12 datos que explican el éxito del Polo Democrático, la Coalición Colombia y Fajardo en las elecciones parlamentarias

12 datos que explican el éxito del Polo Democrático, la Coalición Colombia y Fajardo en las elecciones parlamentarias

Contra los pronósticos de los grandes poderes, contra todas las trampas, adversidades políticas y económicas, el Polo Democrático superó con creces el umbral y se mantendrá en el Congreso, promoviendo y respaldando las justas reclamaciones de los colombianos y proyectándose como una bancada de gobierno con la victoria de Sergio Fajardo en las elecciones de mayo. Los siguientes hechos muestran el éxito del Polo:

  1. Aumentó su votación a Senado en un 36,07%, un crecimiento admirable en medio de las múltiples circunstancias que amenazaban su permanencia en el Congreso.
  2. Con 226.099 votos ubicó a Jorge Enrique Robledo como el tercer senador más votado del país, superado solo por un ex presidente y un ex alcalde y ex candidato a la presidencia.
  3. La votación de Robledo, que no ha dejado de crecer en las últimas cuatro elecciones, aumentó en más de 20 departamentos, destacándose Bogotá, donde creció un 24,07% alcanzando los 61.994 votos y Antioquia, con un crecimiento del 53,40%, obteniendo 50.968 votos.
  4. Felicitaciones a Alexander López, obtuvo 84.229 votos, creciendo un extraordinario 116%. Las luchas por las madres comunitarias, los pensionados y en la región pacífico tuvieron el reconociemiento de los electores.
  5. La revelación: Leónidas Gómez, el empresario santandereano obtuvo una fabulosa votación, 84.821votos. Representa un salto de calidad en la composición de la bancada polista.
  6. Iván Cepeda, mantendrá su actividad política por la paz y los derechos humanos en el Congreso de la República, 77800 votos.
  7. Alberto Castilla aumentó a 27.000 votos y fortalecerá su atención a las luchas campesinas y ambientales y de apoyo a los trabajadores.
  8. El Polo Democrático le apostó a la Coalición Colombia, junto con Alianza Verde y Compromiso Ciudadano. Hoy recogen los frutos de un proceso de unidad que duró más de un año. Con 2.053.796 votos, LA COALICIÓN COLOMBIA HOY ES LA TERCERA FUERZA DEL PAÍS EN EL CONGRESO.
  9. Los mismos que buscan polarizar el país en 2 extremos, entre odios y miedos, soñaban con hundir la candidatura de Sergio Fajardo. Con 27 curules en el Congreso, la candidatura de Fajardo está más viva que nunca.
  10. En Bogotá el Polo creció un 16,78%, obteniendo más de 150 mil votos. Germán Navas Talero, volverá a la Cámara por Bogotá a seguir siendo el mejor Representante, como lo ha sido hasta el momento, abanderando la oposición a Peñalosa.
  11. Con la octava votación más alta para la Cámara por Bogotá y más de 36 mil votos, Sergio Fernández se erige como una de las nuevas figuras públicas jóvenes del Polo Democrático en Bogotá. Pese a no lograr la curul, por la mecánica propia del sistema electoral, Sergio será un revitalizante refuerzo y portaestandarte de las luchas de los nuevas generaciones por la soberanía y democracia que tanto necesitan Colombia y Bogotá.
  12. En Antioquia, las votaciones a la Cámara representaron para el Polo un crecimiento del 31,78%, ayudando a elegir al valeroso diputado Jorge Gómez como Representante a la Cámara por ese departamento.

Se debe resaltar el papel que desempeñaron Alirio Uribe y Víctor Corea en los últimos cuatro años, sus luchas y debates fueron fundamentales para defender los derechos ciudadanos y con toda seguridad seguirán dando ejemplo.

Por: Manuel Sarmiento – Concejal de Bogotá

Los estudios del Metro Elevado deben publicarse de inmediato.

Los estudios del Metro Elevado deben publicarse de inmediato.

El concejal Manuel Sarmiento, junto a cabildantes y congresistas de diferentes bancadas radicaron una comunicación al Presidente de la República Juan Manuel Santos y al alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, solicitando que se publique la totalidad de los estudios de factibilidad que respaldan el documento Conpes 3900.

El siguiente es el texto de la carta:

 

Doctor

JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN

Presidente de la República

Carrera 8 No.7-26

Ciudad

 

Doctor

ENRIQUE PEÑALOSA LONDOÑO

Alcalde Mayor de Bogotá D.C.

Carrera 8 No. 10-65

Ciudad

 

Asunto: Los estudios del Metro Elevado deben publicarse de inmediato.

Atento saludo,

Vemos con agrado que la Nación asuma decisiones sobre Bogotá. Sin embargo, preocupa que se haya expedido el Conpes de declaratoria de importancia estratégica de la Primera Línea del Metro de Bogotá sin que las autoridades de Hacienda, Movilidad y Planeación hayan validado técnicamente los requisitos exigidos por los Conpes 3677 de 2010 y 3882 de 2017 ni publicado los estudios con los detalles técnicos, legales y financieros del proyecto.

A pesar de las reiteradas solicitudes hechas tanto a la Nación como al Distrito, a la fecha no se tiene claridad sobre el alcance, la validez técnica y la robustez de los documentos que soportaron una decisión tan compleja como la tomada por el Consejo de Ministros el pasado 25 de septiembre.

La publicación de la totalidad de los productos de estructuración técnica, legal y financiera de la Primera Línea de Metro de Bogotá constituye un acto mínimo de transparencia, honestidad y responsabilidad con la ciudadanía. Adicionalmente, estos resultan fundamentales para que el Concejo de Bogotá tramite el Proyecto de Acuerdo para la expedición de vigencias futuras, contrapartida del Distrito en la financiación del Metro de Bogotá.

Sería una inmensa irresponsabilidad que el proyecto de infraestructura más importante de las últimas décadas sea aprobado sin que se permita una amplia discusión ciudadana sobre sus alcances y la certeza de su viabilidad.

Por lo anterior, en nuestra calidad de congresistas y concejales, solicitamos la publicación inmediata de todos los productos realizados, entregados y aprobados en el marco de las consultorías contratadas para la estructuración técnica, legal y financiera de la Primera Línea de Metro de Bogotá, así como la validación técnica de los mismos por parte de las entidades competentes del Gobierno Nacional.

 

Agradecemos su atención y pronta respuesta.

 

Concejal Manuel Sarmiento

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Concejal Celio Nieves Herrera

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Concejal Álvaro Argote Muñoz

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Senador Jorge Enrique Robledo

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Concejala Gloria Stella Díaz

 

 MIRA
 

Concejal Jairo Cardozo

 

 MIRA
 

Concejala Xinia Navarro

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Representante Angélica Lozano

 

 Alianza Verde
 

Representante Carlos Eduardo Guevara

 

 MIRA
 

Representante Germán Navas Talero

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Representante Alirio Uribe

 

 Polo Democrático Alternativo
 

Representante Inti Asprilla

 

 Alianza Verde
 

Representante Ángela María Robledo

 

 Alianza Verde
 

Representante Clara Rojas

 

 Partido Liberal

 

 

Carta original y firmada:

Carta: estudios del metro elevado deben publicarse de inmediato

 

 

 

¡El Polo ya tiene su propio candidato presidencial!

¡El Polo ya tiene su propio candidato presidencial!

Manuel Sarmiento – Concejal de Bogotá por el Polo Democrático Alternativo – @mjsarmientoa


La decisión del Comité Ejecutivo Nacional del Polo de designar como su candidato presidencial al senador Jorge Enrique Robledo representa un gran avance hacia la necesaria y democrática transformación de Colombia. El país no puede seguir siendo gobernado por los mismos que lo han hundido en el atraso productivo, la desigualdad, el desempleo y la corrupción. Se requiere de una persona que lidere la más amplia convergencia nacional con la que podamos derrotarlos, la que -por sus muchas cualidades- es Jorge Enrique Robledo.

El Polo acertó en la elección de Robledo, honesto, con una trayectoria de vida ejemplar, siempre fiel al partido. Nunca ha estado vinculado a un hecho de corrupción, todo lo contrario, desde su curul se ha destacado por denunciar sin pelos en la lengua los disparates que han rodeado al Centro Democrático y a la Unidad Nacional de Santos y Vargas Lleras. Así lo ha demostrado en más de 150 debates que ha dado en el Senado de la República, como los de Carimagua, Agro Ingreso Seguro, la zona franca de Tomás y Jerónimo Uribe; Saludcoop; Reficar; Isagen; la apropiación ilegal de baldíos por grandes empresas y transnacionales; Transmilenio y, el más reciente, que está en pleno desarrollo, el indignante escándalo de sobornos de Oderbrecht que tocó a las dos campañas presidenciales que llegaron a segunda vuelta en 2014.

La coherencia, virtud escasa en la política nacional, es otra de las cualidades de Robledo. Lleva 40 años luchando sin desfallecer ni claudicar junto a los sectores populares y a las capas medias de la población. Como él lo explica, uno de sus motivos de orgullo es nunca haber votado por alguien que haya ganado la Presidencia, lo que significa que siempre se ha opuesto a quienes han gobernado tan mal a Colombia. Por todo esto ha dicho que su candidatura es “Ni-Ni”, lo que quiere decir que no es ni con el Centro Democrático ni con la Unidad Nacional de Santos-Vargas Lleras. Jorge Robledo, durante toda su vida ha dicho lo que piensa y ha hecho lo que dice.

Para sacar adelante las transformaciones que necesita Colombia se requiere una gran dosis de valor civil. Y es la que ha tenido Robledo para enfrentarse a los grandes poderes que tanto daño le han hecho al país. No le ha temblado la mano para acusar con firmeza a presidentes, ministros, multinacionales, fiscales y hasta a los más poderosos magnates cuando proceden corruptamente. El país tiene – por primera vez en muchos años- a alguien que sea capaz de ponerle el cascabel a los gatos lustrosos que se han engordado a costa de la estrechez de decenas de millones de compatriotas.

A la honestidad, al valor civil y a la coherencia de Jorge Robledo, se suman sus ideas para cambiar el país. Mejorar las condiciones de vida de los sectores populares y las capas medias con políticas que defiendan el trabajo, la educación, la salud y la cultura como derechos y no como negocios; respetar e implementar los acuerdos de paz; respaldar con firmeza las actividades productivas del empresariado nacional que le aporta al progreso del país; poner al sistema financiero al servicio del desarrollo nacional a contramano de lo que hoy está sucediendo; proteger nuestros recursos naturales, particularmente el agua amenazada por la gran minería trasnacional; promover la democracia sin clientelismo y la denominada “mermelada”; combatir la corrupción que carcome a Colombia; y tender relaciones con los otros países del mundo con dignidad, sin someterse a ningún poder extranjero. Estas propuestas, entre otras que seguramente construirá de la mano y escuchando a los colombianos, resaltan el talante democrático y patriótico de Jorge Enrique Robledo.

Como él lo pregona, “estamos ‘mamados’ de los mismos con las mismas” y, en consecuencia, llegó la hora de unirnos todos, los sin partido y las personas de base de cualquier afiliación política, los millones de colombianos de distintos orígenes sociales y económicos, que tenemos la firme decisión de impedir que nuestro país siga siendo gobernado por quienes lo han mandado al abismo, que tenemos el ánimo de convertirlo en una nación justa, en progreso y respetable en el concierto internacional. Para lograrlo, llegó la hora  de elegir a alguien distinto, de elegir a Jorge Enrique Robledo como Presidente de Colombia.

Bogotá, 5 de marzo de 2017

 

Santos y Peñalosa profundizan crisis de la Universidad Distrital con recorte presupuestal de 39 mil millones.

Santos y Peñalosa profundizan crisis de la Universidad Distrital con recorte presupuestal de 39 mil millones.

Equipo de Prensa – Concejal Manuel Sarmiento | Bogotá | Lunes, 28 de noviembre de 2016


El concejal Manuel Sarmiento calificó como inaudito que Santos y Peñalosa recorten en 12% el presupuesto general de la Universidad Distrital y en 38% su presupuesto de inversión, afectando principalmente rubros para dotación bibliográfica (-68%), promoción de la investigación (-54%), mejoramiento y ampliación de infraestructura (-40%) y la dotación de laboratorios (-28%). “Es absurdo que se reduzca el presupuesto de una institución que atraviesa por una profunda crisis financiera y que este año tuvo un déficit de $25.000 millones“, aseguró el cabildante.

Santos y Peñalosa insisten en una política calculada para desfinanciar la educación pública, que consiste en aumentar la cobertura reduciendo los recursos de la Instituciones de Educación Superior. La Universidad Distrital tiene 26.401 estudiantes, pero de acuerdo con cifras oficiales, con su presupuesto solo debería tener 18.066, su infraestructura tiene capacidad apenas para 11.656 estudiantes y, con el número actual de profesores de planta, solo se podrían atender 16.925 alumnos. Lo peor, señaló Sarmiento, es que el Rector presenta como algo positivo que la Universidad pueda “hacer más, con menos”, ocultando que esta política deteriora la calidad de la educación y es la causa del grave hacinamiento que sufren estudiantes, profesores y trabajadores.

El concejal del Polo Democrático Alternativo rechazó el recorte presupuestal y señaló que en Colombia la mala educación se ha impuesto como una política de Estado, tal y como lo ha explicado el senador Robledo en reiteradas ocasiones (Ver debate), e invitó a la comunidad universitaria a elevar la movilización democrática en defensa de la Universidad Distrital.

Voto SÍ y oposición a Santos y Peñalosa.

Voto SÍ y oposición a Santos y Peñalosa.

Manuel Sarmiento

Concejal de Bogotá – Polo Democrático Alternativo

@mjsarmientoa

Como lo ha explicado el senador Jorge Enrique Robledo, frente al Plebiscito que se votará el próximo domingo 2 de octubre existen por lo menos tres posiciones, no sólo dos como quieren aparentar. Ahora, igual que en las épocas del Frente Nacional se intenta dividir a los colombianos en un par de bandos aplicando la trampa vieja de alinearlos en una de las agrupaciones de jefes que se presentan como contradictores pero que tienen entre sí más coincidencias que diferencias.

Está la posición de los santistas, que defienden el SÍ y que también respaldan al gobierno de Juan Manuel Santos, que consideran que Colombia funciona como una maravilla y que Santos es un gran estadista. Está la del Centro Democrático, que no está de acuerdo con el Acuerdo de La Habana y que en todos los demás asuntos de la vida nacional, en los “otros huevitos”, concuerda plenamente con el actual gobierno, con idénticas posiciones en asuntos como la subordinación del país a Estados Unidos, los TLC, las EPS y la privatización de la educación. En Bogotá, la identidad de Santos, Vargas Lleras y Uribe es total, mancomunados con las pésimas políticas de Peñalosa contra la ciudad.

La tercera posición es la del Polo Democrático Alternativo, que ha querido ser ocultada ante la opinión. El Polo respalda el Plebiscito ya que desde su fundación en 2006 ha rechazado la lucha armada y ha abogado por una solución política al conflicto y en consecuencia, está promoviendo en todo el país el voto por el SÍ, entendiendo que es el camino más propicio para el desarme de las FARC, lo que implica la desaparición de miles de armas y la drástica reducción de los horrores vividos durante más de medio siglo.

No obstante, el Polo también ha insistido en que esto no elimina sus diferencias antagónicas con las demás políticas de Santos ni tampoco con las de Peñalosa en Bogotá. En los dos casos están inspiradas en el neoliberalismo responsable por 25 años de muchas de las horribles calamidades que sufre el 90% de nuestros compatriotas en el empleo, en la salud, en la carestía, en la pobreza, en la ruina del campo y en el declive de la industria. A contramano, la política económica; las privatizaciones; la entrega de los recursos naturales; los TLC; los negocios tipo Transmilenio en la Capital y las EPS, entre algunos de los quebrantos que padecemos, fortalecen el dominio del capital extranjero y de la ínfima minoría que se asocia con él.

La refrendación del Acuerdo de La Habana, con el triunfo del SÍ, marca el final del uso de la violencia como argumento político, lo que puede generar un ambiente más democrático para avanzar en el objetivo de transformar profundamente a Colombia. Además, descalifica la descarada intervención de Estados Unidos en los asuntos internos del país, justificada por el conflicto y desvirtúa del todo la antidemocracia que le ha servido a los gobernantes para estigmatizar a la oposición y para poner en un segundo plano los temas medulares. Que el 2 de octubre de 2016, los colombianos comprometidos con una patria soberana y democrática, ganemos con el SÍ, desmontemos un factor adverso y adelantemos así un trecho en el camino que nos hemos propuesto recorrer.

Carta del secretario general del Polo a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional sobre citación de la expresidente Clara López a reunión hoy 2 de mayo de 2016

Carta del secretario general del Polo a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional sobre citación de la expresidente Clara López a reunión hoy 2 de mayo de 2016

Gustavo Triana, secretario general del Polo, Bogotá, mayo 2 de 2016

Compañeras y compañeros

Miembros del CEN- PDA

Ciudad

Cordial saludo,

Por instrucciones de la Doctora Clara López salió una citación a reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido, para el jueves 28 de abril, a las 4:00 p.m, en la Sede Nacional, citación que fue anulada. Ayer domingo 1 de mayo, en la noche, fue convocado nuevamente el CEN a reunión para hoy lunes 2 de mayo.

Al respecto preciso lo siguiente:

• La Doctora Clara López renunció a la presidencia del Polo para aceptar el Ministerio del Trabajo y por tanto no puede citar reuniones de los organismos del partido.

• Las reuniones y el orden del día del CEN se acuerdan por la presidencia y la secretaria del partido o por determinación del mismo Comité. Para esta citación no ha habido acuerdo alguno y se hizo de manera inconsulta en medio de una delicada situación interna suscitada por la aceptación del Ministerio del Trabajo por parte de la Dra. Clara López.

• La reunión del CEN debe estar determinada por un acuerdo de las distintas tendencias que conformamos el partido y debe facilitar el funcionamiento democrático del mismo y la unidad para continuar con la oposición al gobierno de Santos y el apoyo al proceso de paz.

• Esa citación agudiza la delicada situación interna del partido y atiza la división, solicito fraternalmente a los integrantes del Comité a desistir de la misma y que se proceda a dialogar al respecto.

Una reunión convocada por fuera del marco estatutario y de manera unilateral nos obliga a adoptar una postura pública de desconocimiento.

Debe primar el diálogo y el espíritu unitario para resolver las contradicciones, esta convocatoria no contribuye al restablecimiento de la normalidad en la organización partidaria.

Atentamente,

Gustavo Triana Suárez

Secretario General

Polo Democrático Alternativo

Declaración de miembros del Comité Ejecutivo Nacional del Polo sobre nombramiento de Clara López como ministra de Trabajo

Declaración de miembros del Comité Ejecutivo Nacional del Polo sobre nombramiento de Clara López como ministra de Trabajo

Los que abajo firmamos, integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Polo Democrático Alternativo, declaramos:

  1. Que no estamos de acuerdo con que la actual presidenta de nuestro Partido, la doctora Clara López Obregón, acepte hacer parte del gobierno de Juan Manuel Santos como ministra de Trabajo y Seguridad Social, pues el Polo ha aprobado en todas sus instancias ser oposición al gobierno.
  2. Que la doctora López Obregón, al aceptar el Ministerio, debe presentar su renuncia al cargo de presidenta del Polo Democrático Alternativo, como lo establecen los estatutos de éste y las normas vigentes en Colombia.
  3. Al aceptar el cargo la doctora López Obregón, debe saberse que lo hará a título personal, por lo cual no comprometerá la posición de nuestro Partido. En este sentido, ningún integrante del Polo podrá fungir como representante de nuestra organización en el gobierno de Juan Manuel Santos.

Firman:

Jorge Enrique Robledo Castillo, senador de la República

Alexander López Maya, senador de la República

Germán Navas Talero, representante a la Cámara

Gustavo Triana, secretario general del Polo Democrático Alternativo

Wilson Arias Castillo, CEN

Wilson Borja, CEN

Carlos Naranjo Ossa, CEN

Francisco Valderrama, CEN

Enrique Daza, CEN

Elías Fonseca Cortina, CEN

Sergio Fernández, CEN

Constanza Vargas, CEN

Patricia Molina, CEN

Jaime Moreno, CEN

Alba Luz Pinilla, CEN

Carlos Bula Camacho, CEN

Héctor Fabio Gañán, CEN

Catalina Nava, CEN

Ximena Canal, CEN

Angélica Riaño, CEN

Aurelio Suárez, CEN

José Fernando Ocampo, CEN

Enlace desde la página del Polo Democrático Alternativo: http://polodemocratico.net/noticias/titulares/10288-declaracion-de-miembros-del-comite-ejecutivo-nacional-del-polo-sobre-nombramiento-de-clara-lopez-como-ministra-de-trabajo

Carta pública al alcalde Peñalosa firmada por Jorge Robledo, Germán Navas Talero y Manuel Sarmiento.

Carta pública al alcalde Peñalosa firmada por Jorge Robledo, Germán Navas Talero y Manuel Sarmiento.

Bogotá D.C., 4 de abril de 2016

 

Doctor

ENRIQUE PEÑALOSA LONDOÑO

Alcalde Mayor de Bogotá D.C.

Ciudad

Ref.: Otra razón para que desista de destruir la Reserva Natural Van der Hammen es que ese atentado beneficia a donantes a su campaña y a miembros de su gabinete.

Atento saludo,

La escandalosa revelación del diario El Espectador sobre los predios que varios de los financiadores de su campaña, grandes firmas constructoras y bancarias y miembros de su gabinete tienen en la Reserva Van der Hammen (http://bit.ly/1Y7L4fj) constituye otra razón en contra de su despropósito de urbanizar esta zona de Bogotá.

Entre los aportantes a su campaña con propiedades e intereses en la Reserva se encuentran Pedro Gómez y Cía., Davivienda y Arpo Arquitectos. También posee un lote en la Van der Hammen la actual Gerente de la Empresa de Energía de Bogotá, Astrid Álvarez, quien dirigió su campaña electoral a la Alcaldía.

El caso del Secretario de Planeación, Andrés Ortiz, carece de toda transparencia. Además de ser propietario de uno de los predios, la firma Contexto Urbano, que él fundó y que le aportó a su campaña, tiene como clientes a Colpatria y a Arquitectura y Diseño, empresas que también poseen propiedades en la Reserva. Y es ya el colmo que sea la entidad que dirige el doctor Ortiz la encargada de estructurar el plan de urbanización de casi todas las 1.400 hectáreas que hoy protegen las normas ambientales. Que usted califique como irrelevantes estas relaciones y formas de gobernar debe leerse como otra versión del detestable “Usted no sabe quién soy yo”.

Es obvio que desarrollar proyectos inmobiliarios en la Van der Hammen, además de causar graves daños ambientales, enriquecerá en grandes proporciones a los mencionados beneficiarios, verdad que no taparán las frases absurdas de su parte, como lo reveló La Silla Vacía (http://bit.ly/1LrpJHe). Cinismos aparte, estamos ante otro caso de la historia nacional donde se usa el poder público para adelantar negocios particulares, y de los peores.

Los más elementales criterios de la ética pública y del bienestar general indican que usted debe anunciarles a los bogotanos que desiste de destruir la Reserva Natural Van der Hammen.

Cordialmente,

JER

JORGE ENRIQUE ROBLEDO              

Senador de la República                           

Polo Democrático Alternativo                 

 

(Firmado)

GERMÁN NAVAS TALERO

Representante a la Cámara por Bogotá

Polo Democrático Alternativo

Firma-transparente

MANUEL SARMIENTO

Concejal de Bogotá

Polo Democrático Alternativo

 

 

Ataque mortal a la justicia

Ataque mortal a la justicia

Jorge Enrique Robledo

Según la Constitución, la democracia colombiana –cuyas deformaciones, como la corrupción electoral, la convierten en rey de burlas– tiene como elemento fundamental la independencia y separación de los poderes –Ejecutivo, Legislativo y Judicial–, principio según el cual ninguno puede ser sometido por otro. Que sea corriente que el poder Ejecutivo –el de la chequera y el de mayor poder político– presione o someta a los otros, no le resta importancia a la teoría, cuyo menoscabo empeora el autoritarismo. Lo clave del tema lo señala el Artículo 16 de la Carta de los Derechos del Hombre y el Ciudadano (1789): “Toda sociedad en la cual la garantía de los derechos no es asegurada, ni la separación de los poderes determinada, no tiene Constitución”. Palabras mayores.

Si bien la separación de los poderes aparece consagrada por la Constitución de 1886, en su vigencia, sobre todo en el Frente Nacional, el Ejecutivo controló al Judicial a través de mecanismos como que el gobierno definía a su antojo el presupuesto de la Justicia, creaba o cerraba despachos judiciales, nombraba a los jueces por solo dos años y no les garantizaba la estabilidad laboral, la primera condición para la independencia e imparcialidad de los funcionarios, situación que sufrió un cambio positivo en la Constitución de 1991, aunque no estableciera todas la modificaciones necesarias (http://bit.ly/1MfiAz4).

Es probable que ese cambio explique en parte por qué se celebra tanto la Constitución de 1991, hasta el punto de silenciar su irrefutable carácter neoliberal, en pro del libre comercio según lo define el FMI. Porque sobran pruebas para demostrar que las reformas privatizadoras son sus hijas legítimas: Ley 100/93 de salud y pensiones, Ley 142/94 de servicios públicos, Ley 30/92 de Educación Superior. Y también le cumplen al Consenso de Washington las normas constitucionales en que se sustentan los TLC y la Ley 31/92 del Banco de la República.

La Constitución de 1991 contiene, entonces, la contradicción entre ciertas garantías y el recetario neoliberal, el cual, como se sabe, se contrapone a la realización de los derechos ciudadanos. Por ejemplo, en ella la salud no se define como un derecho fundamental sino como un servicio –un negocio–, negocio desmejorado por los fallos de tutela de los jueces, contra quienes arremeten personajes como Perry y Gaviria, también promotores de la sostenibilidad fiscal, promovida por Uribe y por Santos. Todo dentro del criterio de que la mayor concentración económica se refleje en un mayor control del Ejecutivo sobre el Legislativo y el Judicial, al igual que acatar las decisiones del Banco Mundial, que para la realización de sus planes exige una justicia que llama “eficiente” (http://bit.ly/1W9wjXm).

Dentro de esta estrategia, la reforma del equilibrio de poderes –y sin que mediara un debate público porque el acento lo pusieron en otros temas– se dirigió contra la Rama Judicial, cuyos voceros tuvieron que opinar bajo el acoso del escándalo por las conductas de unos magistrados. ¿Habrá alguna reforma neoliberal que no haya coincidido con un ‘esfuerzo anti corrupción’, al tiempo en que las peores corruptelas son de la esencia de los negocios y las políticas neoliberales? El primer golpe mortal a la separación de los poderes residió en el reemplazo del Consejo Superior de la Judicatura –cuyas fallas pudieron solucionarse sin lesionar la independencia de la Justicia– por el Consejo de Gobierno Judicial, al que podrán asistir tres ministros y el director de Planeación y en el que tendrá un poder determinante el gerente de la Rama, en representación de la Casa de Nariño.

Y el proyecto de ley estatutaria de reforma a la Justicia que ordenó el acto legislativo –que le dio rango constitucional a la “eficiencia” en la Rama– completará la faena en contra de su independencia, dados los poderes que se le confieren al súper Gerente para inmiscuirse en la cantidad y calidad de los fallos de los jueces y amenazar su estabilidad laboral, entre otras medidas también calculadas contra la separación de los poderes (http://bit.ly/1MJgWzW). Es también horrible el Artículo 20, el cual, a nombre de una mayor cantidad de decisiones judiciales –la “eficiencia”–, establece una menor sustentación de los fallos de los jueces, atentando contra el debido proceso y las garantías ciudadanas (http://bit.ly/1S16B7d).

Coletilla. Mis votos en Bogotá: por Clara López a la Alcaldía y por Manuel Sarmiento al Concejo, joven de notables capacidades, quien fuera por seis años el jefe de mi oficina en el Senado (http://bit.ly/1S16KY2).

Bogotá, 23 de octubre de 2015.

Ataque mortal a la justicia

Ataque mortal a la justicia

Jorge Enrique Robledo

Bogotá, 23 de octubre de 2015.

Según la Constitución, la democracia colombiana –cuyas deformaciones, como la corrupción electoral, la convierten en rey de burlas– tiene como elemento fundamental la independencia y separación de los poderes –Ejecutivo, Legislativo y Judicial–, principio según el cual ninguno puede ser sometido por otro. Que sea corriente que el poder Ejecutivo –el de la chequera y el de mayor poder político– presione o someta a los otros, no le resta importancia a la teoría, cuyo menoscabo empeora el autoritarismo. Lo clave del tema lo señala el Artículo 16 de la Carta de los Derechos del Hombre y el Ciudadano (1789): “Toda sociedad en la cual la garantía de los derechos no es asegurada, ni la separación de los poderes determinada, no tiene Constitución”. Palabras mayores.

Si bien la separación de los poderes aparece consagrada por la Constitución de 1886, en su vigencia, sobre todo en el Frente Nacional, el Ejecutivo controló al Judicial a través de mecanismos como que el gobierno definía a su antojo el presupuesto de la Justicia, creaba o cerraba despachos judiciales, nombraba a los jueces por solo dos años y no les garantizaba la estabilidad laboral, la primera condición para la independencia e imparcialidad de los funcionarios, situación que sufrió un cambio positivo en la Constitución de 1991, aunque no estableciera todas la modificaciones necesarias (http://bit.ly/1MfiAz4).

Es probable que ese cambio explique en parte por qué se celebra tanto la Constitución de 1991, hasta el punto de silenciar su irrefutable carácter neoliberal, en pro del libre comercio según lo define el FMI. Porque sobran pruebas para demostrar que las reformas privatizadoras son sus hijas legítimas: Ley 100/93 de salud y pensiones, Ley 142/94 de servicios públicos, Ley 30/92 de Educación Superior. Y también le cumplen al Consenso de Washington las normas constitucionales en que se sustentan los TLC y la Ley 31/92 del Banco de la República.

La Constitución de 1991 contiene, entonces, la contradicción entre ciertas garantías y el recetario neoliberal, el cual, como se sabe, se contrapone a la realización de los derechos ciudadanos. Por ejemplo, en ella la salud no se define como un derecho fundamental sino como un servicio –un negocio–, negocio desmejorado por los fallos de tutela de los jueces, contra quienes arremeten personajes como Perry y Gaviria, también promotores de la sostenibilidad fiscal, promovida por Uribe y por Santos. Todo dentro del criterio de que la mayor concentración económica se refleje en un mayor control del Ejecutivo sobre el Legislativo y el Judicial, al igual que acatar las decisiones del Banco Mundial, que para la realización de sus planes exige una justicia que llama “eficiente” (http://bit.ly/1W9wjXm).

Dentro de esta estrategia, la reforma del equilibrio de poderes –y sin que mediara un debate público porque el acento lo pusieron en otros temas– se dirigió contra la Rama Judicial, cuyos voceros tuvieron que opinar bajo el acoso del escándalo por las conductas de unos magistrados. ¿Habrá alguna reforma neoliberal que no haya coincidido con un ‘esfuerzo anti corrupción’, al tiempo en que las peores corruptelas son de la esencia de los negocios y las políticas neoliberales? El primer golpe mortal a la separación de los poderes residió en el reemplazo del Consejo Superior de la Judicatura –cuyas fallas pudieron solucionarse sin lesionar la independencia de la Justicia– por el Consejo de Gobierno Judicial, al que podrán asistir tres ministros y el director de Planeación y en el que tendrá un poder determinante el gerente de la Rama, en representación de la Casa de Nariño.

Y el proyecto de ley estatutaria de reforma a la Justicia que ordenó el acto legislativo –que le dio rango constitucional a la “eficiencia” en la Rama– completará la faena en contra de su independencia, dados los poderes que se le confieren al súper Gerente para inmiscuirse en la cantidad y calidad de los fallos de los jueces y amenazar su estabilidad laboral, entre otras medidas también calculadas contra la separación de los poderes (http://bit.ly/1MJgWzW). Es también horrible el Artículo 20, el cual, a nombre de una mayor cantidad de decisiones judiciales –la “eficiencia”–, establece una menor sustentación de los fallos de los jueces, atentando contra el debido proceso y las garantías ciudadanas (http://bit.ly/1S16B7d).

Coletilla. Mis votos en Bogotá: por Clara López a la Alcaldía y por Manuel Sarmiento al Concejo, joven de notables capacidades, quien fuera por seis años el jefe de mi oficina en el Senado (http://bit.ly/1S16KY2).