Con Peñalosa perdió el derecho a la  educación

Con Peñalosa perdió el derecho a la educación

Por: Miguel Ángel Muñoz – Polo Joven Suba

En el gobierno de Peñalosa no ha existido ningún avance significativo en la garantía del derecho fundamental a la educación de los jóvenes de Suba. El presupuesto ejecutado en la localidad ha disminuido, la matrícula oficial cae, la Jornada Única sigue siendo un sueño y donde se implementa se hace de forma irregular, la alimentación escolar es un privilegio y la alcaldía ignora el estado de la infraestructura educativa de la localidad. A la educación de calidad siguen accediendo sólo unos pocos, a pesar de que a la mayoría de bogotanos se le impone una excesiva carga tributaria, lo que debería corresponder con una mayor garantía de derechos. 

En el año 2015 la administración distrital ejecutó en Suba un presupuesto para educación de 287 mil millones de pesos, pero posesionado Peñalosa disminuyó; cayendo a 264 mil millones en el 2016, 276 mil millones en el 2017 y 271 mil millones en el 2018. Así, durante todo el año pasado, el presupuesto ejecutado por cada estudiante fue de tan sólo 3,5 millones de pesos. Y para 2019 se proyecta destinar 298 mil millones para la localidad pero, sabiendo que nunca se ejecuta todo lo que se proyecta, seguramente tampoco este año se supere el monto del 2015. Peñalosa redujo el presupuesto para educación, sin el cual es imposible avanzar en calidad.

Por otro lado, se agudizó la tendencia histórica del reemplazo de la matrícula oficial por la privada. Mientras en el año 2015 la matrícula oficial era de 89.102 estudiantes y la matrícula no oficial ascendía a 128.892 estudiantes, para el año 2017 la oficial caía a tan sólo 78.547 estudiantes, frente a los 134.575 estudiantes en no oficial. Dicho fenómeno afecta a los profesores, quienes gozan de mejores garantías laborales en el sector oficial que en el privado. Además, a sabiendas de que el Estado es el único capaz de garantizar el acceso universal a la educación, Peñalosa emula al presidente Duque en su intento por restarle obligaciones a la Alcaldía en lo que atañe al derecho a la educación, para así reducir su gasto social; empujando a miles de jóvenes a estudiar en instituciones educativas de baja calidad y que cobran por acceder a ellas.

Por medio del Plan de Alimentación Escolar en 2017 y 2018 se invirtieron algo más de 30 mil millones de pesos, lo que para el año pasado significó una inversión anual por estudiante de sólo 386 mil pesos y por cada día escolar de 1.930 pesos por estudiante. Así mismo, La Secretaría de Educación asegura que en la actualidad entrega 17.083 ofertas alimentarias, entre desayunos y almuerzos; de lo que se desprende que para 2018 sólo el 22% de los estudiantes de la localidad, uno de cada cinco, recibía algún tipo de comida caliente. Únicamente la disfrutan 14 sedes educativas de la localidad y sólo 11 de estas cuentan con comedores escolares.

Eso sin considerar que los operadores privados del sistema no siempre cumplen adecuadamente el servicio. Por ejemplo, el colegio Gonzalo Arango, donde el Comedor Escolar, operado por Compensar, pasó más de un mes inhabilitado en el primer semestre de este año. Ni en broma podría hablarse de implementar la necesaria Jornada Única en la localidad, si no es a costa de que los alumnos sufran hambre. La misma física hambre que siguen pasando jóvenes de bajos recursos que van a estudiar “sin un pan encima” o estudiantes con jornadas extendidas a los que lo único que los mantiene en pie es un refrigerio frío. 

En 2016 el gobierno de Peñalosa pasó de 3 a 5 colegios con Jornada Única implementada, llegando a cubrir 3.347 estudiantes en 2017, apenas el  4,2% de la matrícula estudiantil. Para 2018 se mantienen los mismos cinco colegios oficiales con Jornada Única implementada. Sumado a que se ha aplicado sin condiciones dignas. Caso ilustrador es el de los estudiantes con Jornada Única del Gustavo Morales Morales, a los que no se les ofrece comida caliente en su totalidad y a quienes les toca comer en el piso. Bien hicieron los estudiantes en hacer respetar sus derechos y protestar contra el fracaso de la política de Jornada Única tan “cacareada” por la ex Secretaria de Educación, que hoy trabaja para Duque.

Alarma aún más el hecho de que la Secretaría de Educación no conoce el estado de la infraestructura de los colegios. Tan sólo cuenta con el diagnóstico de 41 construcciones, de 15 sedes educativas de la localidad, dejando por fuera a la gran mayoría de las edificaciones.

Toda la tarea está pendiente, pues, durante su alcaldía, Peñalosa se dedicó a asegurale negocios a quienes financiaron su campaña antes de garantizar el acceso a los derechos de lo bogotanos. Hacer de la educación un verdadero derecho fundamental exige Jornada Única con adecuadas condiciones, alimentación de calidad para todos los estudiantes, infraestructura en el mejor estado, y, para lograr todo lo anterior, un aumento de la financiación estatal. Esta tarea no la adelantará Miguel Uribe, ex Secretario de Gobierno de Peñalosa, ni Carlos Fernando Galán, quien hasta hace poco hacía equipo con el actual alcalde. Lo que corresponde es la organización y movilización de los estudiantes para que Bogotá se dirija por el mejor camino. Hoy en las urnas, para elegir la mejor Alcaldía, Consejo Distrital y Junta Administradora Local. Mañana, masiva y creativamente, en las calles.

“Déficit de infraestructura de la U. Distrital equivale a 16 estadios El Campín”: concejal Manuel Sarmiento

“Déficit de infraestructura de la U. Distrital equivale a 16 estadios El Campín”: concejal Manuel Sarmiento

El cabildante del Polo Democrático Alternativo manifestó su respaldo a la movilización del 10 de octubre.

El concejal Manuel Sarmiento manifestó su apoyo y participación en la gran movilización que se realizarará este miércoles 17 de octubre para exigirle al gobierno de Ivan Duque medidas concretas con las que se comience a resolver la grave crisis de la educación superior en Colombia. Sarmiento señaló que la situación es tan crítica que en la Universidad Distrital el déficit de infraestructura es de 116.000 metros cuadrados, el equivalente a 16 estadios El Campín.

“Los estudiantes, profesores y trabajadores que convocan a esta movilización tienen la razón, la crisis de la educación superior no da espera, por eso todo el país debe apoyarlos”, afirmó el concejal.

Con un déficit que ya alcanza los $18.2 billones de pesos, $15 billones necesarios para infraestructura y $3.2 en funcionamiento, la comunidad universitaria acierta al citar esta jornada nacional de protesta.

La desfinanciación de las universidades públicas es notoria, en 1993 la Nación giraba $10.8 millones de pesos por estudiante, cifra que en 2017 cayó a $4.7 millones, una reducción del 46%. A eso se suman el recorte presupuestal de los últimos gobiernos a Colciencias y los abusos y atropellos del Icetex y sus préstamos usureros que agobian a los estudiantes por décadas.

Para comenzar a resolver la grave crisis, la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior, ACREES, presentó esta serie de exigencias al gobierno de Iván Duque i) 3.2 billones adicionales a la base presupuestal y plan de pagos de los 15 billones; ii) 700 mil millones para Ciencia y Tecnología aumentando realmente la plata para la investigación; iii) Créditos sin intereses y rechazo al ánimo de lucro; y, iv) Presupuesto para el SENA y la ESAP.

El IDRD debe respetar los derechos de los usuarios del Complejo Acuático Simón Bolívar.

El IDRD debe respetar los derechos de los usuarios del Complejo Acuático Simón Bolívar.

Señor:

PEDRO ORLANDO MOLANO PEREZ

Director del IDRD

Calle 63 # 59 A – 06

Ciudad

Ref.: El IDRD debe respetar los derechos de los usuarios del Complejo Acuático Simón Bolívar.

Atento saludo.

Los padres de familia y deportistas de todas las disciplinas usuarios del Complejo Acuático Simón Bolívar han hecho graves denuncias sobre la intención de la administración de cobrarles sumas exageradas de dinero para el uso de las piscinas y el entrenamiento de miles de jóvenes, lo que lesionaría el deporte competitivo de la ciudad.

La Ley 181 de 1995 señala que los deportistas competitivos deben estar afiliados a clubes deportivos organizados como organizaciones sin ánimo de lucro y estos a su vez deben estar afiliados a la liga respectiva. De esta manera, los deportistas que deseen participar en competencias organizadas por las ligas deportivas, federaciones o Coldeportes, deben pertenecer a un club deportivo.

Es por esta razón que desde hace 13 años los niños, niñas y adolescentes interesados en la natación competitiva se han organizado en clubes conformados y manejados por sus padres de familia, quienes deben hacer un gran esfuerzo económico para pagar entrenadores, viáticos y demás gastos que exige la formación de un deportista competitivo, todo ello sin contar un un apoyo real del gobierno distrital. Los clubes deportivos son entonces los semilleros de los futuros deportistas de alto rendimiento de Bogotá, por lo que deberían contar con el respaldo de la administración en lugar de ser perseguidos como está sucediendo en la actualidad.

Para el entrenamiento de los jóvenes, los clubes han usado durante años las instalaciones del Complejo Acuático, constituyéndose prácticamente en el único apoyo por parte del Distrito. Sin embargo, en los últimos meses se ha conocido la intención del IDRD de empezar a cobrarles cuantiosas sumas de dinero por el uso de la infraestructura con la excusa de aplicar el manual de aprovechamiento económico. Ante las protestas de los padres de familias y deportistas, el 18 de agosto del año pasado usted afirmó en el Concejo que “estamos calculando que sean 800 pesos por niño mensual en los clubes”

(https://www.youtube.com/watch?v=Ji76a3nD8po&feature=youtu.be&t=1h14m38s).

Sin embargo, se ha conocido que el IDRD pretende iniciar el proceso de cobro por uso de carriles y de espacios del complejo acuático con valores entre los $150.000 y $450.000 por deportista, suma que no están en condiciones de pagar una inmensa mayoría de los padres de familia, lo que constituiría un grave atentado contra el deporte competitivo de la ciudad y una violación de los derechos de miles de jóvenes que con mucho esfuerzo han decidido hacer parte del deporte competitivo.

Por lo anterior, en ejercicio de mis funciones de control político y de mi derecho fundamental de petición, le solicito desistir de esta medida y contestar las siguientes preguntas:

  1. ¿Por qué usted afirmó en el Concejo que el cobro por el uso del Complejo Acuático no superaría los $ 800 y ahora está anunciando que los clubes deportivos deberán pagar entre $150.000 y 450.000 al mes por deportista?

  1. ¿Cómo es posible que el IDRD, en lugar de respaldar a los deportistas de Bogotá, les imponga trabas que obstaculizan su desarrollo?

  1. ¿Cuál es la política del IDRD para respaldar a los jóvenes deportistas competitivos?

Las respuestas a las solicitudes presentadas serán recibidas en la calle 36 # 28A – 41 y en el correo electrónico concejalmanuelsarmiento@gmail.com

Cordialmente,

Gobierno de Peñalosa debe cumplirles a los dirigentes sociales que fueron engañados con un programa de becas para acceder a la educación superior

Gobierno de Peñalosa debe cumplirles a los dirigentes sociales que fueron engañados con un programa de becas para acceder a la educación superior

Gobierno de Peñalosa debe cumplirles a los dirigentes sociales que fueron engañados con un programa de becas para acceder a la educación superior.

El concejal del Polo Manuel Sarmiento le envió una carta al secretario de gobierno Miguel Uribe rechazando el engaño a 100 dirigentes sociales a quienes les ofrecieron un programa de becas para estudiar en la Universidad Pedagógica Nacional y quienes posteriormente se enteraron que les habían sido otorgados créditos condonables con ICETEX. En la misiva, el cabildante le exigió a la administración de Enrique Peñalosa tomar las medidas necesarias para garantizar que los beneficiarios de este programa puedan culminar sus estudios universitarios.

A continuación, el texto original de la carta:

Doctor
MIGUEL URIBE TURBAY
Secretario de Gobierno Distrital
Calle 11 # 8-17
Bogotá D.C.

 

Ref.: La administración debe cumplirles a los dirigentes sociales que fueron engañados con un programa de becas para acceder a la educación superior.

Atento saludo.

Es inaudito que la Secretaría de Gobierno les haya orecido a 100 dirigentes sociales un programa de becas para estudiar en la Universidad Pedagógica Nacional y que muchos de ellos no hayan podido continuar con sus estudios porque en lugar de becas, les otorgaron créditos condonables del ICETEX y no han podido cumplir con los requisitos exigidos por la entidad financiera. Debo repudiar que la entidad que usted dirige haya engañado a lideres de derechos humanos, comunales y de poblaciones étnicas, cambiándoles las reglas de juego.

En noviembre de 2017 la Secretaría de Gobierno abrió la convocatoria para acceder a 100 becas para líderes sociales, sin aclarar que en realidad se trataba de créditos del ICETEX (https://goo.gl/eNKvib). Entre los requisitos que se exigieron, en niguna parte se dice que los beneficiarios deberán cumplir con las exigencias de la entidad financiera, como contar con un fiador con finca raíz. Luego de un proceso de selección, 100 líderes fueron escogidos entre cerca de 500 aspirantes, e iniciaron sus estudios en febrero de este año. Sin embargo, después de iniciar las clases, la Secretaría y la Universidad les informaron que debían formalizar su situación ante el ICETEX, momento en el que se dieron cuenta que no se trataba de becas sino de créditos condonables.

El ICETEX les esta exigiendo requisitos que muchos de ellos no están en condiciones de cumplir, por lo que la universidad decidió suspender las clases hasta tanto no se solucione está situación. A pesar de que se han dirigido a su despacho con propuestas para solucionar el problema, la Secretaría de Gobierno no ha aceptado ninguna de ellas y, en su lugar, ha comenzado a llamar a los aspirantes que no ocuparon los primeros 100 puestos para definir si sumplen con los requisitos del ICETEX y de esta manera sacar del programa a quienes fueron originalmente seleccionados.

En mi calidad de concejal de Bogotá, debo rechazar está actitud antidemocrática con la que se están pisoteando los derechos de líderes sociales y frustra su expectativa de contar con un título universitario. Por lo anterior, le solicito tomar las medidas necesarias para garantizar que los beneficiarios de este programa puedan culminar sus estudios universitarios.

 

Atentamente,

 

Manuel Sarmiento

Concejal de Bogotá

Se deben atender las peticiones de los cabildantes estudiantiles: concejal Manuel Sarmiento

Se deben atender las peticiones de los cabildantes estudiantiles: concejal Manuel Sarmiento

Doctora
MARÍA VICTORIA ANGULO
Secretaria de despacho
Secretaría Distrital de Educación
Av. El Dorado No. 66 – 63

Doctor
JAIME TORRES MELO
Veedor
Veeduría Distrital
Avenida Calle 26 # 69-76, piso 3, torre 1

Ref.:                      Se deben atender las peticiones de los cabildantes estudiantiles

Atento saludo:

El pasado 16 de mayo recibí una comunicación (Ver aquí) en la que los cabildantes estudiantiles les manifiestan a ustedes su inconformidad debido a que la Secretaría de Educación del Distrito y la Veeduría Distrital no han llevado a cabo las labores que les corresponden, para que la participación de los cabildantes sea efectiva.

El Acuerdo 597 de 2015 establece que el último viernes de mayo de cada año se llevará a cabo una sesión plenaria en el Concejo de Bogotá con la orientación y participación de los cabildantes estudiantiles. En particular, este Acuerdo establece que la agenda para este día será decidida por la Mesa Distrital de Cabildantes. Esta Mesa, a su vez, se establece con base en las decisiones que se alcancen en las Mesas Locales de Cabildantes.

Por lo anterior, resulta insatisfactorio que la Secretaría y la Veeduría no hayan citado, en lo corrido del año, ni Mesas Locales y mucho menos la Mesa Distrital, tal como denuncian los cabildantes. Sin estas reuniones, que deben ser gestionadas por las entidades mencionadas, no es posible que los cabildantes puedan ejercer su labor y tampoco pueden preparar con suficiencia la agenda para el Día del Cabildante y su respectiva sesión en el Concejo de Bogotá.

Por lo anterior, les solicito atender las peticiones de los cabildantes estudiantiles y dar cumplimiento al Acuerdo, con el fin de garantizar la participación de los jóvenes cabildantes. Las entidades a su cargo, conociendo la debilidad profunda del sistema democrático colombiano, la muy pésima formación en cultura política de la ciudadanía, deberían, más bien, fortalecer estos espacios y comprometerse seriamente con ellos, en vez de brillar por su ausencia en los deberes mínimos que les impone la norma.

 

Agradezco su atención y pronta respuesta.

 

Cordialmente,

 

 

(original firmada)
MANUEL SARMIENTO
C.C. 80.873.444
CONCEJAL DE BOGOTÁ