Exitosos lanzamientos de campaña en Barrios Unidos, San Cristóbal y Usme

Exitosos lanzamientos de campaña en Barrios Unidos, San Cristóbal y Usme

El concejal Manuel Sarmiento continúa sus recorridos por todo Bogotá, distribuyendo sus propuestas y acompañando los actos de campañas organizados por los equipos de voluntarios en todas las localidades y sus fórmulas a las Juntas Administradoras Locales. Este fin de semana el turno fue para Barrios Unidos, con Florenia López (Polo 83), Luis Rodríguez en San Cristóbal (Polo 85) y William Rodriguez en Usme (Polo 83).

En sus intervenciones, el concejal y candidato al Concejo con el número 3 en la lista del Polo, enfatizó en la necesidad de votar bien el próximo 27 de octubre y de seguir luchando por el derecho a la salud y a una movilidad digna, hoy vulnerados por los grandes negociantes que han sido favorecidos en la actual administración.

Lanzamiento de campaña de Luis Rodríguez en San Cristóbal, POLO 85 a la JAL.
Lanzamiento de campaña de William Rodríguez en la localidad de Usme, POLO 83 a la JAL.
Lanzamiento de campaña de Florenia López en Barrios Unidos, POLO 85 a la JAL.
La Secretaría de Hábitat debe tomar medidas para proteger los derechos de los compradores del proyecto Puerta del Rey

La Secretaría de Hábitat debe tomar medidas para proteger los derechos de los compradores del proyecto Puerta del Rey

Señor

GUILLERMO HERRERA CASTAÑO

Secretario Distrital de Hábitat

Calle 52 # 13 – 64

Bogotá

REF.: La Secretaría de Hábitat debe tomar medidas para proteger los derechos de los compradores del proyecto Puerta del Rey.

Atento saludo,

Más de 100 familias están gravemente afectadas por el reiterado incumplimiento de Agora Construcciones S.A. en la entrega de las viviendas de interés social que adquirieron en el proyecto Puerta del Rey ubicado en la localidad de Usme. Casi la totalidad de las personas afectadas pagaron la cuota inicial y firmaron promesas de compraventa en las que consta que las viviendas debían ser entregadas en el año 2017, pero actualmente el proyecto parece estar abandonado y nadie les responde.

El pasado domingo 26 de mayo visité el proyecto con un grupo de las personas afectadas y se pudo constatar el estado de abandono en el que se encuentra la obra. Las viviendas están deterioradas, sin puertas y ventanas, aparentemente sin conexión de servicios públicos y sin vías de acceso.

Según declaraciones de algunos afectados se ha visto la presencia de un reducido número de trabajadores, lo que no garantiza que las viviendas sean entregadas en junio de este año como fue el compromiso de la constructora en una diligencia de conciliación ante la Cámara de Comercio de Bogotá.

Dada la gravedad de la situación, en la que está en juego el patrimonio que con mucho esfuerzo han logrado obtener más de 100 familias de escasos recursos, en ejercicio de mi derecho fundamental de petición le solicito conformar una mesa de trabajo con los voceros de las familias afectadas e informarme qué medidas ha tomado o va a adoptar la Secretaría de Hábitat para proteger los derechos de las personas afectadas.

Agradezco su atención y pronta respuesta.

Cordialmente,


MANUEL SARMIENTO

C.C. 80.873.444

CONCEJAL DE BOGOTÁ

Es inaudito que el gobierno de Peñalosa actúe con tanta desidia frente a las necesidades de la comunidad de Tocaimita

Es inaudito que el gobierno de Peñalosa actúe con tanta desidia frente a las necesidades de la comunidad de Tocaimita

Doctor

JUAN MIGUEL DURAN

Secretario de Gobierno de Bogotá.

Calle 11 # 8 – 17

Bogotá D.C.

Ref.: Es inaudito que el gobierno de Peñalosa actúe con tanta desidia frente a las necesidades de la comunidad de Tocaimita, mientras es diligente para satisfacer los intereses de quienes le financiaron la campaña.

Como se lo manifesté en la sesión del Concejo del pasado 24 de feberero de 2019, es inaudito que el gobierno distrital no haya expedido el plan de acción para el acompañamiento y reasentamiento de cerca de 600 familias que viven en el asentamiento conocido como Tocaimita, localidad de Usme. La administración del alcalde Peñalosa se ha demorado más de 3 años en darle cumplimiento a los dispuesto en el Decreto 227 de 2015 que estableció las medidas que deben adoptarse para garantizarle a esta comunidad el derecho fundamental a la vivienda digna.

Tocamita es un asentamiento de origen informal en el que viven más de 600 familias de escasos recursos, la mayoría de ellas víctimas del desplazamiento forzado y obligadas a acudir al trabajo informal para suplir sus necesidades. Debido a su situación de pobreza, fueron engañados por organizaciones de “tierreros” y construyeron sus viviendas en terrenos que colindan y hacen parte del Parque Entrenubes. Ante esta dramática realidad, en el año 2015 se expidió el Decreto 227 que obligó a distintas entidades distritales a adoptar una serie de políticas para proteger los derechos de esta población vulnerable.

Aunque en el año 2016 se expidió el marco técnico, a la fecha el gobierno distrital no ha adoptado el plan de acción que exige el Decreto 227 y en el que se deben precisar las medidas que se van a implementar para cumplir con el reasentamiento de las más de 600 familias en viviendas dignas. Lo que sí ha hecho este gobierno es atropellar a la comunidad con arbitrariedades como el intento de quitarles el agua, injusticia que afortunadamente fue frenada gracias a un fallo de tutela. Es inaudito que el gobierno distrital actúe con tanta desidia frente a las necesidades de miles de personas pobres, negligencia que contrasta con la rapidez con la que atiende los intereses de grandes negociantes que le financiaron la campaña. Además, es por completo irresponsable que sus despachos no hayan actuado con prontitud cuando se sabe que muchas de las familias en Tocaimita viven zonas de alto riesgo no mitigable, quedando expuestas a un tragedia de grandes proporciones.

Por lo anterior, en ejercicio de mi derecho fundamental de petición, le solicito informarme por qué no se ha expedido el plan de acción en el caso de Tocaimita e informarme las medidas que se van a adoptar para salvaguardar los derechos de esta comunidad.

Cordialmente,

MANUEL JOSÉ SARMIENTO

Concejal de Bogotá


Barrio Tocaimita le gana batalla jurídica a Peñalosa

Barrio Tocaimita le gana batalla jurídica a Peñalosa

Cerca de mes y medio estuvo el barrio Tocaimita, de la localidad de Usme, sin agua. El Acueducto y la administración de Enrique Peñalosa decidieron, en un primero momento, recortar la presión del agua que surte a cientos de familias, para después suspender definitivamente el suministro, obligando a la comunidad a desplazarse por varios kilómetros en busca del recurso hídrico para satisfacer sus necesidades básicas. Las familias que componen este barrio son población vulnerable, desplazados por la violencia, madres cabeza de familia, niños y adultos mayores.

Después de varias reuniones, y acompañados por el equipo jurídico del concejal del Polo Democrático, Manuel Sarmiento, la comunidad presentó una tutela solicitando el restablecimiento del líquido vital. El Juzgado 51 Civil Municipal de Bogotá le dio la razón a la comunidad y ordenó al Acueducto el restablecimiento del suministro del agua potable. “Lo que le hizo Enrique Peñalosa a esta comunidad al cortarle el agua por más de un mes fue un crimen. La comunidad se organizó y la justicia les dio la razón, pero fueron muchos los sufrimientos por los que tuvieron atravesar”, señaló el concejal.

Por último, la comunidad anunció que continuarán exigiendo su derecho a una vivienda digna, además de señalar que se encuentran en estado de alerta ante la posibilidad de que la administración distrital ordene el desalojo del barrio en cualquier momento. Ante esta situación, el concejal de oposición señalo: “Como ya es conocido, el alcalde Peñalosa, en una actitud antidemocrática, desaloja ciudadanos de sus viviendas sin garantizar alternativas de vivienda digna en iguales o mejores condiciones, como ordena la ley. La comunidad de Tocaimita seguirá contando con mi respaldo irrestricto”

Debe restablecerse inmediatamente el suministro de agua potable a los habitantes de la comunidad de Tocaimita en la localidad de Usme

Debe restablecerse inmediatamente el suministro de agua potable a los habitantes de la comunidad de Tocaimita en la localidad de Usme

Doctora
MARÍA CAROLINA CASTILLO AGUILAR
Gerente
Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá EAB-ESP

Ref.: Debe restablecerse inmediatamente el suministro de agua potable a los habitantes de la comunidad de Tocaimita en la localidad de Usme

 

Desde el pasado 14 de junio los habitantes del barrio Tocaimita en la localidad de Usme no tienen suministro de agua potable debido a que la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá suspendió la conexión a la fuente hídrica de la que dependía su acceso a este recurso vital. Por este atropello la comunidad, conformada en su mayoría por víctimas del conflicto y población vulnerable, tuvo que recurrir a quebradas contaminadas y a la recolección de agua lluvia, poniendo en riesgo su salud e integridad.

Ante la falta de soluciones y el peligro en el que se encontraban, la comunidad se organizó y presentó una acción de tutela para exigir la garantía de sus derechos, proceso que culminó con un fallo a su favor. El pasado 17 de julio el Juzgado 51 Municipal de Bogotá le ordenó a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado reestablecer el suministro de agua potable a los habitantes afectados de la localidad de Usme, en una cantidad entre 50 y 100 litros de agua por persona por día, para asegurar la satisfacción de todas las necesidades de salud, según la OMS.

Solicito al Acueducto que se cumpla inmediatamente la orden del juzgado para garantizar el derecho fundamental al agua de los habitantes de Tocaimita. La sentencia señala que “la empresa tiene la obligación de adoptar medidas paliativas que aseguren el acceso mínimo al servicio de agua potable, para lo cual tienen diversas alternativas como instalar pilas provisionales de agua potable, o realizarlo, usando carro tanques, u otras medidas para llegar al punto de acopio del mínimo vital”.

Agradezco su atención y pronta respuesta.

Cordialmente,

MANUEL SARMIENTO

CONCEJAL DE BOGOTÁ

“Peñalosa menosprecia a la comunidad y miente sobre relleno Doña Juana”: concejal Manuel Sarmiento

“Peñalosa menosprecia a la comunidad y miente sobre relleno Doña Juana”: concejal Manuel Sarmiento

El concejal Manuel Sarmiento aportó pruebas que desmienten las afirmaciones hechas por el alcalde Enrique Peñalosa en la Cámara de Representantes según las cuales no hay evidencia científica ni epidemiológica de que el relleno sanitario Doña Juana cause daños a la salud de las comunidades aledañas. Con fundamento en el estudio “Evaluación del impacto del relleno sanitario Doña Juana en la salud de grupos poblacionales en su área de influencia”, el concejal del Polo demostró que sí existen estudios epidemiológicos que muestran efectos negativos en la salud, sobre todo de niños y adultos mayores, por cuenta de la existencia del relleno.

“Se evidenció que los niños que viven en las comunidades cercanas al RSDJ, cuando se comparan con otros que residen en un área distante o zona control: 1) presentaron valores más bajos en todos sus índices de peso y talla y un deterioro en la velocidad de crecimiento en términos del peso para la talla; 2) presentan con mayor frecuencia síntomas de tipo irritativo (…) Los adultos mayores de 50 años que viven cerca del RSDJ al ser comparados con los de la zona control tuvieron: 1) más síntomas respiratorios, y episodios clínicos de enfermedad pulmonar más severos y crónicos; 2) menor flujo espiratorio pico y una tendencia a disminuir su función pulmonar; 3) deterioro de su calidad de vida en lo concerniente a sus funciones físicas.” señala el estudio citado por el cabildante.

Sarmiento rechazó además las intenciones declaradas por el alcalde Enrique Peñalosa de adquirir predios para de ampliar el relleno sanitario Doña Juana, incluso por la fuerza, en inmediaciones de las veredas Mochuelo Alto y Bajo de la localidad de Ciudad Bolívar. “Peñalosa recurre de nuevo a la mentira para justificar su intención de extender indefinidamente el negociado de Doña Juana  y en vez de atender los justos reclamos de la comunidad, le envía el ESMAD a los campesinos y los amenaza con expropiarlos. Este es definitivamente un gobierno que menosprecia a la comunidad”, afirmó.

El concejal del Polo calificó como un absurdo que, ante las indignas condiciones que padecen las comunidades de las localidades de Usme y Ciudad Bolívar por la pésima operación de Doña Juana, la solución del alcalde Peñalosa sea aumentar la tarifa y extender la vida útil del relleno por 50 años más. “Es inaudito que Peñalosa siga siendo duro con la gente y complaciente con los poderosos, ignorando la recomendación de la Universidad Nacional de implementar alternativas tecnológicas de aprovechamiento como los procesos térmicos, que según este centro de estudios son más recomendados para Bogotá, tienen menor impacto ambiental y afectan menos a la población”.

Que el alcalde Peñalosa atienda los justos reclamos de la comunidad vecina del relleno sanitario doña Juana.

Que el alcalde Peñalosa atienda los justos reclamos de la comunidad vecina del relleno sanitario doña Juana.

El concejal Manuel Sarmiento respaldó la justa protesta de los habitantes de Mochuelo Alto y Bajo, aledaño al relleno sanitario Doña Juana, y declaró que “ante las indignas condiciones que padecen las comunidades de las localidades de Usme y Ciudad Bolívar, estas han decidido movilizarse exigiendo un cambio definitivo en la tecnología de disposición final de residuos y la no ampliación del relleno.  Es una protesta más que justa que la administración de Enrique Peñalosa debe resolver reemplazando la tecnología obsoleta que hoy funciona en Doña Juana”.

Sarmiento señaló que “los justos reclamos de la ciudadanía deben ser respondidos con diálogo y concertación con las entidades del Distrito, y no con represión del ESMAD ni militarizando la zona, que es lo que denuncian los vecinos de Mochuelo”.

Los graves daños que Doña Juana genera a la comunidad continuarán si persiste la actitud alcahueta que Enrique Peñalosa con el operador CGR y serán mucho peores si se implementa la pésima decisión de ampliar el área del relleno y mantenerlo en operación por 30 años más (https://goo.gl/DJPZDW).

Intervención del concejal Manuel Sarmiento en el Concejo de Bogotá sobre esta problemática en el relleno doña Juana.

 

 

[Carta a Secretaria de Hábitat] La continuidad en la política de reasentamientos para poblaciones en zonas de riesgo se está constituyendo en una de desplazamiento forzado y en beneficio de terceros en varios casos.

[Carta a Secretaria de Hábitat] La continuidad en la política de reasentamientos para poblaciones en zonas de riesgo se está constituyendo en una de desplazamiento forzado y en beneficio de terceros en varios casos.

Doctora

MARÍA CAROLINA CASTILLO

Secretaria de Hábitat y Territorio- Bogotá.

Ciudad

 

Ref.:   La continuidad en la política de reasentamientos para poblaciones en zonas de riesgo se está constituyendo en una de desplazamiento forzado y en beneficio de terceros en varios casos.   

 

Cordial saludo,

El pasado 6 de mayo el Director del Idiger me respondió un derecho de petición en el cual afirma que la actual administración va a darle continuidad a la política de reasentamiento de los hogares que se encuentran en zonas de alto riesgo.

Con esa determinación parece que la administración de Enrique Peñalosa desconociera que si bien los orígenes de estos barrios es la informalidad, la mayoría fueron ya legalizados o se encuentran en proceso de legalización por parte de la administración distrital. Además, las medidas que se han aplicado en los gobiernos de Bogotá en los últimos años no les garantizan a las familias afectadas una reubicación en iguales o mejores condiciones habitacionales, pues todo consiste en ofrecerles un arriendo transitorio en tanto les es asignada una vivienda que no se ajusta a sus necesidades.

Actualmente, según el Decreto 255 de 2013, la administración les ofrece a las familias, en primer lugar, el Valor Único de Reconocimiento (VUR) que equivale a 50 salarios mínimos, valor que no es suficiente para que éstas puedan acceder una vivienda digna en Bogotá. En algunos casos, las familias también pueden acceder a al Subsidio Distrital de Vivienda en Especie, sin embargo, las viviendas de interés prioritario a las que pueden acceder por este subsidio no responden a las necesidades de las familias que van a ser reubicadas, las cuales cuentan con un amplio número de miembros y basan su subsistencia en la explotación comercial de su vivienda.

Un buen ejemplo es el del barrio El Codito de la localidad de Usaquén, donde cuantiosos grupos de ciudadanos han preferido quedar expuestos a los deslizamientos e inundaciones, en lugar de trasladarse a otras zonas de la ciudad. El riesgo aumenta porque, así las cosas, el Distrito insiste en negarse a construir las obras de amortiguamiento aduciendo que no es mitigable.

Vale recordar que la declaratoria de alto riesgo no mitigable depende, entre otros factores, de los costos de las obras de mitigación que solamente se descartan en caso de ser superiores a los de la reubicación. Este criterio legal se viene quebrantando, en la mayoría de los casos, al promoverse reasentamientos a viviendas con peores condiciones habitacionales.

Y mientras bajo esas políticas se está en el proceso de expulsión que puede llegar a cerca de 8 mil hogares bogotanos, en barrios como Nueva Delhi -de la localidad de San Cristóbal- y La Fiscala –en la localidad de Usme- se están entregando licencias de construcción en zonas aledañas a las declaradas en alto riesgo no mitigable, bajo el argumento de que las constructoras sí tienen el músculo financiero para realizar las obras de mitigación que el Distrito se rehúsa a ejecutar. El resultado final es una discriminación contra los ciudadanos de escasos recursos y es una forma abierta de desplazamiento forzoso en beneficio de terceros. El Distrito debe tener en cuenta que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ya llevó a cabo una Audiencia Pública sobre derechos humanos y procesos reasentamiento en Colombia en el 154 Período de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la cual la CIDH expresó su preocupación por la forma cómo se están llevando a cabo los reasentamientos por parte de las administraciones locales en el país.

Es inaudito que la administración de Enrique Peñalosa pretenda continuar con una política que, a la vez que pone en peligro la vida e integridad de los ciudadanos que residen en zonas de alto riesgo, máxime cuando los expertos han advertido que se aproxima una temporada con altas probabilidades de ocurrencia de Fenómeno de La Niña, va abriendo camino alternativo a negociantes de la construcción.

Por las razones anteriores, le solicito me informe qué medidas se van a tomar para proteger los derechos de estas personas y qué cambios van a realizar a la política de reasentamiento, advirtiendo que se está configurando así un estado de cosas inconstitucional y violatorio de un derecho humano fundamental como el de una vivienda digna, frente a lo cual me veré en obligación de recurrir a las acciones judiciales atinentes en estos casos en el orden nacional e internacional de ser necesario.

 

MANUEL SARMIENTO

Concejal de Bogotá

Polo Democrático Alternativo