Vicepresidente del Concejo denuncia Plan de Peñalosa que desplaza a los habitantes del centro de Bogotá

Vicepresidente del Concejo denuncia Plan de Peñalosa que desplaza a los habitantes del centro de Bogotá

El concejal Manuel Sarmiento, vicepresidente del Concejo de Bogotá, alerta sobre Plan de Peñalosa que avanza a las escondidas. Se debe impedir que el Ministerio de Cultura apruebe el PEMP sin una discusión democrática en la ciudad

El concejal Manuel Sarmiento envió una carta al Dr. Fernando Carrillo, Procurador General de Nación, en la que manifiesta su preocupación en torno al Plan Especial de Manejo y Protección – PEMP – para el centro histórico, el cual pretende adoptarse sin la suficiente discusión ciudadana, a partir de acuerdos políticos entre el Distrito y la Nación.

El PEMP tiene un costo de $4.3 billones, que se invertirán en una serie de proyectos de renovación urbana que amenazan con expulsar del Centro Histórico a los residentes y comerciantes tradicionales.

A continuación el texto de la carta:

Bogotá D.C. abril 24 de 2019

Doctor

Fernando Carrillo Flórez

Procurador General de la Nación

Ciudad

Ref.:    Petición Plan Especial de Manejo y Protección –PEMP- para el Centro Histórico de Bogotá.

Atento saludo.

En mi calidad de Concejal de Bogotá, me dirijo a Usted para solicitar la urgente intervención de su Despacho en el proceso de aprobación del Plan Especial de Manejo y Protección –PEMP- para el Centro Histórico de la ciudad, el cual pretende adoptarse sin la suficiente discusión ciudadana, a partir de acuerdos políticos entre el Distrito y la Nación.

El presidente de ASOJUNTAS de la Localidad de la Candelaria y los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de la misma localidad, han manifestado su preocupación por el proyecto urbanístico propuesto en el PEMP que amenaza con expulsar del Centro Histórico a los residentes y comerciantes tradicionales. Aunque el documento síntesis del PEMP habla de la participación e inclusión de la comunidad en la formulación del proyecto, los afectados manifiestan que dicha información falta a la verdad ya que sus preocupaciones y propuestas no han sido tenidas en cuenta.

Algunos ciudadanos se han dirigido a la Señora Ministra de Cultura solicitando una discusión pública y abierta del citado PEMP, sin que hasta la fecha haya habido respuesta alguna. El secretismo que caracteriza las decisiones de este Ministerio y, en particular, aquellas que deben ser sometidas a la evaluación del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, es contrario a lo establecido en la Carta Política. Convendría conocer, además, cuál es la trayectoria específica de los miembros de este Consejo, en el muy complejo asunto de los centros históricos y en el no menos difícil tema de la conservación urbana.

Un reciente artículo de La Silla Vacía deja ver los problemas técnicos de esta propuesta para el Centro Histórico que se pueden resumir en los siguientes puntos[1]:

  1. El PEMP al ser aprobado por el Ministerio de Cultura, está exento de una discusión pública que permita debatir de manera democrática el modelo de centralidad que necesita Bogotá y engaveta estudios que se habían adelantado en administraciones pasadas, como el estudio de morfología urbana del centro histórico que se adelantó en el 2011 y proponía la noción de Paisaje Urbano Histórico como un mecanismo de control de alturas, uso de suelo y actividades tradicionales.
  2. La propuesta de vivienda del PEMP contempla la construcción de 11.350 viviendas nuevas, las cuales están destinadas a satisfacer una supuesta demanda de 48.000 nuevos habitantes. Es preocupante saber que la mayoría de estas viviendas se van hacer por procesos de demolición y reconstrucción de áreas centrales, lo que en la práctica se traduce en desplazamiento de habitantes y comerciantes tradicionales, como ha venido ocurriendo en los proyectos de renovación urbana de Ministerios, Estación Central y San Bernardo.
  3. El inventario del patrimonio inmueble desconoce la dimensión cultural, habitacional, técnica y económica del patrimonio, por lo tanto, enfatiza en los proyectos de renovación urbana y desconocen herramientas de revitalización que garantizan que los habitantes y comerciantes tradicionales puedan conservar y preservar sus bienes patrimoniales.

Por lo tanto, Señor Procurador, le solicito especial atención ya que este PEMP tiene un costo de $4.3 billones, recursos que serán invertidos en “8 intervenciones integrales, 32 programas transversales, 143 acciones (planes, acciones, estudios, cartillas, sistemas), 20 proyectos detonantes y 14 proyectos estructurantes en 5 ámbitos estratégicos que se articulan con 25 proyectos en curso”. El desarrollo y costos de estas obras no han sido discutidas en el Concejo de Bogotá ni ampliamente con la ciudadanía

Comedidamente, pues, recurro al Señor Procurador para solicitar se impida la presentación, para su aprobación, ante el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, el próximo 26 de abril. Lo anterior, con el fin de que este proyecto se someta a la evaluación técnica y financiera de la Procuraduría General de la Nación.

Atentamente,

Concejal Manuel Sarmiento

Polo Democrático Alternativo


[1] MARTÍNEZ, María Eugenia (2019). “¿Un nuevo plan para el centro histórico de Bogotá?”, La Silla Vacía. En línea: https://lasillavacia.com/silla-llena/red-cachaca/nuevo-plan-centro-historico-de-bogota-70672. Consultado abril 23 de 2019.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será mostrada. Required fields are marked *