Se debe detener el proceso de renovación urbana en la troncal Suba que amenaza a barrios residenciales.

Se debe detener el proceso de renovación urbana en la troncal Suba que amenaza a barrios residenciales.

Señor

Andrés Ortiz Gómez

Secretario Distrital de Planeación

SECRETARIA DISTRITAL DE PLANEACIÓN

Ciudad

 

Ref.:  Aclaración sobre el proceso de renovación urbana de la Av. Suba

Atento saludo,

En un gesto antidemocrático y a dos semanas de terminar su mandato, el alcalde Enrique Peñalosa decidió habilitar la ejecución de proyectos de renovación urbana en los barrios aledaños a las troncales de Transmilenio. Esta era una de las políticas incluidas en el POT que fue negado en el Concejo y que ahora la administración pretende revivir a través de decretos.

El 20 de noviembre de 2019, la Secretaria Distrital de Planeación – SDP – publicó los Documentos Técnicos de Soporte del Proyecto de Decreto de Incorporación Tratamiento Renovación Urbana Troncal Av Suba con el que se abre la puerta para que más de 150 hectáreas y 2.725 predios sean afectados por la ejecución de proyectos inmobiliarios en el marco de la renovación urbana.

Los habitantes de la localidad de Barrios Unidos han denunciado que estos proyectos de decreto no han sido socializados, por lo que no se conocen los impactos que se ejecución podría generar en sus barrios e inmuebles.

Con razón la comunidad afectada le exige a la SDP que abra espacios de participación y socialización efectivos que vayan más allá del proceso virtual que implementa la entidad. La SDP debe convocar a audiencias públicas en los barrios afectados de las localidades: Barrios Unidos y Suba.

En razón a ello, le solicito que suspenda la expedición de dicho Decreto hasta tanto no se resuelvan todas las inquietudes planteadas por la comunidad sobre su ejecución e impactos en el marco de escenarios amplios de participación ciudadana; y hasta que no exista la certeza de que las concreciones de dichos proyectos de renovación urbana no implicaran el despeamiento forzoso de los residentes tradicionales de los barrios que se encuentran en su zona de influencia.

En ejercicio de mi derecho fundamental de petición, le solicito remitir un informe detallado sobre el proceso de socialización de este proyecto y los documentos que lo sustenten.

 

Atentamente,

 

 

MANUEL SARMIENTO 

Concejal de Bogotá

 

Con Peñalosa perdió el derecho a la  educación

Con Peñalosa perdió el derecho a la educación

Por: Miguel Ángel Muñoz – Polo Joven Suba

En el gobierno de Peñalosa no ha existido ningún avance significativo en la garantía del derecho fundamental a la educación de los jóvenes de Suba. El presupuesto ejecutado en la localidad ha disminuido, la matrícula oficial cae, la Jornada Única sigue siendo un sueño y donde se implementa se hace de forma irregular, la alimentación escolar es un privilegio y la alcaldía ignora el estado de la infraestructura educativa de la localidad. A la educación de calidad siguen accediendo sólo unos pocos, a pesar de que a la mayoría de bogotanos se le impone una excesiva carga tributaria, lo que debería corresponder con una mayor garantía de derechos. 

En el año 2015 la administración distrital ejecutó en Suba un presupuesto para educación de 287 mil millones de pesos, pero posesionado Peñalosa disminuyó; cayendo a 264 mil millones en el 2016, 276 mil millones en el 2017 y 271 mil millones en el 2018. Así, durante todo el año pasado, el presupuesto ejecutado por cada estudiante fue de tan sólo 3,5 millones de pesos. Y para 2019 se proyecta destinar 298 mil millones para la localidad pero, sabiendo que nunca se ejecuta todo lo que se proyecta, seguramente tampoco este año se supere el monto del 2015. Peñalosa redujo el presupuesto para educación, sin el cual es imposible avanzar en calidad.

Por otro lado, se agudizó la tendencia histórica del reemplazo de la matrícula oficial por la privada. Mientras en el año 2015 la matrícula oficial era de 89.102 estudiantes y la matrícula no oficial ascendía a 128.892 estudiantes, para el año 2017 la oficial caía a tan sólo 78.547 estudiantes, frente a los 134.575 estudiantes en no oficial. Dicho fenómeno afecta a los profesores, quienes gozan de mejores garantías laborales en el sector oficial que en el privado. Además, a sabiendas de que el Estado es el único capaz de garantizar el acceso universal a la educación, Peñalosa emula al presidente Duque en su intento por restarle obligaciones a la Alcaldía en lo que atañe al derecho a la educación, para así reducir su gasto social; empujando a miles de jóvenes a estudiar en instituciones educativas de baja calidad y que cobran por acceder a ellas.

Por medio del Plan de Alimentación Escolar en 2017 y 2018 se invirtieron algo más de 30 mil millones de pesos, lo que para el año pasado significó una inversión anual por estudiante de sólo 386 mil pesos y por cada día escolar de 1.930 pesos por estudiante. Así mismo, La Secretaría de Educación asegura que en la actualidad entrega 17.083 ofertas alimentarias, entre desayunos y almuerzos; de lo que se desprende que para 2018 sólo el 22% de los estudiantes de la localidad, uno de cada cinco, recibía algún tipo de comida caliente. Únicamente la disfrutan 14 sedes educativas de la localidad y sólo 11 de estas cuentan con comedores escolares.

Eso sin considerar que los operadores privados del sistema no siempre cumplen adecuadamente el servicio. Por ejemplo, el colegio Gonzalo Arango, donde el Comedor Escolar, operado por Compensar, pasó más de un mes inhabilitado en el primer semestre de este año. Ni en broma podría hablarse de implementar la necesaria Jornada Única en la localidad, si no es a costa de que los alumnos sufran hambre. La misma física hambre que siguen pasando jóvenes de bajos recursos que van a estudiar “sin un pan encima” o estudiantes con jornadas extendidas a los que lo único que los mantiene en pie es un refrigerio frío. 

En 2016 el gobierno de Peñalosa pasó de 3 a 5 colegios con Jornada Única implementada, llegando a cubrir 3.347 estudiantes en 2017, apenas el  4,2% de la matrícula estudiantil. Para 2018 se mantienen los mismos cinco colegios oficiales con Jornada Única implementada. Sumado a que se ha aplicado sin condiciones dignas. Caso ilustrador es el de los estudiantes con Jornada Única del Gustavo Morales Morales, a los que no se les ofrece comida caliente en su totalidad y a quienes les toca comer en el piso. Bien hicieron los estudiantes en hacer respetar sus derechos y protestar contra el fracaso de la política de Jornada Única tan “cacareada” por la ex Secretaria de Educación, que hoy trabaja para Duque.

Alarma aún más el hecho de que la Secretaría de Educación no conoce el estado de la infraestructura de los colegios. Tan sólo cuenta con el diagnóstico de 41 construcciones, de 15 sedes educativas de la localidad, dejando por fuera a la gran mayoría de las edificaciones.

Toda la tarea está pendiente, pues, durante su alcaldía, Peñalosa se dedicó a asegurale negocios a quienes financiaron su campaña antes de garantizar el acceso a los derechos de lo bogotanos. Hacer de la educación un verdadero derecho fundamental exige Jornada Única con adecuadas condiciones, alimentación de calidad para todos los estudiantes, infraestructura en el mejor estado, y, para lograr todo lo anterior, un aumento de la financiación estatal. Esta tarea no la adelantará Miguel Uribe, ex Secretario de Gobierno de Peñalosa, ni Carlos Fernando Galán, quien hasta hace poco hacía equipo con el actual alcalde. Lo que corresponde es la organización y movilización de los estudiantes para que Bogotá se dirija por el mejor camino. Hoy en las urnas, para elegir la mejor Alcaldía, Consejo Distrital y Junta Administradora Local. Mañana, masiva y creativamente, en las calles.

La Administración Distrital debe atender las exigencias de los estudiantes del Colegio Gonzalo Arango

La Administración Distrital debe atender las exigencias de los estudiantes del Colegio Gonzalo Arango

El concejal Manuel Sarmiento le envió esta carta pública a la secretaria de Educación, Claudia Puentes, ante las denuncias recibidas por parte de estudiantes del colegio Gonzalo Arango ubicado en la localidad de Suba. A continuación el texto de la carta:

Señora

CLAUDIA PUENTES RIAÑO

Secretaria

Secretaria de Educación del Distrito – SED

Avenida El Dorado # 66 – 63

La ciudad

REF.: La Administración Distrital debe atender las exigencias de los estudiantes del Colegio Gonzalo Arango.

Atento saludo,

Los representantes estudiantiles del Colegio Gonzalo Arango de Suba han denunciado que la comida caliente ha sido reemplazada por refrigerios desde el pasado 22 de abril, el responsable es el operador Compensar quien producto de una presunta falla técnica ha dejado de proveer desayuno y almuerzo para entregar refrigerios de menor calidad a más de 1.000 estudiantes.

Según los representantes no es la primera vez que se ha presentado esta situación, también ha ocurrido en años anteriores y siempre se ha justificado en presuntas fallas técnicas.

Hacemos un llamado a la Secretaría de Educación del Distrito para que esclarezca las causas de los problemas que se presentan en el Colegio, para que exija al operador Compensar el restablecimiento de la prestación del servicio, los descuentos que amerite y el establecimiento de planes preventivos que garanticen el cumplimiento de sus obligaciones.

Agradezco su atención y pronta respuesta.

Cordialmente,

Manuel Sarmiento

Concejal de Bogotá

VUELVE A BOGOTÁ EL COBRO POR VALORIZACIÓN.

VUELVE A BOGOTÁ EL COBRO POR VALORIZACIÓN.

Una vez más se les está imponiendo a los bogotanos un injusto cobro por valorización, ahora por iniciativa del alcalde Enrique Peñalosa. Hoy cursa en el Concejo de Bogotá un proyecto de acuerdo de Cobro de Valorización Por Beneficio Local que afectará a 503.249 propietarios de viviendas y comercios. Se calcula que este nuevo cobro equivaldrá al valor del impuesto predial que cada contribuyente paga anualmente, lo que permite concluir que los bogotanos tendrán que pagar dos prediales en el año 2019.

Este cobro no es solo antitécnico e injusto, sino también inoportuno, pues a inicios de este año (2018) más de 150.000 contribuyentes del impuesto predial no habían terminado de pagar el impuesto del año 2017. Así mismo, la Secretaria de Hacienda informó recientemente que el valor del impuesto predial se encareció para 1.474.364 predios residenciales en Bogotá y para el 95% de ellos el incremento estuvo por encima de la inflación. Para al 61% de los hogares de Bogotá el tributo aumentó por encima del 10%, un incremento superior al salario mínimo, lo que demuestra que los bogotanos están con el agua al cuello y por más voluntad que tengan de pagar, la plata no alcanza.

Peñalosa falta a la verdad al afirmar que “esto lo pagarán los ricos”, pues  la administración propone recaudar cerca de 1.2 billones de pesos mediante la siguiente distribución: 76% al sector residencial, 19% al sector comercial y 6% restante a otros, con la gravedad de que más del 50% de las propiedades afectados serán de los estratos 3, 4 y 5 y los establecimientos de comercio ubicados en los estratos 1, 2 y 3 serán gravados también.

En este contexto, la localidad de Suba será una de las mas afectadas, pues 142.136 de sus predios serán objeto del cobro. Entre sus UPZ y barrios mas afectados se encuentran Prado con 20.000 predios, Britalia con 13.000, Mazuren con 9.000, Batan con 7.600, Portales del Norte con 6.335, Puente Largo con 5,900, Julio Florez con 3.500, Nueva Zelandia con 3.200, Villa del Prado y San José de Bavaria con 3.300 y Niza con 2.600.

Los contribuyentes no podemos seguir tolerando el abuso de la administración de Enrique Peñalosa mediante el cobro de tributos injustos que recargan sobre todo a la clase media sin tener en cuenta su capacidad de pago, mientras que a los grandes capitales se les exime de pagar contribuciones reales.

¡UNAMOS FUERZA PARA FRENAR ESTE NUEVO COBRO POR VALORIZACIÓN!

 

Jaime Forero

COMITÉ EN DEFENSA DEL CONTRIBUYENTE – SUBA

CELULAR: 316 8759104

@contribuyenteDC

 

IMPUESTO PREDIAL EN SUBA I: DURO CON LOS RESIDENCIALES

IMPUESTO PREDIAL EN SUBA I: DURO CON LOS RESIDENCIALES

Miguel Ángel Muñoz – Miembro del Polo Democrático en Suba

Según datos de la Secretaría de Hacienda en la localidad de Suba hay un total de 464.727 predios, de los cuales, 293.403 (63%) son de uso residencial; muchos de los cuales ocupan una parte de su vivienda con un pequeño local de comercio, lo que inmediatamente los ubica como uso comercial, igualando su tarifa de impuesto predial al nivel de predios de gran comercio. Al ver la división por estrato, de estos predios de uso residencial, encontramos que un poco más del 80% de estos pertenecen a los estratos 2, 3 y 4. (Ver tabla 1)

En 2018, Según datos de la misma Secretaría de Hacienda, de los predios de uso residencial: a 257.001, el 88%, les aumentó el impuesto predial; a 748, el 0,25%, le llegó igual y a 31.487, el 11%, le disminuyó. Cuando examinamos en cuánto les aumentó el impuesto predial por estrato en la Localidad de Suba, encontramos que en todos los estratos hubo aumento del impuesto predial, siendo los principales afectados estratos 2 y 3. (Ver tabla 2)

Ahora bien, si se detalla el aumento que se dio en cada uno de los estratos de la Localidad, teniendo en cuenta el porcentaje de aumento y el número de los predios a los cuales les aumentó en cada uno de los rangos, encontramos que el 81% de los predios tuvo un aumento superior a la inflación y que cerca del 60% tuvieron aumentos superiores al 10%. (Ver tabla 3)

De lo anterior se puede concluir que el aumento del impuesto predial sigue la senda de desconocer la progresividad, norma en materia tributaria, pues la mayoría de los aumentos se encuentran por encima del 10%, un total de 170.103 (el 57,97%). Es decir, por encima de índices que permiten reconocer cuánto pudo aumentar el poder adquisitivo de los ciudadanos: para Bogotá el aumento del PIB per cápita ha sido en promedio entre los años 2000 y 2016 de 7,43%, la inflación en 2017 de Bogotá se estableció en 4,63%, el salario mínimo subió apenas 5,9% y el crecimiento económico colombiano estuvo por debajo del 2%. Peñalosa no consulta los ingresos de los bogotanos, de por sí diezmados por la crisis económica general.

También llama la atención que Peñalosa, a pesar de haber prometido en 2016, al modificar las tarifas, que no maltrataría al estrato 2, hay un 13,42% (51 predios) del estrato 1 y un 19,72% (13.769 predios) del estrato 2 al que le aumentó por encima del 15%; desconociendo los límites establecidos, en el Acuerdo 648 de 2016, creado por su mismo gobierno, que consistían en;  primero, que a los predios que fueran estrato 1 y 2, y que su avalúo catastral no excediera 135 salarios mínimos, alrededor de 105 millones de pesos, no podía aumentar el impuesto cada año por encima del 10%; y, segundo, que a los predios, sin importar estrato, que su avalúo catastral no excediera 335 salarios mínimos, alrededor de 261 millones de pesos, no podía aumentar el impuesto cada año más del 15%.

¡OJO! EL ESTRATO 2 DESPROTEGIDO: CASO DE ESTUDIO SECTOR GAVILANES

De los 13.769 predios de Suba que pertenecen al estrato 2 y en los cuales aumentó por encima del 15%, 4.062 predios se encuentran dentro y en las cercanías de lo que se conoce como la zona de Gavilanes, es decir, sólo en ese sector se concentran el 29,5%. El fenómeno ha sido generalizado y se puede observar en la siguiente tabla:

No por nada han sido los barrios donde más indignación, o al menos movilización, se ha presenciado en Suba. Los datos de la Secretaría de Hacienda tan sólo se restringen a señalar que a esos predios les ha aumentado “más del 20%”, pero lo cierto es que visitando los barrios y conversando con numerosos habitantes y líderes del sector, se encuentran aumentos del impuesto predial por encima, incluso, del 1.000%.

Es de suma importancia resaltar esta situación, no sólo por la injusticia que se está cometiendo con los ciudadanos que habitan esta zona, sino además como ejemplo de lo que se puede venir para todo el estrato 2 de Suba y Bogotá. Es evidente que Peñalosa empezó a saltarse la norma que limitaba el aumento del impuesto hasta el 10% en unos casos y hasta el 15% en otros. Le mata, incluso, su propia legalidad.

CONCLUSIONES

Acertadas eran las voces que denunciaban hace años la pretensión de Santos de subir el predial de las urbes en Colombia, vía acercar el avalúo catastral al avalúo comercial, es decir, sujetando el aumento del impuesto a lo que suba la especulación inmobiliaria; lo que fue obedecido en Bogotá, incluso antes de Peñalosa. También eran acertadas la denuncia de la “simplificación tributaria” de Peñalosa en 2016, que le puso la guinda al pastel, cambiando las tarifas, que pasaron de depender del estrato a depender del avalúo catastral. De inmediato se ha presenciado un aumento regresivo del impuesto predial, como hoy en 2018 se evidencia, que no consulta el aumento del poder adquisitivo de los bogotanos.

Calculada, era tal reforma tributaria, para cargar aún más a la clase media bogotana, estratos 3 y 4, a quien en su mayoría el predial en el caso de Suba aumentó por encima del 10%; todo para llenar las arcas de la Hacienda bogotana, para luego, haciendo cumplir Peñalosa al Estado el papel de “gestor”, pasen a las arcas de las ganancias de diversos intermediarios del capital financiero en Bogotá, como lo es el caso del Transmilenio, que ahora también quiere pasar por la Avenida Cali. En tanto afán de hacer negocios con buses ya sentó la mirada en el estrato 2, margen ancho de habitantes, para quienes si los aumentos empiezan a ser como en el Sector Gavilanes, la frase que se agita, “tocará vender la casa, para pagar el predial”, será una tragedia generalizada.

Coletilla: Que no se olvide tener en cuenta la propuesta del Programa de la Coalición Colombia, creado por el POLO, Alianza Verde y Compromiso Ciudadano para el candidato presidencial Sergio Fajardo: “Abordaremos la discusión tributaria de forma transparente, pública, sin negociaciones a puerta cerrada. Buscaremos una mayor progresividad en la estructura impositiva, local y regional […]”.

Que el Distrito no trunque más el desarrollo de Chorrillos

Que el Distrito no trunque más el desarrollo de Chorrillos

El desarrollo urbanístico de la ciudad de Bogotá y el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes ha estado sujeto a la voluntad de los mandatarios de turno, que por regla general han gobernado al vaivén de los grandes negociados particulares, dejando rezagados  los problemas más sentidos de la ciudad. Es poca la inversión social que no ha terminado asegurando jugosos negocios a particulares que absorben los recursos públicos, evitando que lleguen a su destino final.

Esta es la historia de Chorrillos, una vereda ubicada al norte de la localidad de Suba, en su área rural, donde residen 4 mil personas y que a pesar de estar poblada  hace mas de 35 años, no tiene ni acueducto, ni alcantarillado, ni vías de acceso dignas. Y seguramente no los tiene, entre otras razones, porque el distrito no había encontrado aun la manera de que los recursos invertidos para dotar a la vereda de equipamientos básicos, pudiesen servir, al mismo tiempo, para favorecer un negocio particular.

A pesar de ello, mediante sus respectivas juntas de acción comunal, los habitantes de la vereda lograron organizarse y han venido movilizándose durante años para exigir que el estado asegure sus derechos básicos. Como resultado de dicha movilización se logró: i) que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca obligara a la EAAB a iniciar la construcción del acueducto y el alcantarillado en el primer semestre del 2018 y; ii) que la vereda  fuese reconocida como asentamiento humano, por el decreto 435 del 2015, categoría que permitirá que los servicios públicos domiciliarios lleguen hasta sus hogares.

En días recientes la comunidad volvió a movilizarse exigiendo la mejora de sus vías internas y la ampliación de la Vía Suba-Cota, que tiene parte de su trazado dentro del polígono de la Reserva Thomas van der Hammen. Esta vía está contemplada como una V2 de acuerdo con el POT –Decreto 190 de 2004- el Plan de Manejo Ambiental –Acuerdo 021 de 2014- de la Reserva, y por la Unidad de Planeamiento Rural – UPR –Decreto 435 de 2015-.Este perfil permite que la vía tenga doble calzada (con 4 carriles),y que cuente con ciclo ruta. Para ello el  Plan de Manejo Ambiental de la Reserva permitiría la ampliación (hasta el perfil permitido por el POT), puesto que hablamos de una vía existente y no de una nueva, siempre y cuando se cuente con la autorización y lineamientos previos de la CAR (art. 16 y 17 Acuerdo 021 de 2014).

Aun así, el distrito no desaprovechó para hacer de esta justa exigencia una oportunidad de negocio. Por ello han puesto sobre la mesa la falsa teoría de que para ampliar la vía se debe desafectar parte sustancial de la Reserva, engaño premeditado cuyo fin es desmembrar cada vez más lo que queda de este ecosistema de vital importancia para la estructura ecológica principal de la ciudad.

Los habitantes de Chorrillos y los Bogotanos en general debemos tener claro que i) la ampliación de la Vía Suba Cota puede realizarse sin desafectar la Reserva; ii) que optar por el camino de la desafectación no solo permitirá que el distrito siga desmembrando la reserva con la finalidad última de urbanizarla, sino que alargará mucho más el inicio de la ampliación de la vía, prolongando así el problema de movilidad que tiene la comunidad y; iii) que los problemas de movilidad de la zona no los resolverá la simple ampliación de una vía (sin importar la cantidad de sus carriles). Para ello se requiere implementar una política que asegure el funcionamiento adecuado del transporte público en la zona y la construcción de una vía perimetral que evite la entrada de carga pesada a la ciudad y que no entre en contacto con la estructura ecológica principal de la región.

El distrito no debe sobreponer su interés de negocio sobre su obligación de asegurar los derechos básicos de subsistencia a los habitantes de Chorrillos. ¡Que la mejora de las vías y la construcción del acueducto y el alcantarillado inicien de inmediato!

Artículo de Juan Carlos Velasco

Panelista en Suba Al Aire

Asesor jurídico

Peñalosa viola la ley al dejar sin presupuesto el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Van der Hammen

Peñalosa viola la ley al dejar sin presupuesto el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Van der Hammen

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Sábado, 3 de diciembre de 2016


El concejal Manuel Sarmiento denunció que en el presupuesto presentado por el alcalde Peñalosa no se destinan recursos para darle cumplimiento al Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Van der Hammen. Ello a pesar de que el Plan obliga al Distrito, entre otras cosas, a elaborar un plan de contingencia para prevención y atención de desastres naturales, un diagnóstico y plan de manejo de vertimientos y residuos en la zona, a sustituir especies exóticas e invasoras presentes en la zona de reserva, y a iniciar la restauración ambiental de la zona.

“El gobierno Peñalosa ha despreciado sistemáticamente la importancia de la reserva Van der Hammen, al punto de no destinar un solo peso del presupuesto de 2017 para el cumplimiento del Plan de Manejo Ambiental expedido en el año 2014 por la CAR”, afirmó el concejal del Polo. Explicó que el PMA es una norma expedida por la CAR de obligatorio cumplimiento por lo que el Alcalde viola la ley al negarse a asignarle los recursos suficientes.

Para lo único que se menciona el Plan de Manejo Ambiental en el presupuesto, es para utilizarlo como soporte del negocio privado de una vía por Alianza Público-Privada, a cuya estructuración se destinan cerca de $23.000 millones en el sector Hacienda. “Para Peñalosa el Plan de Manejo Ambiental no existe para cumplir con lo que ordena, solo existe para soportar los negocios de las Alianzas Público Privadas”, denunció Sarmiento, agregando que este tipo de decisiones son otra burla a la ciudadanía, a la ley y a los estudios científicos que respaldan la importancia de la reserva.

El concejal del Polo invitó a la ciudadanía a rechazar esta inaceptable conducta de la administración distrital y a movilizarse en defensa de los ecosistemas estratégicos de la ciudad.

Freno a Peñalosa en la destrucción del parque Cafam.

Freno a Peñalosa en la destrucción del parque Cafam.

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Viernes, 18 de noviembre de 2016


Con movilizaciones y acciones jurídicas la comunidad del barrio Ciudadela Cafam en Suba logró frenar la destrucción de su parque vecinal. El Juzgado 49 Administrativo del Circuito Judicial de Bogotá D.C. otorgó la medida cautelar.

Tras dos meses de continuas movilizaciones y luego de solicitar medidas cautelares, un juez administrativo ordenó a la Secretaría de Educación “la suspensión de cualquier tipo de intervención en el denominado parque de la Ciudadela Cafam” en donde se pretende construir a la fuerza el colegio “Cafam Puerta del Sol”. El concejal Manuel Sarmiento calificó esta decisión como un triunfo de la ciudadanía y una derrota para el alcalde Peñalosa y para la pasada Administración que adjudicó el contrato de obra.

El cabildante del Polo resaltó el evidente favoritismo del Alcalde con los negociantes de Transmilenio y el SITP, pues a ellos se les concederían, para parqueaderos, todos los terrenos donde era viable la construcción del equipamiento educativo que requiere este sector de la localidad de Suba, sin necesidad de desmantelar el parque vecinal. También recordó las denuncias sobre el representante legal de la constructora Inversiones G&R S.A.S, firma a la que se le adjudicó el contrato de obra del colegio, y quien financió la campaña a la alcaldía de Enrique Peñalosa.

“Peñalosa insiste en darle continuidad a la decisión arbitraria de la pasada administración, violando los derechos de los residentes y arrasando con su único lugar de recreación”, señaló el concejal Sarmiento. Agregó que “las acciones de los vecinos del barrio Ciudadela Cafam son muestra de que con la movilización civil y democrática sí se logran derrotar las lesivas medidas del Alcalde en la Capital”.

Fallo completo: http://bit.ly/2fDwekh

Peñalosa construirá colegio sobre parque de Ciudadela Cafam para favorecer a dueños del  SITP y financiadores de su campaña: Manuel Sarmiento

Peñalosa construirá colegio sobre parque de Ciudadela Cafam para favorecer a dueños del SITP y financiadores de su campaña: Manuel Sarmiento

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Viernes, 4 de noviembre de 2016


Con el inicio de la construcción de un colegio en el parque de Ciudadela Cafam, el alcalde Enrique Peñalosa continúa violando los derechos de los bogotanos para favorecer el negocio de Transmilenio y del SITP.

El concejal Manuel Sarmiento denunció que en el despropósito del alcalde Peñalosa de desmantelar el parque de Ciudadela Cafam para construir a la fuerza y en contra de los intereses de los residentes el colegio “Cafam Puerta del Sol”, se evidencia un favorecimiento a los negociantes de Transmilenio y SITP y a aportantes de su campaña. “Acorde a la solicitud de la comunidad, el colegio podría construirse en los lotes de la carrera 118, pero el Alcalde insiste en hacerlo sobre el parque porque estos terrenos pretenden ser destinados a parqueaderos del SITP”, explicó el cabildante.

De igual forma Sarmiento llamó la atención sobre el nombre de José Luis Aponte Gómez, representante legal de la constructora Inversiones G&R S.A.S, firma a la que la pasada Administración le adjudicó el proyecto de construcción sobre el parque. Aponte aportó 5 millones de pesos para la campaña a la alcaldía de Enrique Peñalosa y ahora ejecuta un contrato por un valor que supera los 8 mil millones de pesos, cuyo objeto es realizar los estudios de viabilidad del proyecto y la construcción del mismo.

“Es inadmisible que para asegurarle el negocio a las familias dueñas del Transmilenio y del SITP y a los financistas de su campaña, Peñalosa atropelle en sus derechos fundamentales y colectivos a una comunidad compuesta por más de 9 mil habitantes de la localidad de Suba arrasando con su único lugar de recreación y violando su derecho a la participación y al debido proceso. Respaldo su movilización civil y democrática e invito a que perseveren en ella para reversar la política de los negocios a costa de derechos que promueve esta administración”, puntualizó el concejal del Polo.

Peñalosa quiere construir cinco troncales de TransMilenio en la Reserva Van der Hammen.

Peñalosa quiere construir cinco troncales de TransMilenio en la Reserva Van der Hammen.

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Miércoles, 28 de septiembre de 2016


De las 10 avenidas, 5 tendrán troncales de Transmilenio

A través del PNUD (Ver documento de propuesta), la administración de Enrique Peñalosa inició el trámite para contratar los estudios con los que busca reducir el área de la Reserva Van der Hammen para construir diez avenidas, cinco de las cuales tendrán troncales de Transmilenio. Las vías que contarán con corredores de buses articulados serán: la Avenida Boyacá, la ALO, la Avenida Ciudad de Cali, la Avenida Guaymaral y la Avenida Laureano Gómez, como lo señalan el Plan de Desarrollo (Ver PDD) y el Decreto del POZ Norte (Ver plano del POZ norte).

“Lo que pretende Peñalosa es destruir una reserva que la ciencia ha catalogado como estratégica desde el punto de vista ambiental para atravesarla con troncales de Transmilenio y avanzar hacia la urbanización de la Van der Hammen”, afirmó el concejal Manuel Sarmiento.

El cabildante del Polo rechazó esta nueva agresión de la administración distrital contra la estructura ecológica principal de la ciudad, con la que insiste en favorecer los intereses de negociantes inmobiliarios que financiaron su campaña, desconociendo la abundante evidencia científica que da cuenta de la importancia que tiene este corredor ecológico para la sabana de Bogotá.

Sarmiento señaló que en vez de acabar con la Reserva, la administración de Peñalosa debe cumplir con cada una de los programas y proyectos del Plan de Manejo Ambiental, e invitó a la ciudadanía a movilizarse en defensa de toda la estructura ecológica principal de la ciudad.