negar la importancia de la educación impartida por el SENA, pero una cosa es defender la educación técnica y otra es generalizarla para toda la educación superior. De nuevo, las políticas educativas son impuestas desde el extranjero en complicidad con el gobierno local, constituyendo una clara violación a nuestra soberanía.

Pero las cosas no paran acá; el Banco Mundial además le impone al ICETEX la forma de regulación del crédito, todo en aras de garantizar el pago del préstamo y, por supuesto, asegurar una alta tasa de ganancia. “Al extender los vencimientos y personalizar los términos de pago estamos alineando la amortización de nuestro préstamo con los repagos de los estudiantes a ICETEX, contribuyendo a la viabilidad financiera de un sistema de préstamos estudiantiles que beneficia a estudiantes de bajos ingresos”[3], señaló van Trotsenburg. Queda claro entonces que la forma en que se liquiden los créditos debe garantizar el pago al Banco Mundial, es decir, el pago del préstamo recae sobre los estudiantes.

De nuevo, el Gobierno ha respondido de manera indigna a las imposiciones del Banco Mundial y en el artículo 7° del reglamento de crédito educativo que forma parte integral del contrato que firman los estudiantes estableció:

El saldo de capital girado, los intereses generados en la época de estudios, en el período de gracia y demás valores adeudados al momento de pasar a cobro definitivo, conformarán el nuevo capital a pagar por el beneficiario, sobre el cual se liquidarán los intereses durante el período de amortización, incluidos en la cuota fija o variable, mensual y sucesiva a pagar, hasta la cancelación total del crédito otorgado”. (Subrayado fuera del texto)

Este artículo consagra la figura de capitalización de intereses, cláusula leonina que permite el cobro de intereses sobre intereses y que hace que la deuda se multiplique en proporciones exorbitantes; es la misma figura utilizada en los créditos UPAC que causó nefastas consecuencias para los deudores de créditos de vivienda.

En el crédito acces la capitalización de intereses funciona de la siguiente manera:

El crédito se divide en tres etapas definidas en el artículo 6° del reglamento educativo:

  1. Época de Estudios: Es el período durante el cual el estudiante se encuentra cursando sus estudios. Durante este periodo se causan unos intereses que para la presente explicación se van a denominar i1.
  1. Período de Gracia: Lapso otorgado por el ICETEX que generalmente es de un año y tiene como finalidad permitir que el estudiante acceda a un trabajo remunerado para que pueda iniciar a pagar el crédito. Durante este período también se causan intereses que se expresarán como i2.
  1. Período de amortización: es la época en la que el estudiante deberá iniciar a pagar las cuotas mensuales para cancelar el crédito. Es el momento en el que se liquida la deuda. En este período también se causan intereses que se van a denominar i3.

Supuestamente, durante la época de estudios y el período de gracia el estudiante no debe pagar el préstamo. Sin embargo esto no es del todo cierto puesto que mensualmente el deudor debe pagar unas cuotas que según el ICETEX tienen por objeto inculcar en el estudiante una cultura de pago, es decir, que los deudores aprendan a pagar. En el período de amortización es donde el estudiante debe pagar el crédito.

La capitalización de intereses consiste en que al iniciar la época de amortización el crédito se liquidará de la siguiente manera:

Al capital prestado (Kp) se suman los intereses causados en la época de estudios (i1) y en el período de gracia (i2). Esta suma da un capital amortizado (Ka) sobre el cual se van a cobrar los intereses que se causen en el período de amortización (i3). Esto implica que los intereses causados en el período de amortización se cobran sobre los intereses causados en la época de estudios (i1) y en el período de gracia (i2). La siguiente gráfica aclara esta figura:

Etapa ÉPOCA DE ESTUDIO PERÍODO DE GRACIA PERÍODO DE AMORTIZACIÓN
Intereses i1 i2 i3

Ka =  Kp +  i1 ­+  i2

i3 se causan sobre la suma de Kp +  i1 ­+  i2

El cobro de intereses sobre intereses es tan grave que está prohibido por la legislación civil bajo la figura del anatocismo, hecho que lo asemeja a la usura. Sin embargo, el Consejo de Estado consideró que la capitalización es un cobro de intereses sobre intereses pero que no configuraba un anatocismo. La Corte Constitucional en la Sentencia C-747 de 1999 consideró que la figura de capitalización de intereses no era per se inconstitucional, pero que violentaba el derecho fundamental a una vivienda digna cuando se aplicaba a los créditos para la adquisición de vivienda, dado que ponía a los deudores en una situación donde era prácticamente imposible el pago de la deuda. Este fallo es muy importante porque demuestra lo perjudicial que puede ser la capitalización de intereses para los deudores, hecho que se agrava cuando la figura se aplica en contra de los estudiantes y que le abre al capital financiero otro nicho con una tasa de ganancia atractiva.

Uribe Vélez se ufana en los Consejos Comunitarios de los intereses del 12% que se aplican en los créditos del ICETEX. Falta a la verdad con esta afirmación puesto que el 12% es el interés nominal más no el efectivo, que es el que verdaderamente se causa y que es superior al 12.5%. Pero además oculta que, siguiendo las imposiciones del Banco Mundial, para la liquidación del crédito se aplica la capitalización de intereses que multiplica la deuda en dos o tres veces. No de otra manera   se explica que hoy en Colombia existan 17000 deudores morosos del ICETEX.

Ante el atropello contra la soberanía y los intereses de los estudiantes, al estudiantado colombiano no le queda otra salida que seguir el ejemplo de los deudores de los crédito UPAC quienes, conscientes de la necesidad de organización, han iniciado una lucha patriótica y valerosa contra la embestida del capital financiero. En cada universidad debe funcionar un comité de deudores del ICETEX desde donde se eleve el nivel de consciencia y organización de los estudiantes y se articule una lucha de carácter nacional. Solo con un gran proceso de movilización y un movimiento estudiantil fortalecido podremos exigirle al Gobierno la condonación de las deudas, la prohibición de la capitalización de intereses, la defensa de una educación pública, científica y al servicio del interés nacional y el rechazo a las imposiciones del Banco Mundial. Es el momento en que los estudiantes colombianos le demostremos a los monopolios que no permitiremos que continúen con  su política de recolonozación.

[1] Martínez, Juan Carlos. TLC PARA EDUCACIÓN SUPERIOR: HACIA LA IMPOSICIÓN DEL DOGMA NEOLIBERAL. En www.moir.org.

[2] Comunicado de prensa del Banco Mundial  Nº:2008/228/LCR. En www.bancomundial.org/co

[3] Ibídem

ECAES, calidad de la educación superior, autonomía universitaria y democracia

ECAES, calidad de la educación superior, autonomía universitaria y democracia

Manuel Sarmiento

Abogado

Universidad Externado de Colombia

  1. Educación, Desarrollo y Bienestar

El progreso social depende en buena parte del grado de desarrollo que el conocimiento alcanza en una sociedad, esta es una afirmación que aún los más cínicos deben admitir. Sin embargo, aunque el conocimiento es un factor determinante del desarrollo social, éste no es una condición suficiente para garantizar el progreso, es necesario un desarrollo integral, especialmente en lo que tiene que ver con el aparato productivo. Parafraseando al Senador Jorge Enrique Robledo, sin conocimiento no hay nada, pero con solo conocimiento no se garantiza el bienestar de los pueblos.[1]  

Al ser la Universidad la fuente generadora de conocimiento, es inobjetable la relación existente entre conocimiento y educación superior. Teniendo en cuenta que el progreso depende en buena parte del desarrollo del conocimiento, es necesario que una sociedad cuente con una educación superior de la más alta calidad, científica y al servicio del interés nacional, pues el progreso social y el bienestar de sus asociados dependerá de que las universidades presten una educación que cumpla con estas características, precisando que esta sola condición no es suficiente para garantizar el desarrollo.

Por otro lado, el desarrollo del aparato educativo depende en buena parte del desarrollo del aparato productivo. ¿Para que tener las mejores facultades de ingeniería en un país cuya industria es incipiente y casi inexistente? Pero en la otra cara de la moneda encontramos que sin un aparato educativo avanzado es imposible el desarrollo del aparato productivo. Se trata de una relación dialéctica de cuyo análisis debe concluirse que para alcanzar el progreso y el bienestar colectivo es necesario un desarrollo integral de la educación y la producción.

Un último análisis que debe realizarse es que la calidad de la educación superior adquiere una enorme importancia en un país como Colombia en donde su industria es casi inexistente, el 40% de los hogares sufren de desnutrición (Conpes), los niños mueren de enfermedades que en la mayoría de países se han extinguido como la rabia y el paludismo y, en síntesis, el sufrimiento y la desgracia es el pan de cada día de la mayor parte de la población. Esto hace que la educación superior juegue un papel vital en nuestro país de cuya suerte depende el futuro de millones de compatriotas.

  1. ECAES: amenaza para la educación superior

El gobierno falta gravemente a la verdad cuando presenta el ECAES como un mecanismo para garantizar la calidad de la educación superior. Por el contrario, los ECAES son en esencia exámenes que afectan la calidad de la educación, violan la autonomía universitaria e imponen un pensamiento único, contrariando lo más elementales postulados de la democracia. Este tipo de exámenes tienen un solo objetivo: adecuar el aparato educativo a las imposiciones de la globalización económica de acuerdo a los intereses de sus principales beneficiarios: los monopolios trasnacionales, lo que constituye una clara violación a nuestra soberanía.

2.1. Formación por competencias y calidad de la educación

Lo primero que se debe analizar es qué es lo que se busca evaluar a través de los ECAES, respuesta que se encuentra en el artículo 6º del Plan Nacional de Desarrollo, norma que en el acápite de capital humano dispone que en materia educativa “se fomentará y apropiará el enfoque de formación por competencias” y que “en el nivel superior, se iniciará la implementación de los estándares de competencias, los cuales se evaluarán a través de los ECAES”. Los ECAES entonces lo que evalúan son competencias más no conocimiento, con el único fin de imponer la formación por competencias como modelo educativo hegemónico.

La formación por competencias es un modelo educativo que sustituye la formación en conocimiento por la formación en habilidades o destrezas prácticas acorde a las necesidades del mercado. Este modelo se fundamenta en la falacia según la cual en un mundo globalizado el conocimiento es tan cambiante que se hace obsoleto, innecesario y que por ende a los estudiantes no se les puede enseñar conocimientos sino que la educación debe reducirse a enseñar simples habilidades prácticas. De ahí la conocida frase de “saber – hacer”. Es así como las competencias se han definido como “un conjunto de saberes técnicos, capacidad de intervención sobre procesos y capacidad de la persona para actuar en el contexto organizativo/laboral [2] o también como “la habilidad para realizar una actividad particular en el nivel establecido por un estándar” (Working Group on Vocational Qualifications, 1986).

Lo primero que se debe señalar respecto de la formación por competencias es que parte de una premisa falsa: el conocimiento no es obsoleto, por el contrario, es fundamental para el progreso social como ya se explicó. Además, el desarrollo de una ciencia depende del conocimiento íntegro que se tenga sobre la misma pues es necesario conocer y entender en que estado se encuentra una ciencia para poder innovar en ella y desarrollarla. Así por ejemplo Galileo se valió de los descubrimientos de Copérnico, tal como Newton lo hizo con las teorías de Galileo, así como la Teoría de la Relatividad de Einstein  partió del análisis de las leyes de Newton. Se debe reiterar entonces que la formación en conocimiento es necesaria para el desarrollo, cuestionamiento, avance y aplicación de las ciencias.

En segundo lugar, enseñarles a los estudiantes simples habilidades prácticas es negarles la posibilidad de innovar en una determinada ciencia. Esto se debe a que si los futuros egresados no cuentan con conocimientos generales es imposible que la comunidad universitaria aporte nuevos elementos a una ciencia, puesto que no cuenta con las herramientas necesarias para hacerlo. En este orden de ideas, con la formación por competencias se estanca el conocimiento de una sociedad quedando ésta condenada al atraso.

Un tercer problema que presenta este modelo es que los estudiantes se forman simplemente para actuar y no para pensar. Las habilidades practicas son meras operaciones mecánicas que requieren simples cualidades memorísticas más no exigen mayores esfuerzos intelectuales. Esto genera un efecto absolutamente repudiable: los estudiantes no podremos asumir posiciones críticas frente al estado actual de una determinada ciencia debido a que no entenderemos las bases teóricas de la misma. A esto hay que sumarle una consecuencia de igual o mayor gravedad. Si la formación por competencias busca que los estudiantes y futuros profesionales se adecuen a los conocimientos cambiantes de la globalización, pero dichos conocimientos no surgen en las naciones donde se impone este modelo educativo, en dónde surgen los conocimientos nuevos a los cuales nos debemos adaptar. Es claro que en esta globalización el poder para generar conocimiento queda reservado a las grandes potencias[3] haciendo que los países débiles queden sometidos al conocimiento impuesto desde afuera sin posibilidad de asumir posiciones críticas. Entonces, además de atraso la formación por competencias implica una dependencia cultural propia de las relaciones de los poderosos imperios con sus neocolonias. Por ejemplo, ¿Es válido afirmar que el desarrollo económico se alcanza únicamente bajo el modelo exportador? Este es un conocimiento que se impone desde afuera y que con la formación por competencias no se puede cuestionar.

Finalmente, las competencias tienen por objeto tecnificar la totalidad de la educación superior adecuándola a las exigencias de la globalización dominante. Jeff Immelt, presidente de General Electric y vocero natural de la globalización, en entrevista al El Tiempo del 12 de febrero de 2008, sobre el tema educativo afirmó: “No-sé-cuántas personas han sido entrenadas por el Sena en los últimos 24 meses. Eso es bueno para nosotros, porque cuando vamos a un país queremos contratar ese tipo de personas y nos gusta saber que abundan”. No se quiere negar la importancia de la educación impartida por el SENA, pero una cosa es defender la educación técnica y otra es generalizarla para toda la educación superior que es la finalidad del nuevo modelo; formar en habilidades prácticas no es más que impartir una educación meramente técnica. Los grandes monopolios dueños de la globalización buscan mano de obra que se abstenga de pensar, se limite a cumplir órdenes y se adecue a la situación de flexibilización y sobreexplotación laboral que la misma globalización impone y que se materializó en nuestro país a través de la Leyes 50  de 1990 y 789 de 2002. Esta es la formación para el trabajo que consagra el artículo 6º del Plan Nacional de “Desarrollo” y una de las expresiones de la mercantilización de la educación.

El ECAES amenaza la calidad de la educación superior porque busca imponer el modelo de formación por competencias, modelo cuyo objetivo es la tecnificación del aparato educativo.

2.2. Pensamiento Único

La implementación de la formación por competencias y el método de opción múltiple que caracteriza a los ECAES imponen un pensamiento único, contrariando de manera grave los postulados más elementales de la democracia.

El hecho que ante una pregunta el estudiante tenga que escoger una única respuesta es tratar de imponer un pensamiento único. Las ciencias sociales y naturales se caracterizan porque sus contenidos están llenos de discusiones y debates, esto es, frente a un determinado tema se pueden asumir posiciones contradictorias. Estas contradicciones se convierten en el motor del desarrollo de las ciencias, por lo que imponer un pensamiento único es estancar el desarrollo del conocimiento.

Evidentemente existirán preguntas con respuestas únicas, como por ejemplo el término para contestar una demanda en un proceso ordinario o la fecha de la Batalla de Boyacá. Sin embargo, esta clase de preguntas no evalúan calidad sino meras facultades memorísticas. En cambio, si se pregunta el régimen aplicable a la responsabilidad civil de las EPS no existe una respuesta única pues, aunque hay que tener en cuenta el estado de la jurisprudencia, es válido que los estudiantes fundamenten que el régimen es objetivo. Es profundamente antidemocrático negarles a los estudiantes asumir posiciones críticas que son necesarias para el desarrollo de cualquier ciencia. Además, se debe recalcar que este pensamiento único es impuesto desde afuera. Se trata de una política profundamente retardataria y regresiva, donde al igual que en el oscurantismo, sólo es posible pensar de una sola manera o de lo contrario se es condenado a la hoguera.

El ECAES entonces además de afectar la calidad de la educación superior, impone un pensamiento único que imposibilita el desarrollo de las ciencias y consolida la dominación extranjera.

2.3. Autonomía Universitaria

La autonomía universitaria es un principio constitucional que supone que la comunidad académica decide qué se enseña y cómo se enseña. El ECAES vulnera este principio pues hace que las universidades adecuen sus programas a las exigencias del examen para la obtención de resultados aceptables. Esto es más notorio en las instituciones privadas en donde existe una competencia para atraer nuevos estudiantes. El ECAES se presenta ante la opinión pública como una medición de la calidad de una institución, por lo que el status y el prestigio de las universidades dependerán de los resultados obtenidos en los exámenes. En otras palabras, mejores resultados significa más estudiantes matriculados.

Lo primero que se debe señalar es que el prestigio de una universidad no debe depender de los resultados obtenidos en un examen que no mide la calidad de la educación. Pero lo más grave es que en muchas universidades se han adelantado modificaciones en los programas para adecuar la educación que imparten a las exigencias del ECAES, esto es, se han adelantado reformas para implementar la formación por competencias y enseñar un pensamiento único.

Esto es una violación supremamente grave a la autonomía universitaria pues es un agente externo a la universidad el que determina qué se debe enseñar y cómo se debe hacer. Otra razón más que suficiente para oponerse al ECAES.

  1. Reglamentación y Constitución

El artículo 8º de la ley 749 de 2002 establecía que el Gobierno Nacional reglamentará el registro de programas académicos, los estándares mínimos, y los exámenes de calidad de los estudiantes de educación superior. Por medio de la Sentencia C-782 de 2007 la Corte Constitucional declaró la inconstitucionalidad de este aparte porque violaba el principio de reserva de ley consagrado en la Constitución, principio según el cual es el Congreso y no el Ejecutivo el que debe fijar los criterios generales para reglamentar los exámenes de calidad de la educación superior. En su parte resolutiva la Corte le dio un efecto diferido a esta sentencia, señalando que el Congreso tiene hasta el 16 de diciembre de 2008 para reglamentar lo referente al ECAES, de lo contrario los estudiantes de pregrado no deberán presentar este tipo de exámenes, es decir, el ECAES quedaría derogado.

En el momento de escribir este artículo, en la página del Ministerio de Educación se podía acceder a la propuesta del proyecto de ley que había diseñado esta cartera, propuesta que no resuelve el problema de la inconstitucionalidad. Esta propuesta de proyecto no contiene criterios generales para que el ejecutivo reglamente el contenido del ECAES, es decir, el objeto del mismo y la metodología que debe seguir. Se limita únicamente a indicar la manera como el Gobierno debe contratar las empresas que deben diseñar y aplicar el examen, simples aspectos formales del tema. Esto hace que la propuesta del proyecto continúe con problemas de constitucionalidad.

Es preciso señalar que el gobierno no puede argumentar que los criterios generales sobre el contenido del ECAES se encuentran consagrados en otras normas puesto que como lo dijo la Corte Constitucional en la mencionada sentencia “de la lectura y análisis tanto de las disposiciones de la Ley 30 de 1992 como de la Ley 749 de 2002, en armonía con lo dispuesto por la Ley 115 de 1995, disposiciones que conforman el Sistema Nacional de Educación Superior, evidencia esta Corte que éstas no contienen disposiciones o parámetros legales mínimos, básicos y suficientes, en materia de registro de programas académicos, estándares mínimos de calidad y exámenes de estudiantes, y ello en lo relativo a la educación superior técnica y tecnológica, como para dar lugar, de conformidad con las disposiciones constitucionales, a la reglamentación de las mismas por parte del Gobierno Nacional.”    

  1. Conclusiones

El ECAES es una grave amenaza para la calidad de la educación superior, la autonomía universitaria y la democracia. Profundiza la dependencia de nuestro país a las imposiciones provenientes del extranjero y nos hunde en el atraso y la miseria.

La sentencia de la Corte Constitucional le da a la comunidad académica una oportunidad única para derrotar este nocivo examen, pues el futuro del mismo depende de la ley que debe expedir el Congreso. Es necesario que los estudiantes de universidades públicas y privadas nos organicemos y movilicemos en contra del ECAES y en defensa de una educación de calidad, científica y al servicio del interés nacional, y por supuesto, el movimiento estudiantil debe defender la educación pública.  Si logramos impedir que el Congreso expida la ley que reglamenta el ECAES, daríamos un paso muy importante, aunque no definitivo, en la defensa de la educación superior y el interés nacional.

[1] Intervención del Senador Jorge Enrique Robledo en la Audiencia Pública “En Defensa de la Calidad de la Educación Superior”, Senado de la República.

[2] D’Alfonso, R. (2000): Per un glossario minimo: competenze e termini conessi, en Progettare la scuola, nº 4

(40-43).

[3] Esta es la razón de las estrictas normas de protección de propiedad intelectual impuestas en la OMC y a través de los Tratados de Libre comercio.